La simpleza bien ejecutada es diversión asegurada.

A pesar de que pudiera parecer lo más simple del mundo y pudiera echar para atrás su aspecto visual excesivamente simple, Inversus Deluxe ofrece tantísimo entretenimiento que en ningún momento nos hace preocuparnos por sus gráficos. ¿Que no os lo creéis? Seguid leyendo.

Simple por un lado…

Si nos quedásemos sólo con su aspecto visual, la verdad es que la nota de Inversus Deluxe sería bastante floja, pero la historia de videojuego nos lleva décadas demostrando que no se puede juzgar a un juego por su aspecto. Hay que ver más allá y cuando nos sumergimos en este título descubrimos que tras unas partidas ya no podemos soltar el mando.

Gráficamente se trata de escenarios fijos compuestos por cuadrados unidos que componen la zona de movimiento, podría parecer que cada cuadrado es una casilla, pero podemos movernos en la dirección deseada, eso sí, siempre dentro de los límites.

La simpleza, insisto, podría echar bastante para atrás. Simpleza, aplicada a propósito, claro. Todo en Inversus Deluxe es muy minimalista, empezando por los menús. Todo es muy simple, pero bastante complejo a su vez.

Los escenarios son bastante variados, aunque todos están compuestos de similar manera, el juego, va de cuadrados, por si no ha quedado suficientemente claro. Los personajes, también son cuadrados, vaya, ¡qué casualidad! Y, ¡oh sorpresa!, estamos ante un título de acción. Sí, en efecto, se trata de un título de acción. Nuestro personaje, que es un cuadrado, lo controlaremos mediante el stick izquierdo y podrá disparar en las cuatro direcciones mediante los botones A, B, X e Y, cada uno de ellos realizará un disparo en una dirección, derecha, abajo, arriba e izquierda, respectivamente. Nada de disparos diagonales ni en 30 ni 60 grados, a pesar de que los personajes sí se pueden mover libremente. Además tendremos la posibilidad de cargar el disparo y hacer que de este modo abarque tres líneas de ancho.

… Completo por el otro

El objetivo es eliminar a los enemigos, eso es muy obvio, pero el juego cuenta con varios modos de juego. Modo local, online con cualquiera y online con amigos. En en primero, podremos elegir entre modo enfrentamiento, que consiste en partidas 1vs1 o 2vs2 al mejor de tres partidas donde un tiro te elimina o modo arcade donde irán apareciendo oleadas de enemigos y nuestro objetivo es obtener la mejor puntuación posible. Además los puntos obtenidos nos harán subir de nivel y desbloquear opciones de configuración para el juego y nuevos escenarios para el modo arcade.

Sin embargo eliminar a los enemigos no lo es todo. Los enemigos, pese a no poder disparar se moverán hacia nosotros, algunos más rápido que otros y rellenarán cada cuadrado por el que pasen de otro color. Ese cuadrado rellenado de otro color supondrá un obstáculo para nosotros, no podremos movernos a través de él a menos que lo volvamos del color original disparándole. Al comienzo de los escenarios ya habrá un número de cuadrados de un color y otro limitando así nuestra zona de movimiento al comenzar la fase. Además al eliminar a un enemigo, este dejará un potenciador, a veces al eliminar a varios a la vez caerán más de uno, que nos permitirá realizar un disparo más veloz.

En cuanto al modo online, podemos jugarlo a uno o dos jugadores, tanto en la opción con cualquiera como en la opción con amigos. La verdad, las partidas que jugué costaba bastante encontrar rival y todas fueron 1vs1 en modo enfrentamiento, al menos la conexión fue sin problemas.

Entre las opciones de configuración que iremos desbloqueando gracias a subir de nivel en el modo arcade se encuentra la paleta de colores del juego. Como se puede ver en las fotos, hay varias configuraciones posibles, estas cambiarán el color de los aliados, de los enemigos o de los cuadrados. Además también podremos activar que nuestro personaje deje un rastro al moverse o incluso elegir los saludos para el modo online.

Divertido por los dos

Inversus Deluxe nos ofrece partidas rápidas y directas, de esas que echamos de menos en muchos juegos. Se trata de un título para ratos en los que tenemos algo de tiempo para jugar, pero no el suficiente como para poder dedicárselo a un título mayor y más completo. Un juego directo y bastante variado.

Es cierto que su contenido no es muy extenso y tiene pocos modos de juego, pero aun así siempre puede picarnos para mejorar la puntuación de alguna fase y os aseguro que no se trata de un título nada fácil.

Comentarios