Seguir
Portada » Análisis » Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión

Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión

Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión es una aventura con el envoltorio de un juego de rol. Se trata de una nueva aventura de nuestros héroes favoritos, Jake y Flinn, en su último videojuego para Nintendo Switch.

Héroes en apuros

En Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión el mundo de Ooo se ha inundado completamente debido a que se han derretido todos los bloques de hielo del reino el hielo y nadie sabe por qué. Nuestros héroes tienen que resolver el misterio y restablecer el orden en este cotidiano caos.

En Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión surcamos mares, saltamos, destrozamos cosas, peleamos contra enemigos y exploramos el mundo de Ooo pasado por agua.

Pasados por agua

Nos adentramos en la mar navegando con nuestro barco. La navegación de Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión recuerda a la de The Legend of Zelda: The Wind Waker pero no consigue transmitir las mismas sensaciones. Esto se debe a que la exploración está delimitada pues nuestro camino siempre va a estar marcado y guiado por muros el escenario. Aun así navegar no llega a cansar pues en nuestro periplo podemos recoger objetos flotantes, disparar con nuestro cañón contra enemigos marinos y obstáculos o disfrutar con las desternillantes canciones que cantan nuestros personajes para ser más ameno el camino.

En el transcurso de la aventura nos encontramos con personajes que tienen información fundamental para desentrañar el misterio de la inundación, pero que por alguna razón no quieren soltar prenda. Es el momento en donde nuestros héroes, Jake y Flinn, comienzan con su interrogatorio. Estos momentos se basan en una ruleta en el que aparecen cuatro casillas: dos con la cara de Flinn y dos casillas con la cara e Jake, en unas enfadados y en otras en plan jovial. Nuestra misión es jugar al poli bueno y al poli bueno, teniendo en cuenta el estado de ánimo de nuestro sujeto.

No sin mi espada

Los combates por turnos son una parte fundamental de la jugabilidad de Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión. Los combates suceden de manera sencilla, pues se basan en atacar con todo lo que tengamos y aguantar los golpes. Contamos con un comando para defendernos, para usar objetos, para huir de los combates, otro para atacar y el de ataque especial. Cada personaje cuenta con 3 ataques especiales diferentes, los cuales cuentan a su vez con tres variantes de potencia. Estos ataques especiales dependen de una barra que se gasta según los usemos y se recarga poco a poco con cada turno.

Aun así, al subir los parámetros de nuestros protagonistas, se producen ciertos desequilibrios. Con dinero que conseguimos de ganar combates y de destruir entornos de los escenarios, así como de cofres que abrimos con las habilidades de los personajes, podemos subir los parámetros de vida, ataque, defensa, etc. Esto es fundamental hacerlo constantemente para que no nos den una paliza combate tras combate. De hecho, es la base para ganar los combates.

Por el contrario, al hacer esto se da la vuelta la tortilla. Los enemigos no suponen ninguna dificultad y los combates reducen su dificultad excesivamente. También los ataques especiales reducen su eficacia ya que los ataques normales acaban siendo más poderosos. Como veis los combates suceden de manera sencilla y con poco que estemos pendientes de nuestros personajes se superan sin problema.

Bonito pero desastroso

Gráficamente Hora de Aventuras es un acierto. Con un  Cell Shading que imita a la perfección el estilo de dibujos animados y con la paleta viva en colores, consigue ser un reflejo fiel de la serie televisiva. Por contra, los escenarios se sientes muy vacíos. En lo sonoro es juego es pura alegría, con melodías animadas, canciones disparatadas y las voces de todos los personajes de la serie. Eso sí, solo en inglés. Nosotros contamos con subtítulos en nuestro idioma pero solo en las cinemáticas, haciéndonos perder el sentido de muchas canciones y conversaciones que suceden en medio del juego.

Pero nada de esto se llega a disfrutar como debe ser por los siguientes motivos: los continuas e interminables tiempos de carga, las congelaciones momentáneas de pantalla, errores en los textos, fallos gráficos, errores que te sacan del juego y te hacen perder la última partida, o secuencias que no saltan impidiendo continuar en la historia obligándonos a reiniciar el juego.

Con todos estos fallos es difícil no frustrarnos jugando a Hora de Aventuras: Piratas del Enchiridión, por lo que se lleva un suspenso. En caso de que no tuviéramos que sufrir estos errores podría ser un juego entretenido para los seguidores de la serie, o el público infantil, e incluso acercarse al notable.

Nota Revogamers

Navega por el país de Ooo con tus héroes favoritos.

4.5

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 3 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.