Seguir
Portada » Análisis » Hello Neighbor

Hello Neighbor

Es por todos conocido que Nintendo Switch se está convirtiendo en una consola donde no sólo los grandes juegos triunfan, sino también los indies. En este panorama hay muchos ports que merecen más la pena por su portabilidad. Hoy os traemos un análisis de otro de esos juegos que vieron luz y aprovechan el tirón para sacar la versión portátil. Hoy toca un juego del que muchos youtubers se hicieron eco en su versión de PC, es Hello Neighbor, o lo que es lo mismo, un juego en el que nos tenemos que colar en casa del vecino y ver qué hay dentro.

En el universo cinematográfico ya hemos conocido la premisa del vecino siniestro y sus actividades sospechosas tras una barrera, que no es otra que la puerta de la casa. Sin embargo, resulta cuanto menos curioso que en una industria como la de los videojuegos no hayamos tenido exponentes claros. Hello Neighbor busca dar la vuelta a esa tendencia con un juego que se basa por momentos en esta premisa, pero se queda corto en muchos sentidos.

Hello Neighbor, el juego en que tenemos que  colarnos en casa del vecino

En Hello Neighbor nos pondremos en la piel de un curioso niño que vive en una especie de suburbio estadounidense. Todo comienza cuando nuestro pequeño amigo observa cómo su extraño vecino tiene un comportamiento bastante sospechoso. En su casa se oyen gritos espeluznantes, hay demasiadas puertas cerradas, un coche accidentado y en el ambiente se puede oler que algo no va bien.

Nuestra aventurilla comienza fuera de la casa del vecino, con una escena que nos muestra dónde está guardada la llave de su sótano, permitiéndonos así hacer la primera incursión hacia su hogar. Dependerá de nosotros encontrar la manera de ir avanzando y llegar al fondo del misterio que tanta curiosidad nos causa al comienzo.

Así pues, no es descabellado afirmar que Hello Neighbor ofrece una curiosa mezcla de géneros y componentes. En el fondo, es un juego de sigilo en primera persona, en el que tenemos que explorar la propiedad del Sr. Peterson sin alertarlo de nuestra presencia. Sin embargo, también tiene un cierto sentido de las aventuras de PC de los años 80 y 90, junto con algunos componentes de un juego puramente de puzzles. Debemos averiguar cómo llegar a donde queremos ir utilizando únicamente los objetos que encontremos en los alrededores de la propiedad del señor Peterson.

Hay muchas posibilidades en el entorno

El apilamiento de cajas, el encender o apagar ciertos interruptores, encontrarnos objetos que tienen un peso y un uso especial en la aventura o la localización de las llaves son algunos de los elementos que sientan las bases de este juego tan peculiar. En el caso de que alertemos, sin querer, al señor Peterson de nuestra presencia mientras nos deslizamos por los rincones de su casa, será su único objetivo echarnos de allí, nos perseguirá incansablemente. Podemos intentar escapar rompiendo ventanas, usando atajos o tirándole lo que tengamos más a mano. Podemos de verdad retrasarlo arrojándole objetos o poniendo obstáculos entre él y nosotros, pero nuestro objetivo debería salir lo más rápidamente posible de allí.

La primera vez que somos descubiertos y perseguidos se convertirá en una situación completamente tensa y dramática, acompañada de una buena música que no hace sino acentuar la escena, consigue una situación realmente traumática, pero que deja con ganas de volver a entrar. Cuando finalmente somos capturados por nuestro querido vecino psicópata, nos dejará justo en el exterior de su casa, pero nos habrá robado los objetos que llevásemos en ese momento. Después de sufrir esta situación unas cuantas veces, se hace más ameno y pierde gran parte del encanto inicial.

Lo peor sin duda es una sensación de frustración e irritación por una mecánica que tendría que ser el rey de la fiesta y se hace tediosa. Da igual que nos atrape o seamos capaces de evadir al señor Peterson, el resultado es más o menos el mismo. No hay un HUD que nos alerte o nos ayude de alguna manera, algo que podría ser bueno para tensar más la situación pero que a la larga se hace necesario. De lo mejor del personaje del vecino es su mirada de águila que es capaz de vernos a bastante distancia y cuyo aspecto aterra, pero por el contrario sus movimientos y si forma de moverse es bastante mala, la IA deja bastante que desear.

Frustración y tedio por las mecánicas y la IA

Esta sensación de frustración se acentúa incluso más con la mala interacción de los controles y las físicas. Como ya he dicho más arriba, podemos coger objetos del escenario y arrojarlos a cierta distancia o usarlos en ciertas situaciones, pero es todo muy impreciso. Lo que tengamos en mente puede o no funcionar a la primera, incluso puede no funcionar nunca.

También es irritante la poca orientación que ofrece un título de estas características a una persona que acaba de encender el juego por primera vez. Yo estoy de acuerdo en quejuegos que nos permiten experimentar con muchas posibilidades como Minecraft o algunos más intuitivitos como Fortnite Battle Royale dejen las pruebas a la imaginación e inteligencia del jugador, evitando llevarnos de la mano, pero Hello Neighbor nos deja sueltos en su mundo y ofrece pocas pistas sobre cómo avanzar o preceder. Si sus mecánicas fueran más sólidas y con la capacidad de que el jugador tomara el control, entonces podríamos justificar un enfoque más experimental de “prueba todo lo que se te ocurra”. Pero cuando fracasamos por décima vez consecutiva en hacer unas simples escaleras o apilar algo para subirnos encima o no saber qué hacer en un momento dado y ser descubiertos infraganti, es muy fácil suponer que es el jugador el que está haciendo las cosas mal.

Sin embargo, no todo es malo, hay momentos de verdadero suspense e incluso horror en Hello Neighbor y la historia evoluciona y da giros de maneras realmente inesperadas. Sin embargo, la falta de consecuencias por ser atrapados, más allá de perder lo que llevemos en el bolsillo (que son hasta 4 objetos) parece estar en contra de los intentos del juego de desarrollar una narrativa de peso.

Los coloridos gráficos, que se asemejan mucho al estilo de películas Pixar, del que hace alarde Hello Neighbor tampoco se prestan a acentuar el tema tan oscuro que se quiere tratar; pero su apartado gráfico es de lo mejor del juego, a pesar de que no vaya mucho con la temática. Es un juego que se siente bastante diferente de cualquier otra cosa, pero también bastante confuso.

Conclusión

En definitiva, Hello Neighbor es un juego cuyas posibilidades están muy desordenadas y dejan al jugador “desnudo” frente a muchas situaciones. A sus diversos componentes les falta terminar de cocinarse y unirse para hacer que todo funcione muy bien.  El intento de Hello Neighbor de hacer algo nuevo con un concepto cinematográfico clásico es digno de elogio, pero la ejecución no lo es tanto. Una gran oportunidad perdida, pero aun así un juego muy disfrutable si sabemos dejar pasar muchas cosas y nos gustan los géneros de sigilo y puzzles.

Nota Revogamers

Es por todos conocido que Nintendo Switch se está convirtiendo en una consola donde no sólo los grandes juegos triunfan, sino también los indies. En este panorama hay muchos ports que merecen más la pena por su portabilidad. Hoy os traemos un análisis de otro de esos juegos que vieron luz y aprovechan el tirón para sacar la versión portátil. Hoy toca un juego del que muchos youtubers se hicieron eco en su versión de PC, es Hello Neighbor, o lo que es lo mismo, un juego en el que nos tenemos que colar en casa del vecino y ver qué hay dentro. En el universo cinematográfico ya hemos conocido la premisa del vecino siniestro y sus actividades sospechosas tras una barrera, que no es otra que la puerta de la casa. Sin embargo, resulta cuanto menos curioso que en una industria como la de los videojuegos no hayamos tenido exponentes claros. Hello Neighbor busca dar la vuelta a esa tendencia con un juego que se basa por momentos en esta premisa, pero se queda corto en muchos sentidos. Hello Neighbor, el juego en que tenemos que  colarnos en casa del vecino En Hello Neighbor nos pondremos en la piel de un curioso niño que vive en una especie de suburbio estadounidense. Todo comienza cuando nuestro pequeño amigo observa cómo su extraño vecino tiene un comportamiento bastante sospechoso. En su casa se oyen gritos espeluznantes, hay demasiadas puertas cerradas, un coche accidentado y en el ambiente se puede oler que algo no va bien. Nuestra aventurilla comienza fuera de la casa del vecino, con una escena que nos muestra dónde está guardada la llave de su sótano, permitiéndonos así hacer la primera incursión hacia su hogar. Dependerá de nosotros encontrar la manera de ir avanzando y llegar al fondo del misterio que tanta curiosidad nos causa al comienzo. Así pues, no es descabellado afirmar que Hello Neighbor ofrece una curiosa mezcla de géneros y componentes. En el fondo, es un juego de sigilo en primera persona, en el que tenemos que explorar la propiedad del Sr. Peterson sin alertarlo de nuestra presencia. Sin embargo, también tiene un cierto sentido de las aventuras de PC de los años 80 y 90, junto con algunos componentes de un juego puramente de puzzles. Debemos averiguar cómo llegar a donde queremos ir utilizando únicamente los objetos que encontremos en los alrededores de la propiedad del señor Peterson. Hay muchas posibilidades en el entorno El apilamiento de cajas, el encender o apagar ciertos interruptores, encontrarnos objetos que tienen un peso y un uso especial en la aventura o la localización de las llaves son algunos de los elementos que sientan las bases de este juego tan peculiar. En el caso de que alertemos, sin querer, al señor Peterson de nuestra presencia mientras nos deslizamos por los rincones de su casa, será su único objetivo echarnos de allí, nos perseguirá incansablemente. Podemos intentar escapar rompiendo ventanas, usando atajos o tirándole lo que tengamos más a mano. Podemos de verdad retrasarlo arrojándole objetos o poniendo obstáculos entre él y nosotros, pero nuestro objetivo debería salir lo más rápidamente posible de allí. La primera vez que somos descubiertos y perseguidos se convertirá en una situación completamente tensa y dramática, acompañada de una buena música que no hace sino acentuar la escena, consigue una situación realmente traumática, pero que deja con ganas de volver a entrar. Cuando finalmente somos capturados por nuestro querido vecino psicópata, nos dejará justo en el exterior de su casa, pero nos habrá robado los objetos que llevásemos en ese momento. Después de sufrir esta situación unas cuantas veces, se hace más ameno y pierde gran parte del encanto inicial. Lo peor sin duda es una sensación de frustración e irritación por una mecánica que tendría que ser el rey de la fiesta y se hace tediosa. Da igual que nos atrape o seamos capaces de evadir al señor Peterson, el resultado es más o menos el mismo. No hay un HUD que nos alerte o nos ayude de alguna manera, algo que podría ser bueno para tensar más la situación pero que a la larga se hace necesario. De lo mejor del personaje del vecino es su mirada de águila que es capaz de vernos a bastante distancia y cuyo aspecto aterra, pero por el contrario sus movimientos y si forma de moverse es bastante mala, la IA deja bastante que desear. Frustración y tedio por las mecánicas y la IA Esta sensación de frustración se acentúa incluso más con la mala interacción de los controles y las físicas. Como ya he dicho más arriba, podemos coger objetos del escenario y arrojarlos a cierta distancia o usarlos en ciertas situaciones, pero es todo muy impreciso. Lo que tengamos en mente puede o no funcionar a la primera, incluso puede no funcionar nunca. También es irritante la poca orientación que ofrece un título de estas características a una persona que acaba de encender el juego por primera vez. Yo estoy de acuerdo en quejuegos que nos permiten experimentar con muchas posibilidades como Minecraft o algunos más intuitivitos como Fortnite Battle Royale dejen las pruebas a la imaginación e inteligencia del jugador, evitando llevarnos de la mano, pero Hello Neighbor nos deja sueltos en su mundo y ofrece pocas pistas sobre cómo avanzar o preceder. Si sus mecánicas fueran más sólidas y con la capacidad de que el jugador tomara el control, entonces podríamos justificar un enfoque más experimental de “prueba todo lo que se te ocurra”. Pero cuando fracasamos por décima vez consecutiva en hacer unas simples escaleras o apilar algo para subirnos encima o no saber qué hacer en un momento dado y ser descubiertos infraganti, es muy fácil suponer que es el jugador el que está haciendo las cosas mal. Sin embargo, no todo es malo, hay momentos de verdadero suspense e incluso horror en Hello Neighbor y la historia evoluciona y da giros de maneras realmente inesperadas. Sin embargo, la falta de consecuencias por ser atrapados, más allá de perder lo que llevemos en el bolsillo (que son hasta 4 objetos) parece estar en contra de los intentos del juego de desarrollar una narrativa de peso. Los coloridos gráficos, que se asemejan mucho al estilo de películas Pixar, del que hace alarde Hello Neighbor tampoco se prestan a acentuar el tema tan oscuro que se quiere tratar; pero su apartado gráfico es de lo mejor del juego, a pesar de que no vaya mucho con la temática. Es un juego que se siente bastante diferente de cualquier otra cosa, pero también bastante confuso. Conclusión En definitiva, Hello Neighbor es un juego cuyas posibilidades están muy desordenadas y dejan al jugador “desnudo” frente a muchas situaciones. A sus diversos componentes les falta terminar de cocinarse y unirse para hacer que todo funcione muy bien.  El intento de Hello Neighbor de hacer algo nuevo con un concepto cinematográfico clásico es digno de elogio, pero la ejecución no lo es tanto. Una gran oportunidad perdida, pero aun así un juego muy disfrutable si sabemos dejar pasar muchas cosas y nos gustan los géneros de sigilo y puzzles.

5

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  David Gómez hace 3 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.