Bienvenidos a los años 90 más casposos de la historia de los videojuegos.

Epic Loon es un juego cooperativo ambientado en un mundo de VHS, de mitad de los 90. En él encarnamos a unos ¿alienígenas? que se han metido en el aparato reproductor de vídeo de un friki de esos que van en albornoz y comen doritos todo el día viendo películas de clase Z. Nuestro anfitrión quiere aniquilarnos usando películas de monstruos y nuestro objetivo es la supervivencia.

Simplicidad noventera

Epic Loon se puede manejar solo con una mano. Básicamente, manejamos a una especie de alienígena y tenemos que ir avanzando por la película que hayamos elegido de las cuatro disponibles (Jurassic Land, Nosferátula, \lie|\ y Grojira) mientras nuestro anfitrión el friki que nos quiere matar nos va contando el argumento de la película.

Para avanzar por los niveles nos colamos por unas rendijas blancas. Tenemos que evitar a toda costa las cosas rojas, porque nos destruyen y disponemos de dos movimientos para lograrlo. Transformarnos en una especie de catapulta pegadiza y saltar. La catapulta pegadiza tiene una bola arriba y, cuando pulsamos el botón de salto, salimos despedidos en la dirección de la bola. Si saltamos sin transformarnos, damos una especie de paso hacia adelante. Además, podemos destransformarnos en cualquier momento para modificar las trayectoria, acceder a espacios justo debajo, subir esquinas, etc.

Para superar los niveles no basta con manejar a nuestro personaje, también tenemos que aprovechar la física de los elementos en pantalla y no estorbarnos con nuestros aliados. Y, con esto, ya tenemos un resumen de todo lo que es Epic Loon a nivel jugable. Su mayor problema es que la cámara se aleja cuanto más separados están los jugadores (siempre hay cuatro en pantalla, juegues solo o con amigos) y a veces se hace difícil discernir a los personajes del escenario.

Una ambientación curiosa

Macrales Studio, el estudio desarrollador, se ha currado la ambientación. Es similar a Kung Fury y a todo lo relacionado con el recuerdo que tenemos de los finales de los 80. La pantalla simula ser una televisión de tubo e incluso podemos ver el reflejo del friki comiendo palomitas mientras observa como nos matamos en el nivel. Además, escuchamos sus comentarios, todo en inglés, por lo que algunos no le podréis pillar la gracia.

Si es que tiene alguna gracia, porque la chispa se le acaba a los 5 segudos de acabar la introducción (que es lo mejor del juego con diferencia, una especie de cortometraje bastante curioso).

Epic Loon, mejor deja tus VHS tranquilos…

Epic Loon puede llegar a ser divertido si te gusta mucho la cultura pop de principios de los 90. Esa diversión puede llegar a durar cinco minutos o quizá 10 si juegas solo. Si juegas en compañía, pues es como ver una película de Ed Wood. Te ríes de lo malo que es el juego. Si queréis invertir vuestro dinero en un juego malo (y que sabe que es malo) pero MUY friki, adelante. Epic Loon es el Plan 9 from outer Space de Nintendo Switch.

Comentarios