Disfruta en la consola virtual de New Nintendo 3DS de la segunda entrega de la saga de RPGs más famosa hecha por Capcom.

SNES fue el hogar de lo que todavía son considerados por muchos como las mejores experiencias RPG jamás producidas. Hay toda una lista de grandes títulos, y Breath of Fire II, por desgracia, no aparecen en ella. En su momento se vio eclipsado por esta gran cantidad de títulos. Sin embargo, ahora tenemos la posibilidad de darle otra oportunidad en nuestras New Nintendo 3DS, además hace tiempo también salió para Wii U.

Este juego es uno de esos que puedes poner de ejemplo de cómo se sacaba el mayor partido de los 16 bits dentro del género. Tenemos una gran misión para cumplir en un gran mundo que veremos con una cámara cenital, hay personajes peculiares y momentos desconcertantes, batallas por turnos y momentos donde la narrativa sorprende de sobremanera.

Una gran narrativa en el gran mundo de Breath of Fire II

El punto fuerte de Breath of Fire II es su apartado narrativo, ya que ofrece una narrativa general bastante inteligente y una serie de pequeños toques de humor que nos hacen esbozar una sonrisa. Hay que puntualizar también que el juego es la versión americana y por tanto no está localizado al castellano. A parte de esto último, algo que el juego no ha solucionado con los años son algunos problemas de lenguaje y traducción del japonés, pero nada que empañe la experiencia de juego.

Aparte de lo dicho anteriormente, Breath of Fire II a menudo pasa de ser accesible a confuso en medidas iguales. Accesible es que el juego te permita progresar de manera que no te pierdas, que sepas a donde ir y puedas combatir con una dificultad moderada. El juego, además, trae consigo un excelente y muy profundo sistema de equipos y objetos. También hay que elogiar lo intuitivo que resulta el sistema de equipos y estrategias en combates difíciles.

Todo un desafío

Es una experiencia desafiante, con momentos realmente difíciles, aunque ocasionalmente pueden parecer innecesariamente crueles. Es cierto que en un juego tan desafiante y, a veces, confuso pueda parecer fácil perderse, pero al final siempre hay un camino que recorrer. Los personajes dejarán pistas de las que quizás, a primera vista, no nos demos cuenta de que lo son, puesto que algunas son indirectas, pero ahí están.

De igual manera que lo dicho anteriormente, vagar por el mundo porque nos hemos perdido no siempre es una buena idea, puede acabar siendo mortal puesto que hay algunos enemigos realmente fuertes que pueden aguardar en cualquier lugar. Es por ello que, de vez en cuando, dejemos algún tiempo para dedicárselo a subir de nivel para mejorar a nuestro personaje y sus habilidades. Gracias a la Consola Virtual, tenemos el apoyo de poder guardar en cualquier momento cuando queramos, como en otros juegos, y gracias a los cuales no hemos sufrido por una batalla al azar en la que moríamos. En este título se muere muchas veces y no solo contra los jefes, sino que los picos de dificultad son muy desiguales y poco cuidados.

Con respecto al resto de apartados de Breath of Fire II, el visual es lo que es, un juego de 16 bits con una vista cenital y unos personajes construidos con la misma estética. La música, un punto para olvidar. Sinceramente, podemos salvar, y no por mucho, esa música en bucle que suena mientras peleamos con el enemigo de turno, pero la banda sonora no es gran cosa.

Conclusión

Breath of Fire II no es que sea el mejor juego de la época de SNES en su género, pero sí que podemos destacar algunos puntos muy positivos como su narrativa o algunas de sus mecánicas jugables. Aparte de esto, algunos apartados son para olvidar, sobre todo sus picos de dificultad. Además, en esta versión, podemos emplear las funciones de los juegos de la Consola Virtual que nos serán muy útiles en caso de encontrarnos con un obstáculo.

Comentarios