Los RPG japoneses están viviendo una etapa dorada dentro del catálogo de Nintendo Switch tras el lanzamiento de títulos tan […]

Los RPG japoneses están viviendo una etapa dorada dentro del catálogo de Nintendo Switch tras el lanzamiento de títulos tan importantes en el género como Xenoblade Chronicles 2. La expansión de este tipo de videojuegos se debe en parte a compañías como Nis America, una desarrolladora especializada sobre todo en juegos de rol que ha dejado grandes videojuegos en Nintendo Switch durante el pasado año como YS VIII Lacrimosa of Dana. Así pues, durante este año Nis America ha lanzado un título sisli escort llamado The Longest Five Minutes, el cual rompe con las directrices generales del género. El título apuesta por un planteamiento tanto visual como artísticamente siguiendo la estela de los videojuegos clásicos de NES o Nintendo Entertainment System, la primera consola de Nintendo.

Una curiosa y atractiva historia

El planteamiento de la historia es sumamente innovador dentro del mundo de los RPG japoneses. En este caso la aventura comienza justo en el enfrentamiento final con el rey de los demonios. Así pues, el protagonista de la historia tiene que vivir los cinco minutos más largos de su vida en los que tendrá que recordar tanto sus habilidades, así como recuerdos. Este esquema en kadikoy escort el planteamiento de la historia hará que se desbloquee como una especie de diario de viaje, a través del cual el jugador podrá rejugar cuantas veces quiera momentos de la historia, con la finalidad de cambiar algunas decisiones y así desbloquear nuevas opciones.

Un sistema de combate que no se caracteriza por su riqueza

Sin ninguna duda, The Longest Five Minutes es un juego bastante simple en todos los sentidos. Y es que al tratarse de una visual novel, el jugador pasa una gran cantidad de tiempo leyendo texto y por el contrario el mismo tiene pocas etapas de interacción, debido a que mecidiyekoy escort hay pocas experiencias jugables en el videojuego. Lo cierto es que cuando llegan los momentos jugables, todo se reduce a la mínima expresión. Hechos tan importantes y bonitos dentro de los RPG japoneses como explorar una ciudad o enzarzarse en grandes batallas pecan por su ausencia en este videojuego.

Esta sencillez se refleja desde el primer momento del videojuego, ya que cuando “recordamos” algún recuerdo y comienza un episodio dentro de la historia de The Longest Five minutes, el jugador empieza con un nivel impuesto, lo que elimina casi completamente la posibilidad de combatir para subir nivel y superar las dificultades. No obstante, esto no es del todo cierto, ya que sí se puede dar ese aumento de nivel, pero acaba perdiéndose al iniciar un nuevo recuerdo, que de nuevo, fija el mínimo nivel con el que comenzamos el episodio de la historia.

La duración del título es bastante escueta para los amantes de los RPG japoneses. No obstante, elementos como minijuegos, tareas secundarias y objetivos opcionales le darán a The Longest Five Minutes algo más de chicha. A pesar de estos alicientes, el título es bastante sencillo y básico dentro de los RPG japoneses.

Un apartado artístico innovador

Uno de los elementos más destacables de este videojuego es su parte audiovisual. La estética de los 8 Bits sorprende con personajes caracterizados maltepe escort por su gran expresividad, un notable diseño de las criaturas y unos mapeados bastante curiosos y divertidos partiendo siempre del punto de que el jugador está tratando con un título con una estética pixel art.
El apartado sonoro del título cumple de manera bastante aceptable. No obstante, si es cierto que dentro del elenco de canciones existentes, destacan varias en especial por ser bastantes pegadizas.

En definitiva, The Longest Five Minutes es un buen título pero como JRPG deja bastante que desear. En determinados momentos del videojuego, el jugador puede pensar que está jugando más a una novela visual que a un JRPG. A pesar de ello, los amantes de la estética pixel disfrutarán muchísimo con este juego.

Comentarios