Los fans de Smash Bros. tienen un nuevo juego para hacer menos eterna la espera.

Tras varios juegos para dispositivos móviles, Angry Mob Games debuta en consolas con Brawlout, un juego de lucha de hasta 4 jugadores que seguro que a los jugadores de Super Smash Bros. les resultará familiar. ¿Ha cumplido nuestras expectativas? Os lo contamos en las siguientes líneas.

Brawlout es un juego de lucha en el que para acabar con el rival tenemos que lanzarlo por los aires fuera del escenario. Para ello contamos con una serie de ataques con los que si conseguimos golpear al enemigo subiremos su barra de porcentaje. Mientras más alto sea el porcentaje más lejos lo enviarán nuestros golpes.

En el juego podemos encontrar tres modos: el online para jugar a través de internet, el multijugador local y el un jugador. En el modo de un solo jugador podemos jugar partidas rápidas contra la CPU, practicar, jugar el tutorial (lo cual es extremadamente recomendado) o luchar en el modo Arcade. En este último modo tenemos conoceremos un poco los objetivos de cada personaje luchando contra diversos enemigos.

Jugar en todos ellos nos proporciona monedas con las que, y ahora viene la palabra más temida de 2017, abrir cajas de botín. Existen distintos tipos de monedas que nos permiten abrir varias piñatas. En ella podemos obtener skins, personajes, logos para nuestro perfil, etc. Afortunadamente, el botín de las cajas solo se obtiene a través de monedas del juego y no por micropagos. Otra forma de conseguir esas monedas es hacer los retos diarios que el juego te plantea.

Los personajes tienen una buena base y están bien equilibrados. Los dos invitados, Juan Aguacate de Guacamelee! y The Drifter de Hyper Light Drifter, se integran en la plantilla perfectamente. Por otro lado el plantel de luchadores es un poco corto y los que vamos desbloqueando son clones de los que ya tenemos desde un principio.

En el multijugador local podemos jugar hasta cuatro personas cada uno con nuestra respectiva Nintendo Switch. Nos permite elegir diferentes configuraciones, como por ejemplo batalla por vidas o por puntos. Hay que destacar que si lo que queremos jugar son cuatro personas con una sola consola no tenemos que usar este modo, si no ir a quick match. Este último modo permite las mismas configuraciones que el multijugador local. Tambien debemos destacar que se puede utilizar cada joycon como mando, por lo que si queremos luchar con un amigo podemos hacerlo sin necesidad de mandos adicionales.

En el modo online podemos jugar tanto uno contra uno con un desconocido como partidas con nuestros amigos a través de internet. El modo de conectarse es peer to peer, esto quiere decir que aunque tengas la mejor conexión del mundo la partida se jugará con la calidad de conexión más mala entre los dos jugadores, por tanto si jugamos contra alguien que tenga una mala señal de internet tendremos problemas con nuestro combate.

Visualmente Brawlout es maravilloso, la estética de los personajes y de sus ataques está muy bien cuidada. El apartado sonoro cumple y en ningún momento te resultará repetitivo. Sin embargo donde el juego peca más es en el apartado técnico. Las pantallas de carga a veces pueden ser un poco largas, pero el principal problema son los microbloqueos que sufre el juego de vez en cuando, que hacen que la experiencia se vea bastante afectada.

En resumen podemos decir que Brawlout cumple pero que se esperaba más. Es un juego de lucha bueno y entretenido con muchos peros, algunos como el bloqueo comentado anteriormente son bastante significativos. Angry Mob Games dice que lanzará constantes actualizaciones del juego, esperemos que estos problemas se vayan arreglando con ellas.