Seguir
Portada » Análisis » Bingo for Nintendo Switch

Bingo for Nintendo Switch

Navidad. Después de una buena comida y con el abuelo ya dormido en el sofá, el primo pequeño molestando y alguna que otra discusión política de por medio, llega tu querida progenitora y planta sobre la mesa una caja destrozada por todas partes y una bolsa llena de bolas pequeñitas con números escritos. Saca de la caja unas fichas y una rueda que, pulsando un botón, gira. Bueno, gira y hace un ruido infernal. Introduce entonces las bolitas de la bolsa en la rueda, acción acompañada del típico ruido que hace una de las bolas tratando de huir de esa encerrona lanzándose al suelo. Mala suerte, pequeña, no rebotaste lo suficiente y te encontraron con cierta facilidad. Algo así es lo que tenía en mente la desarrolladora japonesa Starsign al traer Bingo for Nintendo Switch a la consola híbrida de Nintendo. Hora de repartir los cartones.

El bingo más arcade

Seamos sinceros, el bingo no da para más. Todo está ya inventado, y el juego es como es, sin más. Es por ello que Starsign ha tenido que ingeniárselas para darle una vuelta de tuerca a este clásico juego de mesa para tratar de distinguirse y conseguir ser una elección real que un amante de los juegos de fiesta pueda tener en cuenta para su próxima reunión familiar. Así, Bingo for Nintendo Switch dispone de cuatro modos de juego. Vayamos por orden.

El primer modo es Buzzer Bingo, donde los cuatro jugadores disponen de su propio cartón y los números van apareciendo durante un par de segundos. Si tu cartón tiene ese número, tienes que pulsar un botón antes que el resto para quedártelo. En el caso de que otro jugador lo pulse antes que tú, ese número se marca en tu cartón en gris, indicando que ni esa fila ni esa columna puede considerarse como una línea.

El segundo modo es Slide Bingo, y resulta algo engorroso. Automáticamente los cuatro cartones marcan varios números en rojo, y por turnos movemos las filas o columnas de izquierda a derecha y de arriba a abajo para alinear nosotros mismos esos números marcados. La dificultad reside en que al mover nuestras filas o columnas, también movemos las del resto, y viceversa. Puede llegar a ser un caos, sobre todo jugando contra la CPU. Hablaremos de eso más adelante.

El tercer modo es Bingo Poker. Los números empiezan a girar y debemos pararlo cuando queramos. El número que salga se lo queda la persona que esté al mando ese turno si lo tiene en su cartón, y si no, pasa al siguiente jugador, que decide si robar el número o tirar de nuevo. Se pueden robar hasta tres números. Cada vez que salga una cifra que sí esté en nuestro cartón, tenemos que elegir a la vez un número que eliminar de nuestra propia colección, así que hay que fijarse bien para quitarse las menos oportunidades de hacer línea posibles.

El tercer modo es Classic Bingo, que como podéis imaginar consiste en lo que ya todos conocemos de siempre, sin mayor añadido. Los números van saliendo en pantalla y tenemos que marcarlos si aparecen en nuestro cartón, aunque si nos despistamos y no lo marcamos tened en cuenta que lo perdemos para el resto de la partida, volviéndose gris como anteriormente se nombró.

Falta de atención

Lo simplista, gusta. Lo sencillo, lo minimalista. Gusta, hasta que se confunde con la cutrez. Y parece que Starsign ha confundido términos. El apartado gráfico y sonoro no llegan ni a cumplir los mínimos que se le pueden pedir a Bingo for Nintendo Switch, aún teniendo en cuenta el bajo precio y la más que obvia falta de atención que conlleva un título de este estilo, que tan solo sirve como adorno en un entorno festivo donde casi no se le hace ningún caso y lo más importante es lo que ocurra fuera de la pantalla, entre risas y memes bromas de mal buen gusto. No, en serio, no se le puede tomar en serio a un juego que complica algo tan sencillo como el bingo por tener una interfaz tan poco clara, incluso con las poquísimas funciones que trae este título.

Y todo esto sin tener en cuenta los fallos de traducción que no muestra muchas de las tildes, por ejemplo. O una inteligencia artificial que debe ser superior a cualquier humano en la faz de la Tierra, ya que es capaz de analizar todo un cartón lleno de números, concretamente 25, en tan solo milésimas de segundo. Esto no sería un problema si uno de los modos de juego no fuera, literalmente, una carrera contrarreloj entre cuatro jugadores, y resultase prácticamente imposible ganarles.

Como dato curioso y para que entendáis a qué os enfrentáis, cada vez que elegís un modo de juego os pregunta si ya sabéis jugar. Bien, si seleccionáis que sí, os lleva directamente a la guía para explicaros cómo funciona. Y si por el contrario pulsáis que no, buena suerte, porque la partida empieza sin explicarte absolutamente nada. ¿Tan difícil era, Starsign? ¿De verdad? Añadidos como poder poner un nombre a cada jugador para distinguirlos en la clasificación final son detalles que muestran un desinterés tremendo por parte de la desarrolladora oriental.

Me quedo con el físico, gracias

Déjate de intentos. Hay cosas que están bien tal y como las conocemos, y este es uno de esos casos. Además, ¿y el gustito de darle vueltas a la rueda y cantar eso de “CUARENTA Y DOS, CUATRO DOS” mientras alguno de tus familiares grita “BINGO” con cada número que se nombra? Eso, Starsign, no tiene precio, por muy barato que vendas Bingo for Nintendo Switch. La comodidad que otorga jugarlo en una consola dudo que pueda aprovecharse nunca, ya que el bingo de siempre ha sido un juego muy sedentario para jugar tras alguna comida o cena más importante, no algo que te apetezca probar mientras viajes en tren por motivos laborales. Ah, y el monigote con forma de reloj da muy mal rollo, que lo sepáis. ¿Por qué usa una campana de sombrero?

A pique el portaaviones, Starsign.

Nota Revogamers

Starsign trae Bingo for Nintendo Switch a la consola híbrida de Nintendo, una vuelta de tuerca cutre que trata transformar el bingo clásico que todos conocemos en nuevas experiencias.

3
Escrito por
Algunos dicen que escribo bien, otros dicen la verdad. También soy DJ. Un poco mordaz, pero nada grave. Necesito un overclocking. Y gafas. Sobre todo gafas.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Daniel Martínez hace 8 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.