Plataformas sin saltos, y con cooperativo.

VVVVVV es una aventura atípica de un grupo de exploradores cuyo nombre empieza por V. Sí, ese es uno de los sentidos del nombre de este particular juego. Tras su paso por Nintendo 3DS, Nicalis, compañía que está dándole amor sin parar a Nintendo Switch, ha decidido traer la obra de Terry Cavanagh a la consola manteniendo su esencia intacta, y con un añadido para dos jugadores. No es revolucionario, pero puede jugarse con 1 solo Joy-Con y con que uno supere una pantalla, los dos lo harán.

Un plataformas sin la habilidad de saltar

El capitán Viridian ha presenciado un problema dimensional y tendrá que buscar a sus compañeros de viaje a lo largo de un mapa desconocido, al que siempre podremos acceder pulsando R. El mapeado es extenso pero a la hora de la verdad no es muy grande; además de que existen varios teletransportes para atajar y de paso, servir de autoguardado (aunque también puede hacerse manualmente).

Este mapeado puede distinguirse por tener una zona más abierta y luego otras zonas especiales que actúan como niveles, con un inicio, un final y algún secreto entre ellos. El ritmo de juego permite que los “más puretas” puedan completar la aventura en menos de una hora, pero lo normal es que duremos un  par de horas o algo más y centenas de muertes en el proceso. El diseño de niveles es inteligente y está bien estructurado, y pese a su simpleza no deja nada al azar.

Pese a que la dificultad del juego es relativamente alta, hay ciertos objetos coleccionables que pueden requerir un reto añadido, ya sea por buscarlos en el mapa o por tener que realizar complicadas acciones. ¿Pero cuántas cosas se pueden hacer para que esto sea tan complejo? Pues solo 1, invertir la gravedad una vez estamos en el suelo. Sin embrgo los pinchos, obstáculos, muelles que nos hacen cambiar la dirección y otras plataformas aparecerán para que nada sea sencillo. Sin embargo los checkpoints, muy frecuentes, serán nuestros aliados para no tener que repetir una sección muy larga tras nuestras numerosas muertes.

VVVVVV ahora con más V gracias a su multijugador

El juego sabe reinventarse y que pese a su simpleza se ofrezcan diferentes tipos de retos en cada nivel. No obstante, no es algo que pueda ser muy largo como ya hemos comentado. Eso sí, es potencialmente adictivo y, si tenemos alguien al que le guste el juego pero se le dé algo peor y quiera jugar, el cooperativo es una buena opción. Una vez completado el juego desbloquearemos un modo de mapeado invertido, un contrarreloj, otro en el que morir supone fin de la partida (para verdaderos jugones) y un pequeño minijuego de aguantar tiempo entre zonas de rebote.

Todo podría quedarse en poco si simplemente queremos jugar y sacar como mucho los ítems coleccionables, pero la duración se ve aumentada considerablemente con los niveles creados por usuarios presentes en el título. Recuperados de PC, ofrecen una lista de nuevos retos concebidos por gente como Notch, y ofrecen un reto mucho más complejo que el visto en la aventura principal.

Todo fluye muy rápido, y no hay tirones ni problemas, pero estamos ante un juego muy simple a nivel gráfico, un 8 bits de colores simples y vivos y sin muchísimos elementos móviles en pantalla, por lo que es algo normal. La banda sonora chiptune, denominada PPPPPP, incluye temas bastante simpáticos y que almacenaremos en nuestra cabeza durante semanas.

VVVVVV llega a Nintendo Switch con todo lo que lo hizo grande, pero sin aprovechar el formato panorámico de la pantalla. Lo pequeño y breve de la aventura principal está bien medido, hasta los nombres de las pantallas que recorreremos. Con cooperativo y los modos adicionales la experiencia atípica de este juego crecerá durante muchas horas, y nos ofrecerá un reto muy complejo.

Comentarios