Llega a tiempo a nuestras WiiU Axiom Verge para celebrar el 30º aniversario de la saga Metroid. La última entrega […]

Llega a tiempo a nuestras WiiU Axiom Verge para celebrar el 30º aniversario de la saga Metroid. La última entrega de la franquicia, Federation Force, no ha cuajado entre el público y la crítica por no ser lo esperado de un juego que recibe el título de Metroid. Axiom Verge homenajea al capítulo más estimado, Super Metroid para SNES, trayéndonos la misma experiencia. Continúa leyendo para saber qué nos ha parecido.

Un clásico moderno

Al igual que en el clásico al que hacemos referencia, y otros tantos juegos de la era bits, Axiom Verge nos propone visitar el planeta Sudra y descubrir todos los misterios que ahí se esconden en un juego de acción y plataformas bidimensional en el que todo se ve envuelto por la exploración. Se le exige al jugador mucho más que machacar botones y matar, también explorar un mundo lleno de secretos para poder llegar al origen de todos los misterios que nos aguardan, consiguiendo, para ello, habilidades y mejoras con la que poder enfrentarnos a las amenazas del planeta.

Los objetos que se encuentran esparcidos son: jeroglíficos que cuentan detalles sobre la historia de Sudra, armas y mejoras, que pueden ser de salud, potencia y alcance de ataque. Estos objetos se encuentran esparcidos por todo el mapeado, algunos podemos encontrarlos con ayuda de nuestra intuición, pero otros están escondidos en lugares inimaginables por lo que hay que inspeccionar cada centímetro de pared para encontrarlos. No podemos conseguir prácticamente ningún objeto al comienzo de la aventura ya que prácticamente todo se muestra inaccesible en un comienzo, su disposición se irá concediendo a medida que consigamos las diferentes habilidades, como un taladro para romper las piedras de las paredes, un distorsionador de partículas, o un teletransporte que nos permita atravesar paredes, que además de para conseguir los objetos, son necesarias para abrirnos paso a través de los distintos escenarios, de ambientación variada, y la diversidad de criaturas peligrosas que habitan el planeta, sin dejar de mencionar los jefes de enormes proporciones.

No es una visita turística al planeta Sudra. Axiom Verge es un reto para el jugador, no hay ayudas, ni guías que nos digan por donde debemos ir, ni cuál será el próximo objetivo, ni indicaciones que hagan referencia a la localización de los objetos, todo se basa en nuestra dotes de explorador, indagando en cada recoveco del mapeado hasta encontrar el nuevo camino que se abre con cada nueva habilidad conseguida. Cuanta con un ritmo de juego fluido, con disparos frenéticos y una física de salto depurada y precisa que ayuda positivamente a la experiencia de juego.

axiom-1

Luces y sombras interplanetarias

Encontramos aspectos que chirrían en el conjunto global de la experiencia. Empezamos con una cantidad de vida exageradamente baja, por lo que morir será una constante al principio, aguardando conseguir mejoras que no nos corten la experiencia. Cuenta con un mapeado extenso, de escenarios amplios, pero ciertas zonas están mal comunicadas quedándose en los extremos del mapa, por lo que regresar a ellas puede resultar tedioso. Ausencia de disparo en diagonal en movimiento. A medida que se consiguen habilidades, que no armas, suplen a las que ya estaban en nuestro poder al quedarse obsoletas porque prácticamente cumplen la misma función y mejor. Esto se traduce en una falta de equilibrio en su diseño.

Aunque también cuanta con aciertos. Al morir reapareceremos en el último punto de guardado pero con la suerte de habernos regenerado sin perder el progreso realizado, por lo que no tendremos la sensación de estar perdiendo el tiempo, sobre todo en los primeros compases. Mientras más exploremos, mayor cantidad de armas tendremos en nuestro haber, las cuales son todas diferentes entre sí, unas más que otras, lo que nos abre un abanico de posibilidades con las que hacer frente nuestra aventura, sin imponernos en ningún momento cual usar, siempre a nuestro gusto. También posee un modo de juego titulado ¨Speedrun¨, el cual es toda una declaración de intenciones, siendo una prueba solo apta para los jugadores más habilidosos. Además, la versión de Wii U cuanta con la función Off-TV, y en caso de preferir jugar en una pantalla de televisor, la pantalla del gamepad ilustrará un mapa y un seleccionador de armas directo.

axion-foto-2

Una experiencia añeja

El aspecto gráfico hace gala de una apariencia retro con el que no intenta hacer alarde de ser un portento visual, con el fin de preservar esa esencia añeja que busca, aunque todo se ve recompensado con un diseño magnífico dejando absorto al jugador, al que hay que sumar efectos visuales y de sonido muy potentes. Se consigue una ambientación sobrecogedora en la que todo parece ser peligroso y desconocido. Sonoramente también es una delicia, con melodías místicas, que reflejan soledad y misterio, con algunas composiciones verdaderamente exóticos con un toque ¨marciano¨ que nos trasmiten aún más esa sensación de que nos adentramos hacia algo desconocido.

En nuestra primera partida, hemos tardado en superar Axiom Verge en alrededor de ocho horas con un 75% completado, por lo que aún queda un margen de mejora para aquellos jugadores empedernidos que siempre quieren descubrir todos los secretos y quieran disfrutar de la experiencia completa que supone completarlo al 100%. Si aún te quedas con ganas de más cuentas con un modo ¨Dificil¨, además del comentado antes modo ¨Speedrun¨, que nos propone, con cronómetro en pantalla y suprimiendo todos los cuadros de texto, superar la aventura en el menor tiempo posible. Jugabilidad, habilidad y persistencia en estado puro es lo que te encontrarás.

Axiom Verge nos deja sensaciones muy positivas, aunque siempre nos hace tener presente al clásico Super Metroid ya que no intenta ocultar en ningún momento cual es su punto de referencia, pero cuenta con una propuesta jugable digna para no ser considerado tan solo como una simple copia de aquel.  El resultado es una experiencia que pone a prueba al jugador, ya que lo convierte en capitán de todas sus decisiones, responsable del camino a seguir y de la resolución de todas las incógnitas, en donde la habilidad del jugador y su pericia se ven recompensadas con una aventura viciante a la par que gratificante.

axion-foto-2

Axiom Verge, misión completa

Axiom Verge vale lo que cuesta. Un juego que revive a los clásicos y les da más vida que nunca, que sorprende al jugador dándole mucho más de lo que se espera, demostrando que las tendencias del pasado siguen siendo muy interesantes. Axiom Verge en un gran juego.