Seguir
Portada » Análisis » Atelier Lydie & Suelle - The Alchemists and the Mysterious Paintings

Atelier Lydie & Suelle - The Alchemists and the Mysterious Paintings

Tras el lanzamiento de Nights of Azure 2, Gust vuelve a traer otro de sus juegos a Nintendo Switch, esta vez de su saga más popular, Atelier, que cumple ya veinte años. Se trata de una franquicia J-RPG que ya ha recibido muchas entregas, generalmente agrupadas dentro de subsagas. El que nos ocupa, Atelier Lydie & Suelle – The Alchemists and the Mysterious Paintings, es el último de la serie Mysterious. Sin embargo y por fortuna, a pesar de formar parte de algo más grande, no es necesario haberse jugado los anteriores para entender la historia y disfrutarlo, por lo que es una buena vía de entrada a la franquicia.

Anime moderno hecho videojuego

A excepción de las novelas visuales, quizás este sea uno de los juegos que mejor trasladan la sensación de estar ante un anime interactivo lleno personajes con atuendos extraños, humor, clichés, diálogos con voces (en japonés) y un mundo del género de “la vida cotidiana” en el que hay misiones, aventuras y muchos diálogos ubicados dentro de días que van pasando.

De hecho, la parte de vivir el día a día es uno de los pilares más importantes del juego. Nuestras protagonistas, las hermanas Lydie y Suelle, son hijas del dueño de un taller de alquimia, y como promesa a su madre fallecida tiempo atrás quieren que su negocio sea el más popular dentro de su gremio en el país (algo que les va a costar porque empiezan muy abajo). Por suerte y ¿casualidad? se establece un sistema de rangos para los alquimistas, y las hermanas deciden apuntarse para así ir escalando más y más puestos en el sistema.

Ser alquimista es una forma de ganarse la vida en el juego. Requiere salir a recoger materiales por los distintos escenarios, sintetizarlos luego en un caldero y ya posteriormente utilizar las nuevas sustancias para cumplir misiones de rango, cumplir encargos de clientes o incluso como herramientas de apoyo en combate. Es importante destacar que todas las acciones que realizamos consumen tiempo del día, por lo que hay que estar preparados a los cambios de día y noche (y todo lo que conllevan) y a tener que descansar.

Un mundo fantástico al otro lado de la pared

Sin embargo, el primer lugar que más ayudará a nuestras heroínas en su misión de subir de rango está en su propio sótano. Allí se verán desplazadas a mundos de ilusión que distan mucho de los espacios genéricos exteriores, en los que se encuentran los materiales más exclusivos con los que trabajar. Pasará un poco de tiempo hasta que esta mecánica se haga más presente, sorbe todo por el lento comienzo del juego, pero luego será la que dará más sorpresas.

Tanto en los terrenos fuera de la ciudad como en los cuadros, viviremos combates propios de RPG japoneses, por turnos. La clave aquí de nuevo está en el tiempo, ya que cada acción, sea un ataque normal o una habilidad especial que consuma puntos mágicos, tarda un tiempo en realizarse. ¿Qué quiere decir esto? Que el orden de turnos se va recolocando en función de lo que hayamos hecho anteriormente. Por ejemplo, si con un personaje en una ronda realizamos un ataque básico y el enemigo también, su próximo turno mantendrá el mismo orden, pero si realizamos una acción más poderosa que consuma mucho más tiempo, el turno de nuestro personaje se colocará detrás del del enemigo en la próxima ronda.

Nuestro grupo controlable irá creciendo y, aunque comencemos con las hermanas, luego pasaremos a combates con seis miembros, en los que tendremos formaciones, colocando a algunos en una zona más ofensiva y a otros en una zona de apoyo (realizando acciones curativas o sintetizano objetos). Existen además movimientos especiales que solo pueden realizarse por una pareja de personajes específica, que acaban siendo muy efectivas.

Lydie y Suelle – de cero a heroínas

Comenzamos sabiendo poco, pero al final la historia va cobrando un poco más de protagonismo y los escenarios que exploramos van cobrando más variedad. En cuanto a las mecánicas que se van añadiendo poco a poco, el juego se encarga de explicar absolutamente todo lo nuevo que se introduce con un pequeño texto y un ejemplo práctico sencillo, de forma que no se deja nada al azar, pero puede a veces romper el ritmo de la partida. Además, en todo momento disponemos de una lista de tareas, una enciclopedia para consultar todo lo que nos pueda interesar del mundo de Atelier y, en nuestra casa, tenemos acceso a un sound test y a otras opciones de personalización.

Como suele pasar en la mayoría de juegos de este estilo, la repetición de encargos puede llegar a hacernos caer en una monotonía poco agradable. Sin embargo, los cuadros y sus escenarios, así como los distintos combates que libramos, compensan ese apartado. Otro aspecto que llama la atención a nivel negativo es que los tiempos de carga entre zonas son bastantes elevados, y que incluso dentro de la ciudad (que no es demasiado grande) hay zonas separadas, por lo que implican cargas también. Lo bueno de la separación es que en todo momento se permite el viaje rápido entre zonas a las que tengamos ya acceso, sean de la ciudad o del mapeado que hay fuera de ella, evitando así (para bien o para mal) tener que desplazarse a pata a todas partes.

A nivel técnico, volvemos a lo que mencionamos al principio: estamos ante la representación de una anime, con un cel-shading bastante trabajado. Aunque presenta carencias en animaciones de personajes, la sensación de estar ante una serie japonesa está presente en todo momento, algo que se acentúa con la participación de actores de voz con cierto reconocimiento en su país. Otro aspecto muy anime es su banda sonora, con melodías agradables que te invitan a escucharlas incluso cuando no estás jugando.

En resumen, Atelier: Lydie & Suelle:The Alchemists and the Mysterious Paintings es un RPG japonés que ofrece lo que se espera de un título de este tipo. No tiene ninguna mecánica novedosa a destacar, con un no muy alto número de enemigos diferentes y con encargos que pueden ser repetitivos. Continuista con la serie de la que forma parte, es un juego ideal para los que saben a lo que se van a enfrentar, y para los seguidores del anime moderno y todo lo que ello lleva asociado. Por desgracia, llega con los textos en inglés, lo que puede ser una barrera para más de uno.

Nota Revogamers

Cuadros de fantasía y combates llenos de color.

7.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 8 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.