Más información
Portada » Análisis » Análisis de Road 96

Análisis de Road 96

DigixArt, estudio frances fundado por Yoan Fanise y Anne-Laure Fanise, acaba de publicar su tercer juego después de que en 2018 lanzasen 11-11: Memories Retold. Se trata de Road 96, una road movie hecha videojuego y que tiene claras sus influencias en este sentido, con cineastas de la talla de Quentin Tarantino y los hermanos Joel y Ethan Coen como grandes referentes. Una aventura narrativa que más allá de hacernos tomar decisiones, como los títulos de Telltale Games o las entregas de Life is Strange, a cuyo apartado artístico recuerda mucho. En lugar de ello cuenta con un aspecto muy diferenciador, y es que la trama esta dividida en diferentes viajes independientes, cada uno de ellos generado de forma procedimental, y que están conectados entre sí y cada uno repercute en dicho mundo. Es por ello que cada vez que nos lanzamos a la carretera no vemos dos recorridos iguales, ya que los puntos de partida y situaciones que se nos presentan son diferentes, moldeando poco a poco nuestra aventura.

Verano del 96

Road 96 nos lleva al ficticio país de Petra, el cual se encuentra en un momento crucial de su historia, al borde del colapso, y en el que tomamos el control de diferentes jóvenes cuya misión es cruzar la frontera durante el verano de 1996 en busca de una mejor vida. Es necesario remarcar desde el primer momento el alto contenido político del juego y cuyas relaciones con la realidad son fácilmente reconocibles. Tanto es así que uno de los pilares de la aventura se encuentra en las cercanas elecciones del país, en las cuales se decide el destino de este. Aunque también es cierto que podemos tomar un papel más activo o pasivo en este sentido y hacia una dirección u otra.

Nada más comenzar, tras un breve cuestionario en el que se ajustan varios de los parámetros de nuestra aventura, aparecemos en algún lugar aleatorio de este país con unas concretas miles de millas por delante que recorrer. De igual manera que ocurre con los roguelike, en los que tenemos que hacer frente a una secuencia de mazmorras o zonas generadas al azar, pudiendo verse alterada esta sucesión, aquí nos encontramos un panorama muy similar. Tenemos que ir pasando por diferentes escenarios que nos irán acercando hasta la meta. Evidentemente, no solo la toma de decisiones hace que este camino varíe sino que puede que termine antes de tiempo. En cualquier momento una mala decisión puede conllevar que nuestro personaje acabe mal y se de por terminado su periplo.

Road 96

Es tras ello donde volvemos a encontrar en Road 96 otro de esos elementos tan reconocibles del género, que no es otro que la selección de uno entre varios personajes generados aleatoriamente para iniciar la siguiente travesía. Son tres a elegir y cada uno de ellos tiene diferencias, las cuales se basan principalmente en la salud y el dinero, además del tiempo que llevan por delante y las millas restantes. Dos atributos que no hay que descuidar ya que condicionan por completo las decisiones, como por ejemplo optar por recorrer un tramo andando porque tenemos energía suficiente pero no dinero para coger un taxi. El azar es otro elemento clave, ya que algunas decisiones pueden terminar con éxito o no, retomando el anterior ejemplo, el que alguien nos recoja al realizar autoestop. De igual manera, a medida que vamos realizando diferentes intentos, fallidos o no, conseguimos desbloquear habilidades concretas que abren la puerta a más posibilidades, como opciones de diálogo nuevas.

Innovación narrativa

La sucesión de escenarios nos planta antes situaciones variadas, como el interior de una furgoneta que te ha recogido en la carretera, un extraño festival o zonas en mitad de la naturaleza, aunque da la sensación de que algunos diseños no son muy variados o no están tan bien aprovechados. La estructura y jugabilidad en cada uno de ellos es a grandes rasgos muy similar. Vamos encontrándonos con alguno de los ocho personajes principales, los cuales cuentan con tramas cruzadas, y tras interactuar con ellos tenemos que jugar un pequeño y sencillo minijuego para después seguir nuestro camino, en el que podemos escoger diferentes alternativas.

La gracia en todo ello se encuentra precisamente en estas tramas cruzadas. Si bien completar con éxito un viaje supone aproximadamente una hora, en ella solo vemos algunas pinceladas de las historias de estos personajes y de no todos. Es a base de jugar con más personajes cuando conoceremos más detalles. Por ejemplo, en nuestro primer intento conocimos a una chica en una situación muy similar a la nuestra mientras que en la tercera partida no solo volvimos a dar con ella y conocer más de su pasado sino que Road 96 nos plantó ante una decisión de trascendencia. Se trata de una narrativa que se siente muy fresca al camuflarse bajo este tipo de jugabilidad. Decir que desde el menú del juego podemos ir apreciando no solo el porcentaje de historia que hemos conocido de cada personaje sino las diferentes rutas que han llevado nuestros adolescentes.

Road 96

Todo ello se encuentra además dentro una historia y contexto más amplio como es la propia situación del país, y es que el juego transcurre durante todo un verano que culmina con las elecciones. Con cada personaje iremos avanzando unos pocos días en esa linea temporal, de modo que poco a poco decisiones aparentemente tan banales como dibujar el cartel de un candidato político u ofrecer una respuesta concreta pueden tener peso en todo el universo a largo plazo. Al mismo tiempo que construimos la personalidad del personaje que controlamos en ese momento estamos desencadenando consecuencias, más o menos apreciables, en Petra y su mundo. Es por ello que este no es un roguelike al uso, pues una vez logras cruzar la frontera una vez no es que queden secretos por descubrir, es que la historia y subtramas no han hecho más que empezar y permanecen a la espera de seguir transcurriendo con más viajes por estas áridas carreteras. De hecho, solo tras varias pasadas podremos atisbar mejor algunas de las cuestiones que el juego nos plantea.

En lo referente al apartado artístico, mientras que sus diseños no terminan de relucir demasiado, la música supone un importante aliciente. El juego cuenta con una banda sonora compuesta de múltiples temas, la gran mayoría synthwave.

Rendimiento a medio camino

Pese a lo llamativo de la propuesta, Road 96 no está exento de limitaciones. En primer lugar, no todas las historias y escenarios brillan igual. De hecho, muchas de las zonas se sienten muy limitadas y aunque tengas que tomar decisiones te acaban llevando muy de la mano y en la misma dirección, algo entendible ya que de otro sería difícil ir conociendo correctamente todo este universo, pero que le acaba restando. Pero su mayor problema está relacionado con el rendimiento en Nintendo Switch. Estamos ante una adaptación a todas luces insuficiente que adolece no solo de apartado gráfico, sino en los propios controles, en especial la selección de opciones en diálogos o el manejo de determinados minijuegos, que podrían haberse cuidado mucho más.

Lo que sí se puede decir, aun con estos problemas y limitaciones, es que Road 96 cumple su objetivo. Logra ofrecer una aventura al más puro estilo road movie, haciendo uso de una jugabilidad que se siente muy fresca. Se trata de una idea muy acertada y creativa el combinar este género narrativo con los roguelike. Además, las diferentes situaciones y temas que plantea consiguen también hacer reflexionar, conteniendo en este sentido una fuerte componente política pero que en ningún momento está metida con calzador ni buscar seducirte ideológicamente.

Resumen
Road 96 combina con éxito el género road movie con la jugabilidad roguelike, ofreciendo una aventura narrativa muy atractiva.
7.5
Bueno
Escrito por
Player, amiibo de mis amiibo y miembro 1999 del club de fans de John Boy.

¿Te ha gustado?

0 1
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x