Portada » Análisis » Análisis de The Outbound Ghost

Análisis de The Outbound Ghost

Un mundo de fantasmas intentando llegar al más allá con una propuesta jugable que bebe directamente de la saga Paper Mario de Nintendo. Una premisa que ha visto la luz gracias a una exitosa campaña de financiación y que tras algunas polémicas al fin podemos degustar. ¿Estará The Outbound Ghost a la altura del fontanero?

Fantasmas de papel

En un más que lejano Space World’ 97 Nintendo presentó una nueva línea RPG para Mario. Un título planteado para su fallido 64DD y que captó la atención del público por su apariencia plana, simulando papel, de personajes y escenarios. Las limitaciones técnicas de la época hacían que la creatividad floreciera para ponerla a su favor, algo que dio pie a toda una serie de juegos fantásticos y que The Outbound Ghost pretende rendir homenaje. De entrada contamos con personajes de papel y combates por turnos interactivos… pero parece que nada más. La línea estética se limita a tener fantasmas sin volumen en un mundo normal, carente de otros elementos similares, haciendo que la excusa de ser así pase puramente por lo visual.

The Outbound Ghost

La definición de los textos durante el combate es muy deficiente.

Pero antes de entrar en detalle, el juego de Conradical Games es una aventura que afrontamos como un fantasma tras un accidente mortal. No tenemos recuerdos, algo inusual, por lo que otros fantasmas que allí habitan nos ayudarán a saber el por qué de esto ya que existe otro caso conocido al que le ocurre lo mismo del que extraer respuestas. Por el camino nuestros recuerdos pasados tomarán forma siendo los “guerreros” a utilizar en combate, cada uno con sus propias características: unos enfocados en habilidades físicas, otros defensivos, a mejora de estadísticas y un largo etc… Un elenco de lo más variado y versátil que permite adaptarse a nuestro estilo de juego muy fácilmente.

Esperando para combatir

Como no podía ser de otro modo no todos los entes estarán de nuestro lado por lo que los combates están a la orden del día. Como en todo RPG de Mario, tras elegir la acción tendremos que pulsar en el momento justo para hacerla más eficaz. Esta vez con una barra multicolor y una flecha a detener en la zona correcta. Eso sí, no hay acciones defensivas de este tipo por lo que únicamente se utiliza cuando marcamos una acción de ataque. El sistema funciona y aunque quizá encontramos demasiados personajes y habilidades que no utilizaremos nunca, da pie precisamente a profundizar en él. Algo que sin duda harán los que se enfrenten a los niveles de dificultad más duros.

Entrar a cada combate supone cerca de 20 segundos de un pantallazo negro que rompe totalmente el ritmo de juego

Contamos con cuatro de ellos: dos por encima del modo normal que suponen todo un reto y uno especialmente asequible para los que no busquen complicaciones. En cualquier caso, aunque se trate de un sistema poco más que funcional la nota negativa se la llevan los atroces tiempos de carga. Entrar a cada combate supone cerca de 20 segundos de un pantallazo negro que rompe totalmente el ritmo de juego y la emoción que pueda tener el enfrentamiento cuando lo tiene…porque lo peor es que tras dicha carga el rival sea un debilucho que caiga  derrotado con un ataque y nos toque soportar unos cuantos segundos más de pantalla negra para volver a la aventura.

Y es algo que penaliza seriamente el desarrollo de The Outbound Ghost extendiéndose a otras, aunque menores, cargas al entrar a viviendas sin mucho que hacer para salir de nuevo al exterior a los pocos segundos. Explorar su mundo no resulta especialmente interesante. Sus escenarios son demasiado convencionales, alejados de esa estética o particularidad que podría tener dado sus sugerentes personajes. Es en ellos donde radica todo su encanto, con un sentido del humor siempre presente en conversaciones bien escritas y dinámicas gracias al uso de los textos: la forma en la que aparecen las palabras, como aumentan el tamaño de los bocadillos y el hincapié de algunas expresiones y la forma en la que se muestra (cual Paper Mario).

The Outbound Ghost

Los minijuegos para abrir cerraduras son mero trámite.

Divertido pero sin arriesgarse

Fuera de esto, el desarrollo de la aventura es bastante guiado y aunque el diseño de sus niveles pueda aparentar confuso inicialmente dado sus varios caminos, sólo existe uno que permita avanzar en la trama relegando el resto a cofres ocultos que tampoco aportan demasiado. Los arbustos camuflan atajos y nos ocultan de los enemigos mientras que el avance quedará bloqueado por puertas con candado para abrir mediante un minijuego de ganzúas o por hechos de la propia historia. Sin muchas sorpresas durante la docena de horas de juego que propone, The Outbound Ghost es una experiencia ligera sin muchas complicaciones pero que a su vez funciona mecánicamente bien.

Donde no lo hace tan bien es en su lado más técnico. Más allá de los mentados tiempos de carga, la apariencia general es borrosa y muy poco definida. Las texturas y acabado en la versión de Switch poco tienen que ver con los trailers mostrados antes de la salida del juego y el pop-in es demasiado acusado. Tanto como para que las lámparas de una pequeña estancia aparezcan a nuestro paso por lo que imaginad qué ocurre en los exteriores más abiertos. Es aquí donde además la tasa de fps es radicalmente inferior a la de los interiores donde se nota una mayor fluidez.

Tiene muchos elementos en su base para dejar un buen sabor de boca pero se queda en la superficie en todo lo que ofrece

Todo esto hace que sus escenarios no luzcan como deberían y a pesar de que no destaquen ni en lo artístico ni lo visual, empañan esa sensación de aventura que busca desde el primer momento. Porque aunque esa responsabilidad recaiga en los personajes es cierto que a su vez cuentan con animaciones muy limitadas e incluso ausentes. En los combates para camuflar la ausencias de las mismas, se utilizan los tradicionales desplazamientos y fx adicionales, algo que sin duda les resta puntos a una personalidad que sí tienen en apariencia.

Con un desarrollo mucho mejor medido, algo de exploración o misiones secundarias que sirvieran de excusa para indagar en sus niveles, The Outbound Ghost dejaría un mejor sabor de boca. Porque tiene muchos elementos en su base como para hacerlo pero se queda en la superficie en todo lo que ofrece. No hay enfrentamientos memorables, seña de identidad de todo RPG, ni minijuegos que aporten algo más que entorpecer (como la apertura de puertas) y son ese cúmulo de ausencias lo que hacen que no encontremos lo que sí teníamos en los juegos del fontanero.

The Outbound Ghost

Podemos asignar “aspectos” para añadir propiedades extra a los combatientes.

Resumen
The Outbound Ghost quiere mirarse en un espejo que se antoja demasiado grande para un estudio pequeño. Su propuesta es simpática pero funciona sin destacar en ningún momento y se ve lastrada por unos problemas técnicos más que evidentes. Una lástima que este viaje fantasmal para viajar al más allá, aunque entretenido, se haya quedado en el limbo.
Bueno
  • Buenos personajes y sentido del humor.
  • Sistema de combate con muchas posibilidades.
  • Modos de dificultad para todos.
Mal
  • Tiempos de carga eternos que lastran la experiencia.
  • Artísticamente en tierra de nadie.
  • Desarrollo plano sin sorpresas.
  • Muchas incomodidades técnicas.
6.5
Justo
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.