Portada » Análisis » Análisis de The Good Life

Análisis de The Good Life

SWERY es una de esas mentes raras del desarrollo japonés que no premia lo técnico y la jugabilidad pulida en lo excéntrico de sus obras. Tras tener los dos Deadly Premonition y The Missing en la consola, ahora nos toca poder disfrutar de The Good Life, la última obra del peculiar creativo que salió adelante tras una financiación colectiva.

The Good Life es ¿”la vida mejor”?

Planteado originalmente como un juego de gestión con toques de investigación, encarnamos a Naomi Hayward, una periodista que pretende saldar su deuda de 30 millones si consigue desenmascarar el misterio de un pequeño pueblo británico. Ese secreto se desvela al poco de comenzar y vemos que los habitantes del pueblo se transforman en perros o gatos (nosotros podemos elegir en cualquier momento), habiendo así no solo dos bandos en el pueblo, sino también dos tipos de habilidades diferentes (trepar y olisquear) y la posibilidad de cazar presas de distinto tamaño.

No solo hay que sobrevivir (comida y estamina) en nuestro nuevo hábitat, sino que también hemos de hacer fotos para subirlas a las redes sociales aprovechando las tendencias y ganar dinero (y cumplir algunas misiones de paso). La cámara tiene un gran potencial marcando muchos objetivos útiles para hacernos un buen álbum, aunque es cierto que en muchos escenarios hay demasiados vacíos que hacen que dicha dinámica no luzca demasiado.

Gato o perro

Si sois jugadores de las aventuras de Francis Morgan, vais a encontrar aquí de nuevo la misma virtud y problemas que en sus obras. Personajes, especialmente la protagonista, excéntricos e interesantes, pero muchas misiones que nos hacen ir de un lado a otro dando vueltas (y de manera lineal) y teniendo que esperar a veces a que llegue la hora indicada.

En lo técnico no estamos ante un portento para nada, y algunos elementos y animaciones parecen sacados de pasadas generaciones, pero otros no funcionan mal. La música y el rendimiento son buenos, pero en general se nota que la propuesta inicial se ha visto recortada en varios aspectos, opciones y posibilidades, y que al final tenemos un simulador de extranjera en una ciudad rural (con varios misterios que resolver) pero se nota que hay diálogos, mecánicas o zonas que quedan un poco vacías por desgracia.

No obstante, The Good Life ofrece variedad de situaciones en función del animal que seamos y un abuena investigación aunque guiada, especialmente pensada para los seguidores del creativo japonés. Eso sí, la parte de simulación ha quedado muy relegada a un segundo plano y parece más una tarea pesada que un añadido interesante. Veredicto final: por y para los seguidores de SWERY.

Resumen
Diseño probre y misiones con un ritmo malo no evitan poder quedarnos prendados de su protagonista e historia.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

1 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x