Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Table Top Racing: World Tour - Edición Nitro

Análisis de Table Top Racing: World Tour - Edición Nitro

El mundo de las carreras en los videojuegos siempre ha tenido como grandes vertientes el realismo y el referente Mario Kart. Tirando más hacia la segunda nos llega a Nintendo Switch Table Top Racing World Tour, un representante de las competiciones de juguetes, un estilo que tiene en la serie Micro Machines de los años 90 su gran exponente.

Un mundo en miniatura

Cuando nos ponemos a los mandos de nuestro pequeño bólido, lo primero que nos encontramos es que no se maneja tan bien como nos gustaría. Esto es algo hecho a drede, pues el juego nos ofrece una serie de autos más completos para comprar, y también la posibilidad de invertir dinero del juego en mejorar «atributos» de los coches que tenemos en posesión – una forma de personalizar la experiencia a nuestra forma de conducción, pero que también es una manera de cuantificar nuestro progreso.

No obstante, esa es la teoría y luego está la práctica. Al final todos los coches mejorados son casi idénticos en cada categoría, siendo una apariencia estética la que nos lleve a escoger entre lo que hay disponible en el garaje. Además, el tema de los atributos es algo que al principio cuesta digerir un poco, ya que vemos que nuestro coche no se mueve como nos gustaría, pudiendo llegar a crear frustración o una realidad en la que repetimos carrera para poder mejorar y así avanzar.

Más allá de este detalle, el control general del vehículo es correcto, pero no destaca en ningún apartado, y los objetos de apoyo al estilo del título del fontanero funcionan bien, pero resultan algo genéricos. Algo parecido ocurre con los escenarios: existen ocho lugares distintos, y cada uno tiene cuatro circuitos. Si bien los circuitos resultan similares entre sí, cada lugar cuenta con una gran cantidad de detalles dignos de admirar en su representación que le dan valor a cada trazado.

Table Top Racing, solo o acompañado

Un detalle que hace especial a este título es el uso de ruedas especiales. No se tratan de una mejora al uso, sino de la posibilidad de adquirir una capacidad especial como saltar o hacer grandes derrapes, siendo el verdadero aspecto que nos ayuda a que la experiencia de conducción sea de nuestro agrado. Esto y el hecho de que lo acompañe una buena fluidez en la tasa de imágenes son aspectos que hacen que la impresión general mejora mucho.

Para un jugador, además de los modos clásicos, hay un campeonato que nos invita a recorrer carreras con un sistema de puntos que se va intercalando con otras pruebas al estilo de contrarrelojes o competiciones eliminatorias. Existen eventos especiales que nos obligan a usar cierto coche o rueda, una competición algo más difícil que las carreras ordinarias. Si buscamos compañía, el título dispone de una opción a pantalla partida para dos personas y un modo online para competir entre ocho al mismo tiempo.

Table Top Racing tiene un apartado técnico correcto, pero que se nota que viene recortado de las versiones de otras plataformas. En pantalla vemos una gran cantidad de objetos diferentes que forman parte del mundo y que están bien recreados, pero sin embargo hasta que no estamos muy cerca de ellos tienden a verse borrosos. Es un «truco» que muchos juegos utilizan, pero que aquí es más pronunciado ya que la imagen es nítida solo con aquello que tenemos «debajo» y en las cercanías más inmediatas, de forma que siempre vemos objetos borrosos en el escenario.

Table Top Racing World Tour trae a Nintendo Switch todo el contenido adicional de las otras versiones y la posibilidad de jugar en multijugador local, pero ha tenido que hacer otros sacrificios por el camino. En general es un juego correcto y que a los fans del género les puede entretener, pero de la misma forma que tiene detalles que lo hacen mejor, existen otros tantos que empeoran el conjunto.

Resumen
Una experiencia de conducción correcta, con alguna idea interesante pero que innova poco y tiene varios detalles que no le dejan destacar.
6
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 5 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.