Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Super Skelemania

Análisis de Super Skelemania

Los llamados «metroidvania» se han convertido en uno de los géneros más populares dentro del terreno de los juegos independientes. Uno de los últimos en llegar a Nintendo Switch es Super Skelemania, que ha sido lanzado en la consola gracias al trabajo de Grimorio of Games.

No pierdas la cabeza en Super Skelemania

Una de las características del género que del título que nos ocupa es su mundo abierto creciente, en el que para poder acceder a ciertas áreas es necesario haber desbloqueado una habilidad previamente. Buscar el orden adecuado o incluso intentar «saltarselo» es aquello que los hace populares entre los speedrunners. En este caso los velocistas tienen un gran aliado, ya que el juego es algo breve.

Los movimientos básicos de nuestro esqueleto son lanzar su cabeza como ataque y un salto, pero poco a poco ve aumentadas sus habilidades, gracias a las cuales podemos desplazarnos más rápido y más alto.Los primeros compases del juego son un poco confusos por su presentación, pero una vez que hemos conseguido algunas mejoras el camino se hace más divertido y nuestras posibilidades jugables aumentan. En esto cobra especial importancia el diseño de las diferentes zonas que componen el título, ya que por una parte facilita nuestra ubicación (al tener cada área un color distinto) pero por otra parte, dentro de una misma zona es necesario utilizar el mapa para localizarnos bien entre salas muy similares.

Rápido y rejugable

El potencial de este juego es su rejugabilidad. Puede ser completado en poco más de una hora, lo que invita a que se explore una y otra vez para pasárselo en el menor tiempo posible. Esto mismo se convierte en un arma de doble filo pues, aunque permite una experiencia breve e intensa para jugadores que quieran algo corto y directo, puede quedarse muy corta para otras personas.

A nivel jugable el título cumple con buenos controles y apurados saltos, con una mecánica en la que la exploración se impone por mucho al combate, en un mundo sin demasiado enemigos y solo dos jefes. En general su estética simple puede suponer una barrera de entrada, pero funciona bien y luce mejor de lo esperado. Sin embargo, su nivel de brillo puede resultar algo molesto en los últimos compases del juego. Por su parte, el apartado sonoro es correcto, y nos ayuda a intrducirnos en este viaje solitario por laberínticos pasillos.

Super Skelemania es un título interesante aunque breve. Simple y directo, no tiene momentos en los que el tiempo se sienta perdido. Es una experiencia que a los seguidores del género que les gustará y que, a pesar de que a primera vista no entra por los ojos, su planteamiento y diseño jugable sí resultan atractivos.

Resumen
Divertido, aunque con un comienzo algo confuso y sin verdaderos alicientes que le hagan destacar sobre otros títulos del género.
6.5
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.