Portada » Análisis » Análisis de Sonority

Análisis de Sonority

La importancia del ritmo y lo melódico es indiscutiblemente importante en nuestras vidas, pero dada su complejidad no son muchos los videojuegos que se atrevan a que su leitmotiv lo sea. Sonority plantea una aventura en tercera persona donde resolver rompecabezas a base de notas musicales. Ahora falta saber si conseguirá mantener el ritmo…

La importancia del orden

Esther es una joven que parte en busca de una melodía capaz de sanar enfermedades. Con su flauta de pan y la intención de salvar a un amigo enfermo se atreve a recorrer unas antiguas ruinas donde la única forma de avanzar a través de ellas es colocando notas musicales en el orden correcto y así activar antiguos mecanismos. Todos y cada uno de los puzles se estructuran del mismo modo: una serie de tótems donde tocar/colocar las notas y un interruptor que activa la secuencia sonora que mueve los elementos del escenario.

Sonority

Podemos jugar con una guía de botones a sabiendas de que el control es poco intuitivo.

El orden importa. Una secuencia melódica ascendente eleva los bloques, mientras que una descendente los hace bajar. Con esto jugaremos de forma constante para nivelar, por ejemplo, superficies que nos permitan cruzar una zona inaccesible. Además, cuanta mayor lejanía haya entre las notas en la escala musical en esa secuencia, dichos elementos se desplazarán en mayor menor medida. Esto de forma inevitable acaba resultando en un ensayo y error de 2-3 horas hasta completar el juego. Algo que no será del agrado de todos.

Y es que, tras unos pocos puzles intuimos el desarrollo de Sonority en su totalidad viendo como incrementa su complejidad en función de las notas que tengamos a nuestra disposición. Porque al principio, y de forma no demasiado clara, adquirimos una única nota con la que resolver algún acertijo. Es así, como a medida que exploramos las ruinas obtenemos nuevas notas para enfrentarnos a puzles que muchas veces se combinan entre sí pero en lo que únicamente importa el orden de las notas (o números si optamos por una opción de lectura distinta).

La narrativa no aporta mucho pero le da personalidad.

Como os podéis imaginar esto hace que toda esa sinergia musical que se presupone por su concepto quede opacada a un simple orden de elementos. No hay nada en los puzles que nos inspire armónicamente en su resolución, y además resultar demasiado lento, lo convierte no muy tarde en una propuesta demasiado comedida. Sí, tenemos unas ruinas por las que movernos de sala en sala para descubrir antiguos escritos y pinturas gracias también a una serie de coleccionables que nos permiten descubrir para ellos. Pero a fin de cuentas Sonority es puramente un juego que enlaza un puzle con otro hasta llegar al último.

Y es curiosamente en su parte sonora donde menos destaca. Una ambiental melodía se deja escuchar mientras jugamos, y las notas, como decíamos, únicamente sirven como acompañante visual en la resolución de cada problemática. Sí es cierto, que sin destacar, su apariencia visual sabe acompañar, del mismo modo que lo hace un mapache parlanchín para darle algo de narrativa a todo esto aunque sin mucha gracia.

Sonority

Hay cierta sensación de aventura en momentos avanzados.

Resumen
Sonority se olvida de la simbiosis musical que buscaba para terminar ofreciendo una aventura de puzles donde no dejamos de ordenar notas. No existe una evolución mecánica natural por lo que su ensayo y error constante, sumando a un lento desarrollo, le impiden dar la nota como para ofrecer algo destacable.
Bueno
  • Puzles con una excusa narrativa.
  • Visualmente, sin alardes, sabe cumplir.
Mal
  • La simbiosis de música y puzle es anecdótica.
  • No hay evolución jugable.
  • Ensayo y error constante.
  • La exploración es lenta y tediosa.
6
Justo
Escrito por
Jugador de corazón, amante del arte y enamorado del metal.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.