Portada » Análisis » Análisis de Shadow Man Remastered

Análisis de Shadow Man Remastered

«Shadow Man», para un servidor, son palabras mayores. Palabras que evocan a un tiempo pasado y que con el tiempo se han convertido casi en algo reverencial. «Shadow Man», aún las escucho y pienso en lo que fue este juego en 1999 en Nintendo 64 y en el resto de plataformas en las que vio la luz. Hablábamos y aún lo hacemos de un juego oscuro, serio (no siempre es lo mismo), con una historia detrás adulta y bien escrita, agobiante, gore por momentos (o eso nos parecía); pero sobre todo hablábamos de un juego cuidado al máximo y divertido, como descubrimos quienes nos atrevimos a adentrarnos en él, y eso que algunos éramos poco más que unos críos. Pero estábamos hechos de otra pasta, por qué no decirlo, así que allí que fuimos, a la Zona Muerta, y nos perdimos una y mil veces, pero estábamos deseando volver a hacerlo, y la espera ha merecido la pena ya que Michael LeRoi, alias Shadow Man, está más vivo que nunca gracias al buen hacer de Nightdive Studios.

Ni vivo, ni muerto, ni todo lo contrario

Han pasado más de dos décadas pero ya desde los primeros compases Shadow Man Remastered nos deja claro que aquí hemos venido a enfrentarnos a una historia aterradora llena de muerte y magia negra, o vudú. Por azares del destino somos el portador de la Máscara de las Sombras y nuestro deber es acabar con las fuerzas del mal, las cuales se están agrupando bajo el abrigo de Legión (porque somos muchos). De hecho, en la Zona Muerta, a la que accederemos gracias a un oso de peluche que pertenecía a nuestro hermano menor fallecido en un fatal accidente y al vínculo que aún sentimos con él, se está construyendo ya un asilo gigantesco que pretende albergar a cientos de almas con las que desatar el Apocalipsis en la Zona Viva y acabar así con el mundo tal y como lo conocemos.

Es, como veis, una historia más oscura de lo que estamos acostumbrados (más en 1999) que además se ve aderezada por unos diseños casi perturbadores de algunos enemigos, unas paredes que parecen imágenes de órganos y músculos (juraría haber leído que así era en la extinta Nintendo Acción), y una banda sonora memorable y que además ponía los pelos de punta firmada por Tim Haywood. Unas características que desde luego no ha perdido pero por las que, en algunos casos, ha pasado el tiempo. Sin embargo, aquí es donde comprobamos el buen hacer del estudio y es que desde Nightdive han dado un buen repaso a texturas, rendimiento (hay un montón de opciones como elegir filtro antisotrópico, etc) y sí, controles. Los modelados se han quedado como estaban, o sea, justitos de poligonaje, pero no es menos cierto que el aire retro que da eso es bastante chulo, pero al resto se le ha dado un lavado de cara que puede parecer escaso pero que notaremos sobremanera si ponemos el original frente a la remasterización. En cualquier caso, las mayores y mejores mejoras, valga la redundancia, vienen gracias a unos controles algo más adaptados a los tiempos modernos, ruleta de selección de armas incluida, y donde tenemos incluso la posibilidad de mapear los botones del mando. Solo echamos de menos apuntar en primera persona con el giroscopio, algo que se prometió para esta versión de Nintendo Switch pero que finalmente no ha llegado (o no lo ha hecho aún). Por supuesto los efectos de sonido y la banda sonora también se han remasterizado, y como colofón se han añadido monstruos y zonas recortadas del original y que no sabremos distinguir de las que sí pasaron el corte hace dos décadas. No solo eso, sino que las mazmorras, porque Shadow Man es un juego de mazmorras en esencia, se han recolocado para que accedamos a ellas en el orden que fueron concebidas originalmente.

Al final, Shadow Man, aunque pueda parecer más una aventura de acción, es un juego de mazmorras con mucho backtracking (volver a zonas ya visitadas con poderes u objetos nuevos para acceder a sitios antes inaccesibles). Esto no es malo per se, pero se puede hacer muy tedioso cuando, como es el caso, no contamos ni con un mapa ni con ayuda visual alguna. Más de una vez daremos tumbos hasta encontrar el Alma Oscura que buscábamos o la nueva habilidad que, ahora sí, nos permita ir por aquel camino que a ver si nos acordamos por dónde se llegaba; bueno, sí hay una ayuda, la de Jaunty, la serpiente con cara de calavera, pero suele limitarse a decirnos que busquemos más a conciencia. Evidentemente en Nintendo 64 era igual, pero por aquel entonces no conocíamos nada mejor.

De todas formas, que esto no os haga no ir a por él, Shadow Man Remastered, como el original, puede pasarse de principio a fin con el único inconveniente de perder algo de tiempo andando de aquí para allá. Sumadle a esto un doblaje de calidad, aunque es cierto que las voces no concuerdan con los personajes, por mucho que doble al protagonista el gran Fernando Hernández, la posibilidad de guardar y cargar rápidamente y todo lo que os hemos comentado antes y tendréis todo un clásico remozado que los amantes de los juegos de temática oscura no os podréis perder. Ah, y no dejéis de mirar sus secretos, porque recordar las secuencias de introducción de Iguana y Acclaim no tiene precio.

sahdow man remastered

Resumen
Una buena remasterización añadiendo casi todo lo que le hacía falta. Ha envejecido y pide a gritos un mapa que no tiene, pero perderse por su mundo oscuro también era parte de su gracia, además ahora lo haremos en HD y con varias mejoras en lo visual, sonoro y jugable. Y con añadidos en forma de más niveles y enemigos.
8
Notable
Escrito por
Señor Bichos para ti.

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x