Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Ruiner

Análisis de Ruiner

Yo contra el barrio futurista.

Llega al catálogo de Nintendo Switch la última aportación (por el momento) de Devolver Digital. Hablamos de Ruiner, una obra que nos lleva al futuro más distópico, desolador y vengativo. Una aventura que nos lleva a enfrentarnos a muchos peligros en un auténtico Yo contra Todos.

Yo contra todos

Ruiner es un juego de acción con visión cenital en el que nos enfrentamos a una sucesión letal de hordas. La historia del juego nos pone en los circuito de un hombre reconvertido en máquina, en una auténtica máquina de matar. Aparecemos en el momento y en el lugar adecuados, y al mismo tiempo en el más peligroso, sin saber ni por qué ni cómo, con la misión de enfrentarnos a toda una super organización criminal con el fin de rescatar a nuestro hermano.

El desarrollo de Ruiner es sencillo y conocido. Avanzamos por niveles lineales, enfrentándonos continuamente a horda de enemigos bien equipados, al mismo tiempo que esquivamos los diferentes peligros. Nosotros, a su vez, contamos con un amplio armamento de diseño futurístico, en el cual debemos admitir que encontramos desequilibrios en su uso, pues unas son más eficaces que otras.

Pero con todo, Ruiner presenta algunos toques de personalidad que logran diferenciarle de otros oponentes en el género. Lo más llamativo es que derrotando enemigos conseguimos subir de nivel. Estas subidas de nivel nos otorgan puntos o karma, que empleamos para subir parámetros: potencia, defensa y velocidad.

El futuro es violento

Esto aporta un componente táctico a la hora de encarar los enfrentamientos, ya que no todos los enemigos se derrotan de igual manera y debemos jugar con estos indicadores. Y también está el trato que recibe su historia, que aunque no sea más que un mero pretexto, está tratada con cariño y un máxime de respeto por sus protagonistas, tanto en su presentación como en su desarrollo.

Ruiner es un juego con una dificultad elevada, incluso para su género. Desde los primeros compases encaramos picos de dificultad que nos hacen replantearnos nuestra habilidad. Con todo, la duración ronda las 8 horas, pero puede varios, de menos a más, en base a nuestra pericia. De igual forma, ya que existen diferentes maneras de encarar los enfrentamientos se hace altamente rejugable.

En cuanto a su apartado artístico, destaca los modelados sólidos de personajes y decorados, así como su diseño futurista en cuanto a variedad y entornos en cada fase, aunque dentro de cada nivel se puedan hacer algo monótonos, así como el uso de colores e iluminación. Ruiner rinde muy bien en Switch. Su apartado sonoro también es de notable con melodías electrónicas bastante cañeras.

Lo atractivo de su estética se conjuga con un desarrollo lineal que puede llegar a hacerse repetitivo. Si bien Ruiner no es un juego demasiado original, los distintos apartados que componen el juego están bien trabajados. Un título destinado para los amantes del género, pero no tanto para aquellos no tan aficionados ya que dada su dificultad se les puede hacer un poco cuesta arriba.

Resumen
Lo atractivo de su estética se conjuga con un desarrollo lineal que puede llegar a hacerse repetitivo. Si bien Ruiner no es un juego demasiado original, los distintos apartados que componen el juego están bien trabajados. Un título destinado para los amantes del género, pero no tanto para aquellos no tan aficionados ya que dada su dificultad se les puede hacer un poco cuesta arriba.
6
Justo

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 4 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.