Más información
Portada » Análisis » Analisis de Ghostrunner

Analisis de Ghostrunner

Un ninja que hace parkour

Tanto si te gustan los ninjas como si te gusta el parkour estás de enhorabuena, porque llega a nuestras Nintendo Switch un juego que te permite hacer las dos cosas a la vez. Hablamos de Ghostrunner, un juego que nos ha sorprendido por su jugabilidad, aunque también nos ha hecho mal jurar en unas cuentas ocasiones.

Equípate con tu mejor katana

Ghostrunner es un juego de acción y plataformas en primera persona en el que controlamos a un ninja armado con una katana que hace parkour. La historia nos pone en un mundo postmoderno en que la sociedad ha sido sumida bajo la tiranía y la esclavitud de una malvada organización, aunque a nosotros esto no nos va a interesar, ni va a ser un contexto que se desarrolle, ni veremos nada de lo que se nos cuenta. Nosotros hemos venido a repartir leña.

Así, en nuestro periplo de acabar con la vida de todo ser viviente que pertenece a la organización con el fin de derrocarla, avanzaremos por escenarios de desarrollo lineal saltando de plataforma en plataforma, de pared en pared y de enemigo en enemigo. Como suena, así de frenético es Ghostrunner. Y por si no tuviéramos poco, nuestra ninja cuenta con una amplia variedad de habilidades que se van adquiriendo a medida que superamos fases.

Contamos con un botón para realizar cada acción. Nuestro ninja saltará en dirección a una pared para empezar a correr sobre ella y saltaremos en la dirección en la que, estemos posicionando la cámara para volver a correr sobre una pared o caer sobre la cabeza de algún enemigo.

También contamos con la habilidad de esquivar, con la cual congelamos el tiempo y nos desplazamos lateralmente con el fin de escapar de los incesantes disparos de los enemigos que nos pueden llegar de cualquier dirección. Además, podemos arrastrarnos por el suelo y utilizar un gancho para alcanzar plataformas lejanas. Y todo esto tan solo como acciones básicas.

Mil y una formas de matar

Las habilidades que iremos desbloqueando están enfocadas en el combate cuerpo a cuerpo. Son varias y variadas, pero no podemos equiparlas todas al mismo tiempo, así que en nuestra elección está en elegir las combinaciones de habilidades que mejor resultados nos den. Es una gozada ir probando combinaciones y nuevas habilidades para descubrir nuestro potencial genocida como ninjas.

Lo que no gozaremos tanto son las infinitas veces que moriremos debido a la perfección extrema a la que nos vemos sometidos en Ghostrunner. Por si no había quedado claro ya, estamos ante un juego exigente y difícil. Tanto a lo referente a la habilidad con sus controles como a las distintas situaciones en las que nos vemos envueltos.

En Ghostrunner la muerte y repetición son norma. Es un juego en el que pensar nuestro siguiente movimiento conduce a la muerte inmediata, por lo que siempre hay que tener en mente nuestra coreografía asesina y ejecutarla sin fisuras. Nos exige ser precisos y, sobre todo, rápidos cual ninjas. Algo que se complica más todavía debido a su jugabilidad en primera persona. Calcular distancias y giros sin tener una visión general del escenario no ayuda.

Gráficamente, aunque pierda algunas con respecto a otras versiones de consolas (y también gane), estamos ante un juego que cumple pero no sorprende, tanto en su ambientación ciberpunk (que ya se torna clásica) como en su diseño de escenarios. En lo sonoro tampoco se esfuerza en hacer nada más que no sea ambientar en un juego que nos puede durar entre 7 u 10 horas dependiente de nuestra habilidad y sin tener en cuenta su alto grado de rejugabilidad.

Ghostrunner dividirá en opinión a los jugadores al ser un juego que puede resultar en ocasiones más frustrante que divertido. Su dificultad no está hecha para todos los públicos, estando más dirigidos a aquellos capaces de sufrir hasta convertirse en auténticos ninjas. Eso sí, se agradece este aire fresco que trae la propuesta y que tan necesario nos parece en momentos en el que la industria solo tiende a ofrecer más de lo mismo.

Resumen
Ghostrunner es un juego de acción y plataformas en primera persona en el que controlamos a un ninja armado con una katana que hace parkour con una dificultad muy ajustada y con toques muy originales.
8
Notable

¿Te ha gustado?

1 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x