Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Aragami - Shadow Edition

Análisis de Aragami - Shadow Edition

Tras tres años en el mercado, por fin llega Aragami – Shadow Edition a Nintendo Switch, el juego de sigilo con ambientación deudora del folclore japonés del estudio español Lince Works. Esta versión incluye tanto el juego original como la expansión que salió más tarde. Prepárate para infiltrarte en las sombras en estas dos fantásticas aventuras de sigilo, sombras y acción.

Metal Gear Tenchu con personalidad propia

Aragami – Shadow Edition es un título con personalidad propia, pero muy inspirado en las dinámicas de juego que hicieron populares a Metal Gear Solid y Tenchu en PS1. Es decir, se trata de un juego de sigilo donde lo más importante es no ser descubierto. Aragami tiene una jugabilidad más simple que los dos antes mencionados, por lo que ponerte a los mandos es muy fácil. Eso sí, la dificultad es, en realidad, bastante elevada por lo que prepárate a poner al 100% tus habilidades como jugador… O a rebajar la dificultad al nivel más bajo.

Tomamos el papel de un aragami, una especie de espíritu vengativo convocado (creado) mediante un antiguo ritual. Yamiko, que así se llama quien nos ha invocado, se comunica con nosotros mediante una proyección astral y nos encomienda nuestra misión: rescatarla de donde el clan de la luz, Kaiho, la tiene presa. Y, con nuestro desmemoriado aragami (al que Yamiko bautiza como Aragami -nombre propio-) nos embarcamos en una misión de sigilo que tiene que acabar antes del amanecer, pues el espíritu desaparecerá con los primeros rayos de sol.

Las habilidades del aragami

El control de Aragami es sencillo. Podemos andar, correr, hacer ruido con unos cascabeles y agacharnos. Además, también nos es posible teletransportarnos entre las sombras (salto de sombras) o incluso crear sombras artificiales (camino de sombras) para usar en ellas el salto de sombras. Todo esto gasta esencia de sombra, que se ve representada por las runas de nuestra capa y se regenera cuando estamos en la oscuridad.

Aragami es un ser de sombra y es prácticamente invisible en la oscuridad, pero a la luz pierde sus poderes. Poderes que se desbloquean según vamos adquiriendo pergaminos y que se emplean seleccionándolos con una ruleta a lo The Legend of Zelda: Skyward Sword y luego usando el botón adecuado. No son obligatorios, pero facilitan el avance. Sin embargo, mi recomendación es que gastéis los pergaminos primero en las habilidades del aragami, siendo la de ocultar los cadáveres y la de detectar los pergaminos en el escenario las más importantes.

En cada escenario tenemos una serie de misiones que nos va encomendado Yamiko. La forma de afrontar los desafíos es muy diversa, aunque realmente consisten en avanzar sin ser detectados hasta la zona siguiente o un interruptor. De vez en cuando cambia la dinámica, pero se mantiene estable durante todo el juego. Sin embargo, como los escenarios son relativamente abiertos, hay muchas opciones posibles en nuestro camino, lo que hace que cada partida sea en realidad diferente (pero parecida).

Hay que calcular muy bien el momento de hacer el salto de sombras y los asesinatos, para intentar no alertar a los guardias. Si conseguimos acabar el nivel sin ser visto, obtenemos un sellos especial y mejoramos nuestra puntuación. También hay un sello por matar a todos los enemigos y otro por no matar a ninguno. Esto, sumado a la puntuación y a la variedad de aproximaciones a un nivel, añade rejugabilidad al título. Sí, la dinámica jugabe es siempre muy similar y sencilla, pero precisamente esto es lo que permite que las partidas se desenvuelvan de forma tan natural.

Sin prisa pero sin pausa

La duración del juego depende en gran medida de nuestra habilidad y del enfoque que le demos a cada misión. En mi caso particular, por ejemplo, las misiones son largas porque intento ir por los caminos más seguros y dejarlo todo perfecto. Pero hay margen para los speedrunners también, así que depende de cada uno. Los más rápidos lo pueden completar en 5 horas. Sin embargo, yo en 5 horas no llevaba ni la mitad del juego.

A nivel jugable, el único pero de Aragami son los picos de dificultad que a veces presenta, así como el hecho de tener que repetir tramos muy largos si caemos en combate. Y morir es fácil, lo que puede acentuar la frustración.

De la misma forma que matamos de un golpe, también morimos de uno solo por lo que hay que ser sigiloso. En esto se diferencia de Tenchu o Metal Gear Solid, donde sí había un sistema de combate más desarrollado. Aquí es simplemente parte del puzle, lo cual no es necesariamente malo ya que nos ayuda a centrarnos en lo importante del juego: el sigilo. Pero claro, si caes en combate puede que te toque repetir tramos bastante largos del nivel, a pesar de que hay checkpoints en sitios estratégicos.

Claro de luna

Aragami es un juego indie, pero no de esos que abusan del estilo gráfico de 8 bits y la música chiptune. Aragami hace gala de un estilo 3D muy sólido y que funciona muy bien, una versión actualizada de lo visto en los Tenchu de ps1. Juega mucho con las luces, aunque los efectos gráficos en general son sencillos. No es lo más espectacular, pero sí es bonito y funciona. El diseño artístico tiene claras influencias japonesas, pero desde una óptica europea (el estudio es español) y eso se nota en los personajes, especialmente. La música también está muy bien y acompaña de forma magistral a las partidas, dependiendo de nuestras acciones.

Además, no hay HUD (indicadores de vida, magia, etc.) sino que todo se representa con la apariencia del personaje protagonista. Dependiendo de su color es visible o no, y las runas de la capa marcan la cantidad de esencia de sombra, así como de técnicas disponible.

Sin embargo, Aragami presenta varias taras en el aspecto técnico, algunas de las cuales pueden ser subsanadas en futuros parches. Una de las cosas que más me llaman la atención son los textos cuando el aragami habla con Yamiko, en los cuales la fuente de los caracteres cambia de tamaño conforme va avanzando el texto, lo que hace que palabras se muevan de línea. El juego está en castellano, y la historia es bastante entretenida de seguir.

También presenta ciertas ralentizaciones en los vídeos en los que hay movimiento de cámara. Además, al comenzar parece como si un vídeo se cortara. En realidad no es así, porque son flashes que ve el aragami en el momento de la creación, pero queda un poco raro. Con esto quiero decir que la presentación, aunque buena, podría estar mucho más cuidada y lo aleja del sobresaliente.

Aragami – Shadow Edition, para los amantes del sigilo y los ninjas

Aragami – Shadow Edition es un juego que me encanta. Sigilo, estrategia y un mundo fantásticamente bien diseñado se unen en una experiencia súper satisfactoria. Le lastran los problemas con los textos y la cámara, así como algunos picos de dificultad descompensados y que el combate no dé más de sí. Pero la experiencia principal, el sigilo, se desarrolla de una forma magistral y hace que jugar en la piel de Aragami sea un placer. Y, por si fuera poco, contamos con el DLC para seguir jugando con las sombras para continuar jugando a Aragami después de acabarlo. En definitiva, Aragami – Shadow Edition es una compra obligada para los amantes de la época dorada de los juegos de sigilo.

 

Resumen
Aragami - Shadow Edition contiene el juego original y su DLC, que es una precuela a la aventura principal. Muy recomendable para todos los amantes de los juegos de sigilo, con una ambientación fantástica y un acabado genial. Solo algunos aspectos técnicos de los vídeos y ciertos picos de dificultad lastran esta de otro modo sobresaliente experiencia
8.5
Notable
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 8 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.