Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Bleep Bloop

Análisis de Bleep Bloop

Bleep Bloop es un juego español desarrollado por Ludipe. Se trata de un juego de puzles con desarrollo no lineal que nos invita a recorrer un laberinto de salas de colores.

Escape Room

En Bleep Bloop manejamos a dos cuadrados que tienen que escapar de diferentes salas. Cada uno de los cuadrados se controla con una de las palancas. Inclinamos la palanca correspondiente en una dirección y el cuadrado se mueve hasta que se choca con algún obstáculo, que puede ser el otro cuadrado. Sin embargo, si los dos cuadrados se chocan en movimiento, la partida se reinicia.

Con estos movimientos tenemos que recorrer las salas y posicionar a los cuadrados en las baldosas brillantes para teletransportarlos al siguiente nivel. Sin embargo, Bleep Bloop no tienen un diseño lineal, sino que más bien es un laberinto. La sala inicial, también de tipo puzle, es en realidad una especie cruce entre todos los niveles del mundo. Una vez se completan todos, las baldosas brillantes se vuelven más mate y las oscuras se vuelven más brillantes para indicar que están activas. Cada una de las salas propone un reto diferente y, generalmente, están basadas en formas más o menos reconocibles (incluso hay un dibujo presentando cada nivel).

Directo y sin preámbulos

Bleep Bloop te lanza directamente a la aventura, sin preámbulos ni explicaciones de ningún tipo. No sabes en ningún momento lo que tienes que hacer y lo primero es figurarte cómo se mueven las piezas. Después hacia dónde tienes que llevarlas. Por último, mucho más difícil, es saber qué quiere el desarrollador que hagas con todos es niveles interconectados. Una vez lo sabes, el juego mejora pero, claro, ¡puede que nunca llegues a saberlo! Tienes que ir por las baldosas activas y resolver la sala que se esconde tras de ellas para poder acceder a la siguiente.

Las salas van añadiendo elementos de complejidad conforme avanzamos de mundo (se nota por el color), como diferentes tipos de baldosas o elementos que se mueven con tus cuadrados, que vuelven más dinámica la exploración.

Bleep Bloop, un juego a medio cocinar

Por lo tanto, aunque la idea sobre el papel pueda estar bien (un juego de puzles no lineal), lo cierto es que se vuelve caótico y frustrante porque no sabes si estás haciendo las cosas bien o te estás equivocando. Cuando crees que has avanzado bastante y, de repente, vuelves a una sala que ya habías hecho es un jarro de agua fría en toda regla. Todo porque no hay forma de saber que la sala inicial es un cruce para acceder a todas las demás. Bueno, sí, si te lo dicen. Además, si pulsas el botón + durante un tiempo, la partida vuelve a empezar desde el principio (en lugar de ser botón pausa, toma ya).

A nivel visual, emplea colores simples y formas cuadradas para todo. Hay algunos elementos un poco diferentes, pero son los menos. No destaca y se vuelve monótono al poco tiempo. Tampoco ayuda la música, que aunque es de mayor calidad que el apartado gráfico, no está bien programada y, cuando acaba una canción, el juego permanece en silencio  durante unos largos segundos hasta que decide poner la siguiente.

Recorriendo un mundo de colores

Bleep Bloop es un juego diseñado por una sola persona, ingenioso hasta cierto punto aunque no especialmente novedoso. Hay que tener paciencia con él, más de la que se suele tener con un juego de estas características, ya que no está nada claro lo que hay que hacer. Si te lo cuentan es más sencillo y disfrutable. Mejora mucho cuando sabes que la primera pantalla de cada mundo es un cruce de niveles y que hay que completar las salas de las baldosas brillantes para transportarnos al siguiente mundo. Lo normal es pensar que la primera pantalla es un nivel más, lo que genera cierta frustración al repetirla una y otra vez.

Cosas para mejorar: Aparte del aspecto técnico y los problemas de audio, la dinámica de los puzles tendría que estar explicada para evitar que la gente no entienda el juego. El 90% de aquellos que lo jueguen sin ninguna referencia no entenderán casi nada durante los primeros 40 minutos. Y técnicamente el juego no invita a jugar mucho más…

En definitiva, aunque ciertamente original, Bleep Bloop no es un juego recomendable para todos los públicos. Valoramos el esfuerzo del desarrollador y nos duele no poder recomendarlo más pero así ha sido nuestra experiencia con él, y tampoco vamos a engañar a nadie. Eso sí, tiene su público y habrá a quien le encante, por lo que tampoco es para descartarlo de tu lista si te gustan los juegos de tipo puzle.

 

Resumen
Un juego simple, algo original pero con muchos errores que lo alejan del público general. Sin embargo, puede que te encuentres entre su audiencia si te gustan los puzles sencillos pero con un toquecillo especial.
4.5
Pobre
Escrito por
Compositor, aficionado a los videojuegos y colaborador en Revogamers desde casi sus inicios. Mi tarea en la web es coordinar análisis, impresiones y artículos, así como ejercer de redactor y procurar que haya contenido todos los días.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 5 meses, 2 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.