Seguir
Portada » Análisis » Golf Story

Golf Story

Calentar la muñeca, escoger el palo adecuado, medir distancias y viento y golpear de forma certera la bola. El golf ha sido uno de los deportes más cultivados dentro de los videojuegos, comenzando su swing en esta industria con clásicos como NES Open Tournament Golf.

Tras unos cuantos golpes e ir rellenando una tarjeta ahora bajo par, el próximo hoyo se disputa en Nintendo Switch de la mano de Golf Story. La obra del estudio Sidebar Games combina con pericia este deporte con toques roleros, constituyendo un agradable título con un interesante componente RPG.

Habilidad y precisión caracterizan al buen golfista, virtudes que hacen de Golf Story un birdie en el catálogo de la consola híbrida. Os invitamos pues a un viaje para alzarse con el título de mejor golfista de la historia, uno de los mejores que hemos vivido acompañados de nuestros hierros.

Bienvenido a Wellworn Grove

Amante del golf, encarnaremos a una joven promesa del deporte para alzarnos como el mejor golfista. Se mantiene el mismo cliché de siempre, sin embargo este objetivo es solo la línea a seguir en una aventura caracterizada especialmente por los personajes que la inundan. Conversaciones con diálogos amenos y toques de humor serán tónica en un título que abraza el género RPG ciñéndose a los pilares del deporte protagonista.

El lugar de partida es Wellworn Grove. El reconocido campo de golf será donde el joven dé sus primeros pasos en una difícil escalada hacia el olimpo del golf. Sin embargo, poco es el tiempo de estancia allí, siendo su objetivo dejar huella en cada uno de los escenarios que componen su viaje.

Ocho son los que conforman el mundo de Golf Story. Estos entornos están coronados por sus respectivos campos de golf, una amalgama de ecosistemas que conforman un homenaje al lugar donde se afinca el estudio desarrollador. Sin ser meros decorados, cada lugar aporta distintas dificultades y mecánicas, alejando la odisea del protagonista de un mero tour turístico donde recorrer libremente los densos aunque algo pequeños escenarios del título.

  

El apartado artístico juega un importante papel en la recreación de estos entornos. Bajo una estética de corte píxel, se define con carisma y colorido cada uno de estos lugares bajo una excelente dirección artística. De esta forma, Golf Story nos invita a recorrerlos tranquilamente, a realizar unos golpes cuando gustemos, a descubrir las muchas actividades secundarias que guardan los NPC. Con peticiones desde pequeñas trifulcas y desafíos golfísticos hasta actividades más mundanas, se ayuda a guardar los palos entre hoyo y hoyo gracias a una amplia variedad de situaciones.

Ajustando el swing

Con los palos desempolvados y las muñecas calentadas, toca prepararse para los primeros golpes. Golf Story es sencillo de jugar, aunque invita especialmente a realizar el menor número de jugadas en cada hoyo. Selección del palo correcto para cubrir distancias, ajustar la potencia en la barra y pulsar en el momento justo para no desviar la bola innecesariamente serán los pasos básicos en cada golpeo.

Las bases de juego son las mismas, añadiendo herramientas como un ajuste más preciso en la distancia del golpe o el efecto de la bola al tocar suelo. No todo será potencia, ya que aunque inicialmente alcanzar el green sea sencillo, en futuros hoyos no será solo el viento el principal enemigo.

Situaciones inesperadas inundan los campos de golf salpicados por búnkers, zonas de agua o árboles que obstaculicen la visión. Los animales también harán de las suyas donde, por ejemplo, topos o aves se llevarán las bolas que estén al alcance de su visión. Hasta algún hambriento cocodrilo podría estropear el par en cualquier momento.

Sin embargo, Golf Story es más que armar correctamente los palos. Los pilares sobre los que se asienta el deporte protagonista se ven reforzados por un sistema de progresión proveniente de su faceta RPG, sencilla y atractiva que evoca a exponentes como el notable Mario Golf de Game Boy Advance.

Simple y sin aditivos, podremos modificar aspectos del protagonista como la potencia de tiro, vital para cubrir mayores distancias tras el golpeo; o pulir nuestra técnica a la hora de controlar la trayectoria o el giro de la bola. La progresión del personaje se ve apoyada por la obtención de equipamiento a lo largo de la historia, vía tiendas o escondidos en el escenario. Despojarse de los viejos palos será vital para tener más oportunidades en futuros enfrentamientos golfísticos, cada vez más duros.

 

Golf Story es una pequeña joya en el catálogo indie de Nintendo Switch. Siendo una de las más agradables sorpresas, Sidebar Games retorna el género del golf con una excelente propuesta con toques RPG, un birdie que aúpa al juego como uno de los referentes en la eShop.

Su resultón apartado artístico, con tintes retro, se ve reforzado por el uso de la vibración HD. Especial mención al uso de esta tecnología, siendo de los pocos juegos que la explotan en Switch. La forma de transmitir las distintas superficies con las que se topa la bola, el efecto al entrar en el hoyo o el original uso recibido en los diálogos con los NPC muestran las capacidades del motor de vibración de la híbrida.

Golf Story acaba con la tarjeta bajo par tras una excelente partida por sus muchos hoyos. Evocando a los mejores títulos del género, la obra de Sidebar retorna lo mejor del golf aderezado con toques roleros, una de las sorpresas independientes en Switch y un título obligado para los seguidores del género.

Nota Revogamers

Hoyo en uno.

8
Escrito por
Nintendero de corazón, futuro aeronáutico de vocación. Gran seguidor de míticas sagas como The Legend of Zelda o Kingdom Hearts, máximo "fanboy" de Nintendo. Los amiibos son mi debilidad.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Christian Amor hace 1 año, 1 mes.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.