Portada » Análisis » Análisis de Assassin’s Creed The Rebel Collection

Análisis de Assassin’s Creed The Rebel Collection

Los videojuegos de aventura y sigilo en un mundo abierto han dado lugar a diferentes videojuegos, películas y cortometrajes, libros y novelas desde 2007. Estos se han ido desarrollando desde el primer juego de Assassin’s Creed, aunque no todos han tenido la misma suerte.

La historia del videojuego principal cuenta que Desmon Miles, último descendiente de la Hermandad de los Asesinos, decide tener una vida más tranquila y abandona dicha milenaria Hermandad. Abstergo Industries, antigua Orden de los Caballeros Templarios, lo secuestra para obtener sus recuerdos ancestrales a través de su ADN con el Animus. De esta manera conseguirían unos importantes artefactos, los Fragmentos del Edén, que dan un poder ilimitado, a través de los cuáles se adquiere más poder para dominar el mundo y cambiar su destino. Por suerte es restacado por la moderna encarnación de la Hermandad de los Asesinos y decide colaborar con ellos. De esta manera, intenta localizar los Fragmentos del Edén antes que Abstergo Industries con su versión mejorada del Animus.

A partir de ahí, en cada juego, diferentes personajes van completando una serie de objetivos para cumplir la misión correspondiente. En este caso, analizamos los juegos Assassin’s Creed IV: Black Flag y Assassin’s Creed: Rogue que se encuentran dentro de la colección Assassin’s Creed The Rebel Collection.

Assassin’s Creed IV: Black Flag

Assassin’s Creed IV: Black Flag comienza reviviendo las aventuras de Edward Kenway, en alta mar, en junio de 1715 en Cape Bonavista. Tras finalizar una serie de objetivos, el juego vuelve a la actualidad donde un empleado contratado por Abstergo sale del Animus. A partir de ahí, supuestamente tiene la misión de ir reuniendo material con un objetivo que no es todo lo que parece. Os invitamos a que lo descubráis por vuestra cuenta.

Assassin's Creed IV: Black Flag

Sin tregua

Las continuas mentiras, el número menor de restricciones dentro de un mundo más abierto que en Assassin’s Creed III y la libertad de movimiento del jugador hacen que la jugabilidad sea mucho más intensa y fácil sin dar ninguna tregua a aburrirse durante el juego.

Por otra parte, tiene el atractivo de una continua exploración en distintas zonas. La manera de matar sigilosamente como en anteriores y posteriores sagas, el abordaje y captura de barcos y el nadar de un sitio a otro de manera sencilla, son algunas de las cosas que se repiten para hacer una aventura llena de peligros que superar.

En el mapa, todos los elementos, misiones y sitios están indicados de forma que sea mucho más fácil localizarlos conforme vamos explorando y descubriendo las distintas zonas.

Assassin's Creed IV: Black Flag

Respecto a la adaptación a Nintendo Switch, el sonido, música y gráficos generan el ambiente perfecto para que no te pierdas ningún detalle en la experiencia. No hay bajón respecto al resto de consolas en lo que se refiere al rendimiento y a la jugabilidad.

Assassin’s Creed: Rogue

Assassin’s Creed: Rogue fue un juego lanzado simultáneamente a Assassin’s Creed Unity, destinado en principio a las plataformas de la pasada generación. Mantenía la jugabilidad del cuarto capítulo y, en parte, su ambientación histórica, que se situaba en un punto intermedio entre IV y III. El juego comienza reviviendo las aventuras de Shay Patrick Corman, cuando todavía es un asesino en el Atlántico Norte en enero de 1752. Una serie de eventos hacen que la trama tome un cariz muy distinto.

Assassins Creed Rogue

Una aventura sin fin

El atractivo de esta secuela de Assassin’s Creed IV: Black Flag, es la trama, que aunque es sencilla, te atrapa y no puedes dejar de jugar. Al igual que la trama, los continuos retos a los que se tiene que enfrentar el protagonista, hacen que la saga sea muy entretenida.

En el mapa, todos los elementos, misiones y sitios están indicados de forma que sea mucho más fácil localizarlos conforme vamos explorando y descubriendo las distintas zonas.

Respecto a la adaptación a Nintendo Switch, el sonido, música y gráficos generan el ambiente perfecto para que no te pierdas ningún detalle en la experiencia. No hay bajón del resto de consolas respecto al rendimiento y a la jugabilidad.

Assassins Creed Rogue

Conclusión

La adaptación que se le hace a la colección Assassin’s Creed The Rebel Collection en Nintendo Switch está muy lograda y no tiene nada que envidiar a la versiones de las otras consolas. Sí es verdad que algunas misiones pueden resultar repetitivas, pero eso no quita que los juegos te atrapen y no puedas dejar de jugar. Es una colección muy recomendable.

Resumen
Colección muy recomendable que ha sabido adaptarse muy bien en Nintendo Switch.
9
Genial

¿Te ha gustado?

5 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x