Portada » Artículos » Impresiones - Super Mario Party

Impresiones - Super Mario Party

Entre globos y pizzas. Así vivimos nuestra primera experiencia junto a Super Mario Party. Nintendo organizó un guateque para festejar la inminente llegada de la próxima entrega del título festivo por antonomasia del fontanero.

Minijuegos, diversidad de modos y tableros y muchas risas caracterizan de siempre una franquicia con la diversión por bandera, que en su último juego abandona la numeración a la que nos acostumbra en sus entregas principales.

¿La justificación? Un ‘Super’ que promete renovar la saga, que promete justificar un notable salto respecto a anteriores entregas. Nuevos minijuegos y formas de juego, ‘Super’ significa reinventar las formas de jugar gracias a Nintendo Switch.

¿Cumple lo que promete o el nuevo Mario Party aguará la fiesta? Entre piques y risas, estas son las principales virtudes de la revolución sobre el tablero de Super Mario Party.

80 nuevos minijuegos

Nunca vistos. Super Mario Party renueva por completo su oferta de minijuegos, trayendo para la ocasión hasta 80 nuevos. Como era de esperar, éstos aprovechan las muchas funciones de los mandos de Nintendo Switch. Desde el acelerómetro hasta la vibración HD, cada uno de ellos hace gala de las posibilidades de los Joy-Con.

Entre nuestros favoritos, se encuentra uno donde adivinar qué personaje se esconde tras una cortina habiendo experimentado cómo vibra el mando al paso cada uno de los posibles (el último de los niveles es tremendamente complicado) o un bote de caramelos, donde tenemos que ir vaciándolo moviendo y agitando el mando para que vayan cayendo desde el agujero. Hasta se experimenta perfectamente gracias a la vibración cómo choca cada uno de los caramelos con las paredes del bote. ¿Os suena?

La oferta a la que tuvimos acceso fue limitada, la fiesta no podía extenderse hasta que tuviésemos la oportunidad de disfrutar de todos y cada uno de ellos. Desde minijuegos todos contra todos, hasta cooperativos pasando por 1 vs. 3, el número apunta lo suficientemente alto como para prometer horas de diversión sin caer en la monotonía.

Sin embargo, el auténtico protagonista en esta ocasión fue Toad con su Sala de Recreo. Ya remarcamos hasta la saciedad las infinitas posibilidades que ofrece Nintendo Switch. ¿Recordáis aquella patente donde varias pantallas de Nintendo Switch se conectaban al unísono? Super Mario Party es la primera muestra de ello.

Sitúa las pantallas de Nintendo Switch a tu gusto y arrastra el dedo conectando ambas. Un gesto tan sencillo permite conectar ambas consolas para un mismo minijuego. La Sala de Recreo es la última muestra de las muchas posibilidades de Switch en cuanto a experiencia de juego, sin duda sorprendente.

Siendo únicamente dos los únicos minijuegos que pudimos probar (un rompecabezas donde mover la Switch hasta hacer encajar correctamente la imagen y una arena de batalla donde eliminarse a disparos a manos de un par de tanques) habrán hasta ocho diferentes, todos haciendo gala de esta función. Cabe mencionar que todos ellos, menos el rompecabezas, pueden disfrutarse con una única Nintendo Switch, no siendo obligatorio (aunque sí recomendable) el uso de más de una consola.

Torrente de aventuras, la gran sorpresa

Junto a la amplia gama de minijuegos, Super Mario Party también hará gala de un buen puñado de modos.

Mario Party, la experiencia de toda la vida, fue la que más disfrutamos. Las partidas, de hasta cuatro jugadores, se desarrollarán en diversos tableros, completamente nuevos, cada uno con eventos diferenciadores.

Por ejemplo, uno de ellos constará de cuatro islas interconectadas, a las cuales se podrá acceder vía diversas tuberías dispersas por el camino. Toadette, poseedora de las Superestrellas, objetivo prioritario, se moverá entre ellas, pudiendo ocupar su puesto de venta cualquier punto en una de las cuatro islas de forma aleatoria. Ten suerte y te cruzarás con ella por el camino. Sino, siempre puedes conocer al Blooper que acecha en las profundidades…

Como este, serán muchos los tableros en los que disfrutar de la experiencia Mario Party. Además de éstos, nuevas mecánicas como los dados especiales, únicos en cada personaje, son novedad. Conservadores o más atrevidos, estos dados podrán ser lanzados sin restricción alguna a lo largo de la partida. De esta forma, pueden facilitar el obtener una estrella, aterrizar en alguna de las casillas de la fortuna que salpican el escenario o, al contrario, hacernos perder nuestras preciadas monedas. Elige con sabiduría, pues un par de malas tiradas puede hacer peligrar tu victoria.

Junto a los dados, aparecen objetos especiales. Obteniéndose en el escenario o en tienda a cambio de monedas, permitirán incrementar el número de casillas que nos movemos por tirada o robar monedas a los rivales. Dados especiales y objetos dan un toque de estrategia entre tanta aleatoriedad característica de Mario Party. Un buen uso de ellos puede asegurar una Superestrella. Aunque cuidado no se vayan a lanzar el resto de jugadores contra ti.

Finalmente, pudimos disfrutar, a título de un servidor, de la mejor incorporación a la saga Mario Party. Torrente de Aventuras es sin lugar a dudas el protagonista en Super Mario Party. Cooperativo a cuatro, este nuevo modo nos llevará por unos frenéticos rápidos donde, a golpe de remo, habrá que navegar por río bravo junto a tres amigos.

Dos etapas distinguen este modo: remo y minijuegos. Rema gracias a los controles de movimiento para modificar la trayectoria de la barca, esquivar obstáculos y poder realizar minijuegos, todos ellos cooperativos. Al final de cada tramo espera una bifurcación, teniendo que escoger en el momento el camino a escoger. Completamente distintos, son muchos los tramos a poder realizar, cada uno de ellos con sus propios hándicaps. Desde rocas hasta plataformas aceleradoras, pasando por peces Cheep Cheep, el objetivo es completar el trayecto en el menor tiempo posible, adquiriendo éste completando minijuegos.

Las impresiones de las primeras horas nos ayudan a justificar el por qué de Super Mario Party. Nuevas formas de jugar y modos insólitos, ‘Super’ viene a romper en cierta medida con los moldes sobre los que se acomodó la longeva franquicia de fiesta de Nintendo.

Una amplia oferta de modos y una renovación absoluta en los minijuegos son la bandera que esgrime Super Mario Party, un título que encaja a la perfección en Nintendo Switch y su filosofía multijugador. La fiesta, en cualquier parte y momento, corre a cargo del título festivo por antonomasia.

Super Mario Party llega a Nintendo Switch el próximo 5 de octubre.Permaneced atentos a Revogamers, puesto que en breve tendréis nuestro análisis del juego.

Escrito por
Nintendero de corazón, futuro aeronáutico de vocación. Gran seguidor de míticas sagas como The Legend of Zelda o Kingdom Hearts, máximo "fanboy" de Nintendo. Los amiibos son mi debilidad.

Have your say!

0 0

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Christian Amor hace 3 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.