Impresiones de Kirby Star Allies

Es tan blandito que me quiero morir.

Pocos personajes consiguen generar tanta ternura como Kirby. La bola rosa ha sido protagonista de muchas aventuras a lo largo de los años, pero siempre consigue mantener ese aura de comodidad y relajación en sus títulos. Quizás esa sea la clave de esta longeva saga: ofrecer experiencias agradables, una gran red de refugios kawaii donde la diversión es pura y honesta. Kirby Star Allies continúa en esta línea.

Equiparable a compartir una bolsa grande de regaliz dulce con tus amigos, Kirby Star Allies nos propone disfrutar de una aventura de Kirby clásica en la que podemos contar con la participación de hasta 3 jugadores más. El punto central de este título es la amistad, que impregna cada parte de su diseño y emana de su jugabilidad. En la corta demo que pude probar, disfruté de dos niveles con sus respectivos jefes finales junto a un compañero, experimentando con sus múltiples combinaciones de poderes y personajes y, en definitiva, pasando un buen rato.

Hay un amigo en mí

Para los desafortunados que no conozcan de qué van los juegos de Kirby, se tratan básicamente de plataformas laterales donde podemos tragarnos a enemigos y adquirir sus poderes para ayudarnos a progresar. A partir de esta premisa básica, cada entrega ha propuesto un pequeño giro que los hace únicos respecto a los demás. En este caso, la premisa diferenciadora consiste en lanzar corazones (literalmente) a los enemigos para convertirlos en tus aliados, que pueden estar controlados por la CPU o por un jugador.

Contando con hasta 3 aliados, Kirby puede progresar por los niveles usando diferentes habilidades. Muchas de ellas vuelven de anteriores juegos, como blandir espadas, escupir fuego o flotar con un paraguas. Sin embargo, esta vez se pueden combinar con otras para dar lugar a nuevas y curiosas posibilidades. Algunas de ellas son simples, como imbuir un sable en llamas, pero otras consiguen resultados más creativos. Un ejemplo es combinar roca con hielo para crear una piedra de curling que se desliza a toda velocidad por el escenario.

Si bien la jugabilidad de los juegos de Kirby no suele profundizarse, Kirby Star Allies si que demuestra ser lo suficientemente diverso y divertido como para aportar mucho jugo en este apartado. A partir de estas combinaciones de poderes, se pueden resolver pequeños puzles a lo largo de los niveles. En muchas ocasiones, estos desafíos se pueden resolver de diferentes formas. Esta flexibilidad será importante a la hora de evitar que tengamos que reiniciar una fase si nos encontramos con un obstáculo obligatorio que no podemos superar por no contar con las habilidades necesarios.

Impresiones de Kirby Star Allies

A su vez, las combinaciones de poderes aportan rejugabilidad para encontrar coleccionables o caminos alternativos. En la demo descubrimos piezas de puzles en habitaciones ocultas que permiten componer imágenes, una mecánica que se asemeja mucho al minijuego de la Plaza Mii en Nintendo 3DS.

Kirby significa amistad

Más allá de las combinaciones de poderes, hay otras mecánicas que inciden en la amistad como concepto principal del juego. Compartir habilidades con la CPU o con amigos es la clave para avanzar, pero también lo es darles abrazos para resturarles vida y revivirlos. Esto será casi indispensable en las batallas contra los jefes finales. En la demo pudimos disfrutar con dos enfrentamientos clásicos contra Whispy Woods y el Rey Dedede (y sus nuevos y esculpidos pectorales generadores de memes).

Otra nueva habilidad que pudimos utilizar en la demo fue la rueda de la amistad. Kirby y otros 3 aliados deben situarse en una plataforma para activar este movimiento que nos permite recorrer un nivel a gran velocidad, destruyéndolo todo a nuestro paso. Es empalagoso, es cuqui: en esencia, es algo que casa perfectamente con Kirby, el movimiento que podría resumir perfectamente lo que es Kirby Star Allies.

Aunque se puede disfrutar de un solo jugador, el enfoque multijugador de Kirby Star Allies es evidente. Jugarlo con amigos o con familiares en cooperativo es la forma más fiel de experimentarlo, y más en una consola como Nintendo Switch, que permite de forma fácil y accesible unirse a la partida en cualquier momento y lugar.

Impresiones de Kirby Star Allies

Rosa en alta definición

Otro aspecto de la consola que explota el título es su potencia. A pesar de no contar con un apartado artístico tan original y llamativo como el de Kirby y el pincel arcoiris, es la primera vez que disfrutamos de Kirby con unos gráficos tan definidos y que contrastan con los de las últimas entregas para 3DS. La profundidad de los escenarios y las texturas de los niveles y personajes resaltan mucho y componen un cuadro simple pero precioso, con una plasticidad que da ganas de poder tocar.

Kirby Star Allies es todo lo que podemos esperar de una nueva aventura de Kirby, ni más ni menos. Tiene pinta de que sabrá aprovechar las bondades de Nintendo Switch para ofrecer un Kirby que se puede disfrutar tanto en solitario como en compañía de seres queridos. Tras un año en el que hemos visto como se reinventaba una saga tan clásica como Zelda, es agradable ver que otras franquicias de Nintendo permanecen en su línea, y no me parece que haya otra más apropiada que Kirby para ello.

Kirby Star Allies sale a la venta el próximo 16 de marzo en exclusiva para Nintendo Switch.

Comentarios
  1. 2.
    Ojalá dieran el paso tanto con Kirby como con Yoshi de arriesgarse y tratar de hacer algo rompedor o al menos mínimamente novedoso, tal y como hicieron con Mario y Link. vamos, el juego pinta muy bien dentro de lo que ha sido Kirby estos últimos 10 años, pero no se puede vivir siempre de la misma fórmula sacando encima juego cada dos años. Siento decir que es el tipo de juego en el que se centran los haters para decir que Nintendo vive de hacer lo mismo una y otra vez.
    Tal vez cuando salga me cierre la boca, y soy consciente de que no es fácil arriesgar en el mundo del desarrollo de videojuegos, pero por lo visto en este avance no parece que vaya a sorprender ni a ser un juego puntero de la consola híbrida.
    4.
    Reno
    Ojalá dieran el paso tanto con Kirby como con Yoshi de arriesgarse y tratar de hacer algo rompedor o al menos mínimamente novedoso, tal y como hicieron con Mario y Link. vamos, el juego pinta muy bien dentro de lo que ha sido Kirby estos últimos 10 años, pero no se puede vivir siempre de la misma fórmula sacando encima juego cada dos años. Siento decir que es el tipo de juego en el que se centran los haters para decir que Nintendo vive de hacer lo mismo una y otra vez.
    Tal vez cuando salga me cierre la boca, y soy consciente de que no es fácil arriesgar en el mundo del desarrollo de videojuegos, pero por lo visto en este avance no parece que vaya a sorprender ni a ser un juego puntero de la consola híbrida.

    Tengo sensaciones encontradas con tu comentario.
    Por un lado estoy de acuerdo en que el universo kirby se podría expandir y convertirlo en un juego sobresaliente que le aleje de los eternos notables que siempre se lleva. Pero por otro lado, y lo digo habiendo jugado a todos los kirby salidos desde N64 en adelante salvo los de GBA, creo que cada entrega es un pequeño soplo de aire fresco a la franquicia, teniendo cada uno una cualidad que los hacen una experiencia única.
    El poder del pincel: vamos nada que ver con los anteriores de la franquicia
    Mousse Attack: muy centrado en la recolección de coleccionables.
    Mass Attack: mi kirby favorito. El más diferente de la saga con una mecánica que funciona de lujo.
    El Kirby Hilos: una estético única y con sus propias mecánicas.
    Kirby Adventure: objetivamente el mejor juego de kirby con jugabilidad clásica hecho hasta ahora.
    Triple Deluxe: un diseño de escenarios que hace uno delos mejores usos del 3D de la consola.
    Roboplanet: un juego centrado en la acción por encima de todas las entregas.
    Luego tienes el Air Ride, de correras y el Kirby de Wii U que son los más flojos pero aún asi totolmente diferentes de la estructura clásica de la franquicia aunque este segundo sea una especie de continuación del Pincel de poder.
    A mi este Star Allies, aún sin haberlo jugado que ya te aseguro que lo haré, me parece una vuelta a la experiencia más clásica, lo cual no es malo, sino necesario a mi parecer.