Seguir
Portada » Análisis » Análisis de WARRIORS OROCHI 4

Análisis de WARRIORS OROCHI 4

La franquicia Warriors es una que en Japón funciona de maravilla. De ahí que tenga, además de sus vertientes Dynasty y Samurai, adaptaciones de otras licencias del entretenimiento, como One Piece o Zelda. Sin embargo, hace unos años decidieron crear un crossover entre las dos ramas propias de la saga en un crossover llamado Warriors Orochi, cuya última entrega ha llegado a Nintendo Switch para ponernos en la piel de valerosos guerreros de distintas épocas, en la que incuso los dioses jugarán un importante papel.

Nobunaga y Zeus, unidos al fin

Tras haber derrotado a Orochi en el pasado, los héroes de las distintas épocas se ven obligados a unirse de nuevo para ayudar a Perseo a recolectar los brazaletes de Ouroboros que Zeus ha dejado caer sobre el mundo para que haya un poco de caos. Al principio los protagonistas estarán algo desorientados e incluso lucharán entre ellos, pero al final la alianza será tan grande que podrá hacer frente a los seres más poderosos. Y veremos más dioses más allá de la mitología griega, e incluso alguno de nuestros personajes conseguirá dicho “rango”.

Así tenemos una historia en la que hay multitud de misiones, pero que se narra a través de principalmente imágenes estáticas cargadas de texto que va pasando (en inglés con voces en japonés) como si fuera una novela visual. Es algo que se puede hacer un poco pesado, pero que salvo que nos interese mucho, podremos saltarnos rapidamente. No obstante, ahí se esconde alguna sorpresa y los fans de la serie disfrutarán con las relaciones que podemos ir elaborando entre los personajes.

Pero el meollo del juego está en las misiones, en las que tendremos a tres personajes principales y otros cinco de apoyo. Poco a poco el número de héroes disponibles subirá y tendremos más que Pokémon hay en la primera generación, por lo que la combinación de luchadores listos para dar el callo es altísima. Y, aunque algunos movimientos se acaban sintiendo parecidos entre personajes con armas similares, hay suficiente variedad de golpes y especiales para que cada héroe o heroína se sientan únicos.

La magia se une a la fiesta

En cada misión podemos, además de alternar en cualquier momento entre cualquiera de los tres héroes principales que cojamos, realizar combos muy sencillos basados en dos botones (ataque flojo y fuerte), al que se añade uno para realizar un especial si tenemos la barra apropiada llena. Por bendición de los dioses, contamos con magia también, de forma que si tenemos medidor de magia, podemos realizar tres hechizos distintos (según el botón que pulsemos). Y por si fuera poco, existe un ataque ultra especial con el que todos los héroes (incluidos los de apoyo) se unen para “dar una somanta de palos” a los enemigos. Además, para a los que el mapa se les haga muy pesado de recorrer, existe la posibilidad de invocar a una montura para que podamos avanzar mucho más rápido (y golpear desde ella).

En cuanto al funcionamiento del juego, es el clásico de toda la serie. Cana nivel tiene mapeado grande, con zonas de bases que debemos tomar (y evitar que nos conquisten a nosotros) mientras luchamos contra miles de enemigos genéricos que caen en pocos toques, de entre los que surgirán algunos especiales algo más difíciles y también jefes, que son personajes con nombre que pegan igual de bien que nosotros, por lo que hay que ir con ojo con ellos. Es una mecánica que se hace algo repetitiva al inicio, pero que gracias a la enorme cantidad de personajes controlables se vuelve algo más variada. Además, encontraremos diferentes armas y podremos subir de nivel y de habilidades a los personajes que más nos interesen, haciéndolos así no solo más fuertes, sino también más duchos en variedad de movimientos.

Para catalogar a los héroes de alguna forma, existen tres grandes categorías: Poder, Técnica y Velocidad, de manera que así podamos tener o bien un equipo variado o centrado en un aspecto si nos interesa. Así, de la misma forma, las misiones del juego ofrecen distintos retos a completar obligatorios y opcionales para que no siempre sea todo avanzar y matar. En total van a ser muchas horas de juego, aunque sobre todo el número crecerá gracias al modo multijugador local (pantalla partida) y al online, con el que podremos no solo completar niveles de la historia, sino también luchar en arenas contra otras personas del mundo, con la opción incluso de tener un 3 vs 3.

El juego rinde muy bien, aunque mejor en el dock, con más detalles en las texturas y mayor resolución. Hay alguna que otra caída de frames cuando hay golpes especiales con muchos enemigos, pero ocurre en momentos en los que “no estamos manejando” al personaje, por lo que no nos duele mucho. Todo lo relativo al diseño y animaciones de nuestros personajes resulta llamativo, pero no podemos decir lo mismo de los enemigos genéricos ni de los escenarios, algo vacíos y demasiado simples para su dimensión.

Warriors Orochi 4 es un juego que nos llega sin censura y que sabe complacer a los fans de la saga, y a los que disfrutan con la historia bélica japonesa. Un juego lleno de héroes, espectacularidad y música que sabe acompañar bien, y horas de juego para tenernos enganchados tanto en solitario como en compañía. Eso sí, simple y repetitivo como él solo, pero eso es algo que ocurre siempre en este tipo de títulos, por lo que algún modo adicional podría haberle hecho bien.

Nota Revogamers

Varios mundos se unen ante hordas de enemigos.

7
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 2 semanas, 1 día.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.