La medio genio guardiana de Scuttle Town trae su última aventura a Nintendo Switch.

Nacido en Kickstarter y con la promesa de llegar a Wii U cumplida, Shantae: Half-Genie Hero aterriza ahora en Nintendo Switch, donde espera también recibir todo el contenido futuro que también llegará al resto de versiones. De hecho, viene ya de serie con el modo Hardcore, la primera actualización que apareció en la consola del Gamepad. Y ya que está de moda, también se ha añadido vibración HD a un porrón de momentos del juego.

Shantae: Half-Genie Hero, más allá de la trilogía original

Pese a que es enteramente jugable desde el inicio hasta el fin sin haber tocado la saga en otra ocasión, en la última aventura de Shantae se hacen demasiadas menciones a personajes que ya aparecieron con anterioridad sin presentarlos, de forma que gran parte del trasfondo del juego se puede perder en caso de ser un novato en el mundo de la semi-genio, habiendo incluso imágenes de la galería de arte referentes a las precuelas. Sin embargo, para poder jugarlo, no se hace nada necesario tener idea previa alguna de sus personajes.

Todo comienza con un sueño, un sueño del mundo de los genios en el que parece que se va a liar una gorda, y en el que parece que por primera vez Shantae podrá estar cerca de ver a su madre. Sin embargo, su tarea de guardián de su ciudad y los pedidos de su tío harán que este sea uno de los días más ocupados para ella tras haber recuperado sus poderes mágicos en el anterior juego. Así que toca cumplir misiones principales y secundarias, aunque todas tienen una recompensa de utilidad en el progreso del juego.

El control de Shantae es muy similar al visto en DSi y 3DS, con un botón para golpear con su coleta, otro para saltar y un tercero para bailar. También se van consiguiendo habilidades mágicas que consumen una barra y pueden utilizarse, y otro tipo de mejoras para las que hay que pasar por caja primero (de la tienda del juego, no de dinero real). El baile de la protagonista le permite transformarse en hasta doce criaturas distintas, así como teleportarse dentro de un nivel – aunque primero hay que conseguir cada una de las danzas asociadas.

Y si Shantae cuenta con sus propios movimientos, cada uno de los seres en los que se transforma también. Al principio la mayoría comienzan sin ataques o acciones adicionales más allá de su tamaño particular, capacidad de trepar o de ir por el agua, pero se encuentran escondidas por el mundo nuevas habilidades ofensivas de utilidad no sólo para atacar sino también para encontrar nuevos secretos que potencian todavía más a cada una de las formas de Shantae.

Exploración por capítulos

Las transformaciones y sus habilidades constituyen el ejemplo claro de juego a lo Metroid, donde se hace necesario revisitar zonas antiguas al adquirir nuevas mejoras para poder acceder a ciertos lugares. A veces resulta un poco molesto no poder avanzar por no recordar que hay cierto punto al que puedes acceder, pero es parte de la exploración que se pretende conseguir.

Un cambio respecto a los anteriores juegos es que el mapa desaparece del HUD, y que cada nivel se hace más lineal. En Pirate’s Curse cada isla creaba una separación para que el mundo interconectado se explorara con un sistema de puertos, pero ahora cada zona a explorar es un nivel lineal formado por zonas que no pueden conectarse entre sí. Es decir, si avanzas hasta la mitad de un nivel y cambias de zona, no puedes volver hacia atrás salvo que bailes varias veces la danza de teleportación o salgas del nivel y empieces de nuevo. Eso rompe un poco los esquemas de lo visto anteriormente, pues ahora cada nivel en sí mismo tiene su propia mazmorra integrada sin necesidad de entrar a ninguna área especial del mismo, con lo que mantiene un progreso lineal hasta llegar al jefe de zona.

Cada nivel sigue una secuencia fija la primera vez que se juega, dejando el factor exploración para las siguientes visitas. Los jefes, una vez derrotados, no vuelven a aparecer y, tras el combate con los mismos se consigue una danza nueva, por lo que completar un nivel en sí mismo nos ofrece una habilidad. Por lo tanto, la conclusión es que estamos ante la aventura más lineal de la saga, pero que mantiene la necesidad de volver a explorar otros lugares.

Ahora, todo lo demás, precioso y maravilloso. Una jugabilidad sólida, fluida, con pocas cargas entre zonas, un nivel de reto adecuado con curva progresiva de aprendizaje y, en general, una experiencia muy positiva digna de la era Super Nintendo, como ocurre con todos los juegos de la saga. La evolución llega sobre todo al tema gráfico, olvidando el estilo 16 bits y estrenándose en completo HD, con personajes dibujados en su totalidad, creando una animación muy bonita, mejorando su trabajo visto en Ducktales Remastered. La música, orquestada y similar a la de la serie en general, pega un giro y cambia bastantes temas, lo que puede ser un acierto para algunos y para otros no tanto, pero con calidad Jake Kauffman 100%.

Shantae: Half-Genie Hero tiene cosas mejores y cosas peores si lo comparamos con sus predecesores, pero el resultado sigue siendo muy positivo y satisfactorio. El modo historia puede llevarnos unas seis o siete horas (con el final bueno), aunque el speed-run pone el techo en menos de las tres horas, por lo que una vez conocido, es rápido. Existen dos modos adicionales de juego, uno muy difícil, que busca ser un reto para los habituales (donde hay que medir hasta el mínimo contacto con un enemigo) y otro que busca la velocidad, ya que nos da de inicio varias de las danzas que Shantae puede hacer. Eso sí, pese a lo maravilloso que es todo, la traducción al español es paupérrima, de risa, mezclando traducciones literales con distintas variedades del español, y con falta de coherencia, llegando a veces a ni siquiera entender que se ha dicho, aunque por suerte no afectan a la comprensión de lo que hay que hacer para avanzar.

Comentarios
  1. 1.
    ¡Gran análisis! Me lo pillé ayer mismo y por el momento concuerdo con el giro más lineal con respecto a su anterior título, el único de la saga que había jugado hasta ahora. Es un juego visualmente precioso, se nota el cariño que le han puesto. ¡Y qué música! De momento lo estoy disfrutando mucho, aunque no innova casi nada o nada directamente, y el google translate te saca bastante del juego que normalmente tiene diálogos divertidos (pero que nunca destacó por su traducción, dicho sea de paso).
    4.
    Pues ya ha caído. El otro día entré en la eShop y pillé el DLC de Zelda y quería otro juego y éste me "engañó" en el buen sentido XD XD XD XD
    Me encanta su acabado visual y sonoro, se maneja genial y la traducción es fea pero me da igual, no ensombrece el resultado final.
    Eso sí, es difícil para mi torpeza genética. Hay niveles que me están costando mogollón de muertes porque es muy preciso pero al final lo paso. En ese aspecto me recuerda a ShovelKnight que no es un paseo pero está bien hecho para que aprendas.
    Eso sí, me pegó un bonito casque y se cerró de golpe. Tengo que volver pero nada de esto me estropea la experiencia, me parece una maravilla.
    7.
    Yo llevo un tiempo jugando a ratejos y me encanta y a la novia la tengo enganchá también jajaja. En cuanto a los enigmas tampoco es tan complicado y si te atascas un poco con que vayas a las termas a hablar con la chica de alli para que te suelte algun consejo vas tirando. Ya por el 81% de completado y a la espera del DLC aunque no sé si sera gratuito o no. El que también espero y que probé en pc y que supongo que pillaré de este estilo es Hollow Knigth.
    Enviado desde mi HUAWEI VNS-L31 mediante Tapatalk