Monstruos y mazmorras.

El estudio UpFall Studios trae de vuelta a nuestras Nintendo Switch a Quest of Dungeons, un título que ya pudimos disfrutar en Wii U y en Nintendo 3DS. Regresa sin añadir ni una sola mejora, con el fin de brindar la oportunidad de jugarlo a la nueva generación. Recordemos de qué va Quest of Dungeons.

Mazmorras aleatorias

Quest of Dungeons es un juego perteneciente al género de los Dungeons Crewlers. En este tipo de juegos nos adentramos en mazmorras recogiendo todos los tesoros al mismo tiempo que derrotamos a los enemigos que ahí se encuentran. Al mismo tiempo, Quest of Dungeons es un Roguelike. Para los que hayáis estado perdidos esta última década, en este tipo de juegos los escenarios se generan proceduralmente de manera aleatoria. Esto implica que cada partida sea diferente a la anterior.

Otro aspecto interesante de Quest of Dungeons es que se trata de un juego que se desarrolla por turnos y/o casillas. Tanto nuestro de personaje como nuestros enemigos se mueven al unísono de esta manera, por lo que a la hora de enfrentarnos a ellos tenemos que tener en cuenta si nuestros parámetros son mayores. En caso contrario, lo mejor es evitar el enfrentamiento y seguir investigando la mazmorra para conseguir más nivel.

Rascando miga de Quest of Dungeons

Cabe destacar que Quest of Dungeons ha sido creado por una sola personal. De ahí se entiende su estilo gráfico simple que simula la época de las 8 bits. Más allá de eso no hay nada destacable. El juego cuenta con 4 mazmorras y 5 personajes controlables con su ¨propio estilo¨ de juego, que junto a la generación aleatoria de escenarios, prometen una vida útil del juego bastante aceptable. Hasta que el jugador quede satisfecho.

El principal y gran problema de Quest of Dungeons es su simpleza extrema. Lo cierto, es que a pesar de que cada partida sea diferente a la anterior, y que contemos con varios estilos de juegos, hacemos prácticamente lo mismo todo el rato y los estilos de los personajes no son muy diferentes entre sí en la práctica. No hay mucho que hacer, todo consiste en coger objetos y derrotar enemigos sin demasiada variedad.

En definitiva, encontramos valor en Quest of Dungeons al ser la primera obra creada por un único hombre, pero tras tres años desde su salida por primera vez no tiene sentido tratarlo con el mismo aprecio que entonces. Las novedades que incluye tampoco son demasiado considerables. Es por eso que esta vez Quest of Dungeons se lleva un suspenso, más teniendo en cuenta en el momento en el que se lanza en Nintendo Switch, donde el filtro de los juegos es mayor que nunca y hay que saber elegir a qué jugamos.

Comentarios