Seguir
Portada » Análisis » n++ (nplusplus)

n++ (nplusplus)

N++ (con el subtítulo Ultimate Edition) es la secuela y entrega definitiva de la serie de Metanet Software que nació en la época del boom de los juegos flash, ofreciendo una jugabilidad sencilla con una estética minimalista y una dificultad bastante elevada en alguno de sus niveles, siendo un reto – pero con gusto – completarlo de cabo a rabo. La serie creció, y recibió una secuela en varias plataformas, siendo una de ellas Nintendo DS. Por último está la entrega que nos ocupa, porteada por el equipo español Blitworks, que une muchos de los niveles del pasado con otros nuevos para ofrecer una cifra enormísima de fases para jugar solo o en compañía.

n++ Ultimate Edition recoge lo mejor de la serie

Si algo nos han demostrado los videojuegos indie (entre otras cosas) es que una propuesta más simple que un botón y con gráficos de la era Spectrum puede divertir más que una producción multimillonaria. N++ es eso, simpleza y diversión, en estado puro. Con un botón para saltar, y unas físicas de diez, tenemos niveles para hartarnos (y compararnos con otros jugadores en tablas de clasificación).

Normalmente los niveles los jugamos en grupos de cinco o más, para que así tengamos un factor tiempo global más difícil de superar, además de un máximo límite que corre en nuestra contra. Por suerte, hay “oro” que nos aumenta la barra de tiempo y la puntuación y que no es obligatorio coger, pero que convierte los niveles en un reto aún mayor en caso de que vayamos a conseguirlo todo.

¿Qué se hace en cada nivel? Nuestro personaje, el ninja, tiene que llegar desde su posición de origen a una puerta que, a priori, está cerrada, por lo que primero hay que pulsar el interruptor para abrirla. Pero el camino no será fácil, pues cada nivel esconde mil maneras de morir, desde una caída desde una superficie muy alta hasta millones de robots que hacen muchas cosas destructivas, como lanzar misiles teledirigidos, y disparos en ráfaga o que se mueven al vernos. Y todo sin olvidarnos de las minas, las cuales hacen catapún al rozarlas y con ello nuestro personaje y más elementos de la pantalla.

Muere solo o acompañado

En total hay más de 4300 niveles, lo cual parece una locura, y sí, lo es. Los niveles se distinguen por categorías, pero además de todos los presentes y la posibilidad de jugarlos en modo hardcore, existen otros pensados para competir en modo carrera, contra el crono o contra amigos (que pronto serán enemigos) y luego otros para volver a ganar su amistad en modo cooperativo. El límite del juego realmente lo pones tú, porque si bien ya hay una cantidad extensísima de niveles, existe un editor de niveles para crear nuestra propia locura y poder jugar a las de otros.

N++ no solo perfecciona la fórmula clásica con precisos ajustes, sino que tiene muchos factores que pueden ajustarse, como el tipo de pulsación para saltar, cómo queremos que sean las explosiones, tamaño del HUD, gamas de colores e incluso decorar a nuestro ninja. Hay muchas más opciones que se van desbloqueando jugando, y que en definitiva permiten tener el juego como más nos guste.

Simple en diseño y a nivel gráfico, el juego va fluido como la seda, los saltos responden, las físicas de los saltos y los rebotes están bien medidas y no hay ninguna carga: todo es jugabilidad directa. Todos los elementos se distinguen bien en pantalla y la sensación de conjunto nos resulta agradable y no cargante a la vista. La música, seleccionable si lo deseamos desde el menú, incluye un montón de artistas del género electrónico con melodías que terminan de darle el relleno necesario para que todo brille.

N++ es la entrega defintiva de uno de los referentes en plataformas 2D complejos de los últimos años, y sigue demostrando por qué lo es. Un concepto muy simple y un montón de niveles entretenidos y variados que permiten que se pueda jugar, en compañía o en solitario, una experiencia divertida y explosiva. Eso sí, que la paciencia te acompañe en los niveles complicados.

Nota Revogamers

Be the ninja.

9.5
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 6 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.