Llega a Nintendo Switch lo nuevo de nuestra bola rosa favorita. Una aventura de plataformas entrañable y muy recomendable para todos los públicos.

Seguro que sabes qué desarrolladora de Nintendo es Hal Laboratories. De un tiempo ha esta parte, han ganado una gran popularidad con el auge de su saga Smash Bros., pero hubo un tiempo en el que Hal Laboratories tenía un rey absoluto. Sí, esa bola rosa peleona capaz de comerse cualquier cosa. Hablamos de Kirby, que hace su primera aparición en Nintendo Switch con Kirby Star Allies, un precioso juego de plataformas con un toque de Beat’em up que le sienta muy bien.

Kirby el devorador

Antes de comenzar, he de confesar una cosa. Kirby es uno de los personajes más siniestros y adorables al mismo tiempo jamás creado. Los motivos de su adorabilidad saltan a la vista: Una bola rosa achuchable que baila y tiene una vocecita encantadora. Sin embargo, tras esa inofensiva fachada se encuentra un devorador insaciable. El poder de Kirby es que es capaz de comerse cualquier cosa y asimilar sus poderes, como el monstruo Bu de Dragon Ball y tantos otros personajes del imaginario del manga. Kirby está en lo más alto de la cadena alimenticia y todo habitante de DreamLand es susceptible de ser devorado por su ansia insaciable. Y esto incluye a sus Star Allies. Y tal vez te incluya a ti, así que cuidado.

Como suele pasar en los juegos de la bola rosa, Kirby Star Allies empieza con una secuencia de vídeo en la cual algo disturba la siesta de nuestro protagonista. El rey Dededé está robando la comida del reino, así que es hora de darle una paliza otra vez. Así empiezan las andanzas, aunque luego la trama se irá complicando hasta un épico final.

Kirby el guerrero

En cuanto a sistema de juego, Kirby Star Allies es un juego de plataformas con un componente beat’em up muy marcado. Kirby puede saltar, pegar patadas, defenderse, volar y devorar a un enemigo. Cuando sostiene un objeto, ya sea en las manos o devorado, Kirby no puede volar. Sin embargo, si es un enemigo lo puede escupir transformado en estrella o digerir para asimilar sus poderes especiales. También se puede comer a sus propios Star Allies.

Además, como novedad, Kirby puede usar un corazón hipnótico con el botón X, que le permite convertir a los enemigos en Star Allies. Estos son manejados o bien por uno o varios amigos, o bien por el propio juego. Siempre saben lo que tienen que hacer, por lo que ayudan mucho en la compleción de los niveles. También podemos saltar encima de uno de estos Star Allies para manejarlo. Por si fuera poco, Kirby puede pedir la colaboración de los Star Allies manteniendo pulsado el botón arriba, lo que sirve para desencadenar poderes especiales, ya sea armas mejoradas, combos especiales, habilidades únicas o, en las plataformas pertinentes, transformaciones. Variedad, como veis, no le falta.

Kirby tiene, por lo tanto, una gran paleta de ataques. Se maneja prácticamente como un juego de lucha, por lo que se echa de menos un modo VS, como sí han tenido algunos juegos de Kirby de Nintendo 3DS. Sin embargo, Kirby Star Allies cuenta con un montón de minijuegos, algunos de los cuales se desbloquean al completar la aventura principal.

Kirby el explorador

Los niveles son sencillos y la dificultad es bastante baja, salvo en algunas ocasiones en las que no podemos volar y en algunos jefes del último tramo. Esto hace que sea un juego muy asequible para los recién llegados al mundo de los videojuegos, por lo que es ideal para jugar con hijos, sobrinos o hermanos pequeños. El único problema es que, al haber tantos personajes en pantalla, se puede hacer algo lioso al principio. Por suerte, los Star Allies no se estorban entre sí, aunque sí que puedes poseer al personaje controlado por otro jugador.

A pesar de no contar con una gran cantidad de mundos, sí que hay muchos enfrentamientos contra jefes y minijefes. Además, Kirby Star Allies hace gala de una gran variedad de niveles, diseñados de forma maravillosa, tanto en el plano jugable como en el visual. En cada nivel podemos encontrar estrellas (que cuando reunimos 100 nos dan una vida), piezas comida, piezas de puzle y piezas de puzle especiales. Las piezas de comida sirven para recuperar vida y, además, se pueden compartir mediante besos con los Star Allies, por raro que pueda sonar esto. Las piezas de puzle, por su parte, sirven para desbloquear las imágenes conmemorativas. Las únicas sirven para rellenar los huecos especiales, mientras que las comunes (que se encuentran por todas partes) sirven para el resto de huecos.

Kirby el artista

En el plano musical, Kirby Star Allies no llega a la calidad de los grandes nombres de Nintendo (Mario y Zelda), pero sí que está muy por encima de la media. Emplea los temas tradicionales de la saga con maestría y encanto, y además suena realmente bien.

Visualmente, Kirby Star Allies es un juego formidable. Tampoco es muy exigente, ya que se trata de un plataformas 2D con personajes y escenarios en 2D, pero el resultado es, sencillamente, magistral. Desde el diseño artístico hasta el acabado técnico (lo que incluye el rendimiento), todo es formidable y, junto a la música, convierte a Kirby Star Allies en uno de los plataformas en 2D más bonitos del mercado.

Lo único malo de Kirby Star Allies es que, a pesar de todos los extras y minijuegos, en realidad no da más de sí. Es lo que es, un juego de plataformas en 2D con toques de Beat’em up, fácil, entretenido y encantador. No revoluciona el mercado, pero sí que es una gran adición al catálogo de Nintendo Switch y, desde luego, se trata de un juego muy recomendable. No dejéis de probar la demo disponible en la eShop. Si os gusta, os aseguro que el juego os encantará.

Comentarios
  1. 1.
    yo soy fan de kirby a raiz del kirby de wii, nunca me llamaron mucho asi que nunca les di la oportunidad, y tras jugar al donkey kong returns de wii en modo y pasarmelo genial con la novia jugando,decidí darle una oportunidad al kirby adventure que tenia coop y quede maravillado con este juego me lo pase genial tanto, que me dio por empezar a buscar sus juegos y probarlos y me han gustado mucho. y lo mejor de todo es que a mi novia ahora le encanta jugar a juegos a raiz de jugar estos juegos a coop, encima le a salido redondo 16 es mi cumpleaños y me lo va a regalar pero en el fondo yo se que me lo regala por que lo quiere ella y eso nose yo como tomarmelo si como regalo o no... :sorrisa: pero mejor me callo a ver si no veo na xD
    2.
    JuaN64
    yo soy fan de kirby a raiz del kirby de wii, nunca me llamaron mucho asi que nunca les di la oportunidad, y tras jugar al donkey kong returns de wii en modo y pasarmelo genial con la novia jugando,decidí darle una oportunidad al kirby adventure que tenia coop y quede maravillado con este juego me lo pase genial tanto, que me dio por empezar a buscar sus juegos y probarlos y me han gustado mucho. y lo mejor de todo es que a mi novia ahora le encanta jugar a juegos a raiz de jugar estos juegos a coop, encima le a salido redondo 16 es mi cumpleaños y me lo va a regalar pero en el fondo yo se que me lo regala por que lo quiere ella y eso nose yo como tomarmelo si como regalo o no... :sorrisa: pero mejor me callo a ver si no veo na xD
    Yo estoy más o menos como tú, me encantan los Kirby de gameboy, advance, snes pero de un tiempo para acá no se me llaman cero.
    Enviado desde mi SM-G950F mediante Tapatalk
    3.
    Tengo apetito de Kirby. xDDD El viernes me llega, que lo tengo reservado. Siempre apetece un juego de nuestra adorable e insacible bolita rosa. :)
    4.
    strunfer
    Tengo apetito de Kirby. xDDD El viernes me llega, que lo tengo reservado. Siempre apetece un juego de nuestra adorable e insacible bolita rosa. :)
    Pues nos cuentas!
    Enviado desde mi SM-G950F mediante Tapatalk
    6.
    Ahí os dejo mi opinión de Kirby Star Allies totalmente opuesta a la del amigo Reztes. Por lo que pude ver por las diferentes webs de videojuegos, hay bastante controversia. Un juego muy de extremos.
    Decepción absoluta con Kirby Star Allies. La demo que subieron como prueba en la eShop no me había dejado la mejor de las sensaciones, pero aún así me tire a por el título ante la falta de novedades y mi cariño a la saga de la bola rosada.
    Mi resumen grosso modo es: juego simple, ramplón y muy desaprovechado. Todo se ha simplificado hasta tal punto que no supone ningún reto y eso perjudica seriamente a la calidad del juego.
    La saga Kirby nunca ha sido el adalid de la dificultad, es cierto. Esto ocurre desde la propia concepción del personaje que es un “ente” prácticamente inmortal, con un poder ilimitado y por si fuera poco; capaz de absorber el poder de los rivales. Con un personaje así, es muy difícil nivelar todos los componentes del juego. Por esa misma razón, en Nintendo, desde un principio, se ha visto a Kirby como un banco de pruebas en el que plasmar ideas locas y casi más enfocado a minijuegos. Así que hay dos vías para hacer un Kirby exitoso. Un party game o un plataformas en el que prime la exploración. Kirby Star Allies no destaca ni por una cosa ni por la otra.
    La exploración en los niveles es nula. Son pasillos en los que rara vez hay algo escondido. Sí, existen los coleccionables en forma de piezas de puzle pero están muy a la vista. En más de una ocasión he intentado volar hasta llegar más alto de lo que te muestra la pantalla, tirarme por precipicios a ver si hay algo escondido, ir en sentido contrario al empezar el nivel… Un esfuerzo baldío que nunca ha recibido premio alguno. Por perder, los niveles han perdido hasta verticalidad. Algo que viene arrastrando la franquicia desde Triple Deluxe pero que en las dos entregas clásicas de 3DS se resolvía de mejor manera.
    Este título venía con la novedad de mezclar poderes bajo el brazo, junto a la posibilidad de probarlo con amigos. Imbuir las armas con poderes elementales, mezclar viento y fuego para realizar un ataque devastador y que ocupa toda la pantalla o convertirte en una piedra de granito sacada de un partido de curling para deslizarte mediante un golpe helado. Una muy buena base con la que trabajar pero que se queda en agua de borrajas. Una vez más por la simplificación del juego. Lo que hubiera mejorado mi visión del juego si en vez de utilizar estas combinaciones en 4 puzles contados fuera una norma. 4 puzles contados en los que además se te muestra la solución con ayudas por si no fuera lo suficientemente obvia ya.
    ¿Quieres hacer a Kirby un personaje aún más poderoso? Vale, pero ofréceme algo a cambio con lo que pelearme. Más puzles, más rebanarme los sesos, en definitiva, más creatividad. Y todo esto lleva a una cosa y que soy el primer sorprendido en decirlo de un juego de Nintendo. Desde mi punto de vista, Kirby Star Allies tiene un mal diseño de niveles.
    Quizás el venir de pasarme por enésima vez Donkey Kong Country Returns me haga ver las cosas con ojos más críticos. Pero es que ves que en uno todo está medido al milímetro mientras que en el otro no sabe muy bien por qué cada elemento del escenario está puesto donde está. Para muestra un ejemplo. Normalmente en los Kirby los enemigos están colocados en sitios puñeteros en el que si rompes un bloque se ponen las cosas más difícil aún. En Star Allies por el contrario se te pone delante de tus narices un bloque que si lo rompes crea una barrera entre tú y el cañón antes de siquiera llegar a su posición. O un ejemplo más sangrante todavía son los cañones en los que te montas y sales disparado en los que no tienes ni que medir el tempo para lanzarte. Según te subes, ya se están separando las paredes por donde pasar.
    Otra de las mejoras de los últimos Kirby es su acercamiento al brawler. Mejora que también considero desaprovechada. Cada personaje tiene diferentes técnicas/combos e incluso la opción de hacer una esquive o una guardia. Pero de qué sirve esa versatilidad si los jefes finales no necesitan más que pulsar como si no hubiera mañana el botón de ataque.
    Por otro lado, es doloroso que en 3 tardes haya alcanzado el 80% del juego y que para llegar a completarlo del todo solo me quede volver a pasarme el juego para conseguir las piezas de puzle aleatorias. La otra forma de conseguirlo sería recurrir a los minijuegos que ofrece Star Allies: un Modo Contrarreloj de la aventura, un Boss Rush, el talaarboles de Telegram versión Nintendo y el batea hasta el infinito. Lástima que no merezca la pena echarle más que una partida a cada uno.
    Mi sensación final después de haber visto lo parco en contenido y el anuncio sobre el juego en el último Direct: veo un DLC en camino más pronto que tarde. Pero no sé si a mucha gente le quedarán ganas de seguir con el juego una vez terminado.
    7.
    Me pregunto si alguna vez Kirby dará el salto para no ser casi exactamente que el juego que fue en Super Nintendo o Game Boy. Seguro que es una experiencia divertida, pero han pasado demasiados años como para que la fórmula no se haga ya repetitiva, sin contar con la nula exigencia en cuanto a dificultad que suponen sus últimos juegos. Tenía la esperanza de que me sorprendiese, pero tras probar la demo, más de lo mismo con un pelín más de detalle.