Seguir
Portada » Análisis » Kirby Star Allies

Kirby Star Allies

Seguro que sabes qué desarrolladora de Nintendo es Hal Laboratories. De un tiempo ha esta parte, han ganado una gran popularidad con el auge de su saga Smash Bros., pero hubo un tiempo en el que Hal Laboratories tenía un rey absoluto. Sí, esa bola rosa peleona capaz de comerse cualquier cosa. Hablamos de Kirby, que hace su primera aparición en Nintendo Switch con Kirby Star Allies, un precioso juego de plataformas con un toque de Beat’em up que le sienta muy bien.

Kirby el devorador

Antes de comenzar, he de confesar una cosa. Kirby es uno de los personajes más siniestros y adorables al mismo tiempo jamás creado. Los motivos de su adorabilidad saltan a la vista: Una bola rosa achuchable que baila y tiene una vocecita encantadora. Sin embargo, tras esa inofensiva fachada se encuentra un devorador insaciable. El poder de Kirby es que es capaz de comerse cualquier cosa y asimilar sus poderes, como el monstruo Bu de Dragon Ball y tantos otros personajes del imaginario del manga. Kirby está en lo más alto de la cadena alimenticia y todo habitante de DreamLand es susceptible de ser devorado por su ansia insaciable. Y esto incluye a sus Star Allies. Y tal vez te incluya a ti, así que cuidado.

Como suele pasar en los juegos de la bola rosa, Kirby Star Allies empieza con una secuencia de vídeo en la cual algo disturba la siesta de nuestro protagonista. El rey Dededé está robando la comida del reino, así que es hora de darle una paliza otra vez. Así empiezan las andanzas, aunque luego la trama se irá complicando hasta un épico final.

Kirby el guerrero

En cuanto a sistema de juego, Kirby Star Allies es un juego de plataformas con un componente beat’em up muy marcado. Kirby puede saltar, pegar patadas, defenderse, volar y devorar a un enemigo. Cuando sostiene un objeto, ya sea en las manos o devorado, Kirby no puede volar. Sin embargo, si es un enemigo lo puede escupir transformado en estrella o digerir para asimilar sus poderes especiales. También se puede comer a sus propios Star Allies.

Además, como novedad, Kirby puede usar un corazón hipnótico con el botón X, que le permite convertir a los enemigos en Star Allies. Estos son manejados o bien por uno o varios amigos, o bien por el propio juego. Siempre saben lo que tienen que hacer, por lo que ayudan mucho en la compleción de los niveles. También podemos saltar encima de uno de estos Star Allies para manejarlo. Por si fuera poco, Kirby puede pedir la colaboración de los Star Allies manteniendo pulsado el botón arriba, lo que sirve para desencadenar poderes especiales, ya sea armas mejoradas, combos especiales, habilidades únicas o, en las plataformas pertinentes, transformaciones. Variedad, como veis, no le falta.

Kirby tiene, por lo tanto, una gran paleta de ataques. Se maneja prácticamente como un juego de lucha, por lo que se echa de menos un modo VS, como sí han tenido algunos juegos de Kirby de Nintendo 3DS. Sin embargo, Kirby Star Allies cuenta con un montón de minijuegos, algunos de los cuales se desbloquean al completar la aventura principal.

Kirby el explorador

Los niveles son sencillos y la dificultad es bastante baja, salvo en algunas ocasiones en las que no podemos volar y en algunos jefes del último tramo. Esto hace que sea un juego muy asequible para los recién llegados al mundo de los videojuegos, por lo que es ideal para jugar con hijos, sobrinos o hermanos pequeños. El único problema es que, al haber tantos personajes en pantalla, se puede hacer algo lioso al principio. Por suerte, los Star Allies no se estorban entre sí, aunque sí que puedes poseer al personaje controlado por otro jugador.

A pesar de no contar con una gran cantidad de mundos, sí que hay muchos enfrentamientos contra jefes y minijefes. Además, Kirby Star Allies hace gala de una gran variedad de niveles, diseñados de forma maravillosa, tanto en el plano jugable como en el visual. En cada nivel podemos encontrar estrellas (que cuando reunimos 100 nos dan una vida), piezas comida, piezas de puzle y piezas de puzle especiales. Las piezas de comida sirven para recuperar vida y, además, se pueden compartir mediante besos con los Star Allies, por raro que pueda sonar esto. Las piezas de puzle, por su parte, sirven para desbloquear las imágenes conmemorativas. Las únicas sirven para rellenar los huecos especiales, mientras que las comunes (que se encuentran por todas partes) sirven para el resto de huecos.

Kirby el artista

En el plano musical, Kirby Star Allies no llega a la calidad de los grandes nombres de Nintendo (Mario y Zelda), pero sí que está muy por encima de la media. Emplea los temas tradicionales de la saga con maestría y encanto, y además suena realmente bien.

Visualmente, Kirby Star Allies es un juego formidable. Tampoco es muy exigente, ya que se trata de un plataformas 2D con personajes y escenarios en 2D, pero el resultado es, sencillamente, magistral. Desde el diseño artístico hasta el acabado técnico (lo que incluye el rendimiento), todo es formidable y, junto a la música, convierte a Kirby Star Allies en uno de los plataformas en 2D más bonitos del mercado.

Lo único malo de Kirby Star Allies es que, a pesar de todos los extras y minijuegos, en realidad no da más de sí. Es lo que es, un juego de plataformas en 2D con toques de Beat’em up, fácil, entretenido y encantador. No revoluciona el mercado, pero sí que es una gran adición al catálogo de Nintendo Switch y, desde luego, se trata de un juego muy recomendable. No dejéis de probar la demo disponible en la eShop. Si os gusta, os aseguro que el juego os encantará.

Nota Revogamers

Llega a Nintendo Switch lo nuevo de nuestra bola rosa favorita. Una aventura de plataformas entrañable y muy recomendable para todos los públicos.

8

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Arturo Albero hace 8 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.