Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Glass Masquerade

Análisis de Glass Masquerade

El género de puzles es algo que encaja muy bien en Nintendo Switch, ya que en modo portátil nos permite jugar unas partidas rápidas en cualquier lugar y, en caso de que queramos ver en grande nuestra creación, basta con conectarla al televisor. En Glass Masquerade tenemos arte y puzles unidos en un juego relajante en el que, por el tamaño de sus piezas, recomendamos usar botones en lugar de la pantalla táctil.

Una masquerade de puzles de cristal

Glass Masquerade es un juego de puzles en el sentido que más asociamos a la palabra; es decir, al de los puzles que hacíamos en Banjo-Kazooie o los puzles de cien piezas que hacemos sobre una mesa. La particularidad aquí está en que lo que construimos son vidrieras basadas en el arte de diferentes países, de forma que luego tenemos como «recompensa» una bonita galería.

La gran dificultad está en que algunas veces no vamos a tener ni idea de dónde hay que colocar las piezas, puesto que alguna parece que va muy justa incluso en su sitio – y además, si intentamos encajarlas un poco más lejos de lo que le corresponde, no da por buena la colocación.

A tu ritmo, sin prisas

Una vez que vemos que lo mejor es empezar por los bordes, poco a poco encontraremos la solución a cada puzle. La música es relajante y tranquila y, pese a que podemos ver nuestro tiempo al acabar, no hay ningún tipo de desafío o reto que nos lleve a completar rápidamente un puzle, sino que podemos libremente hacerlo a la velocidad que más nos convenga.

En todo momento tenemos control sobre los puzles que ya hemos completado (pudiendo repetirlos) y un indicador de las piezas que llevamos encajadas. Pese a que un juego así se presta más a ser disfrutado en modo portátil, el detalle de las obras en una pantalla grande, así como piezas más grandes y fáciles de seleccionar en un televisor, son puntos a favor de dejar la consola en el dock.

Glass Masquerade es un título relajante, con buen arte y que funciona muy bien. Alguna imperfección al encajar e identificar piezas juega en su contra, pero es una experiencia recomendada para cualquier tipo de público.

Resumen
Un título relajante que nos hará pensar, pero sin agobiarnos.
7.5
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 7 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.