Una de las últimas joyas de Wii U

Su fecha de salida de demoró más de lo que nos hubiese gustado haciéndonos esperarle. Luego parecía que no iba a llegar nunca y aún con la Nintendo Switch a la vuelta de la esquina, ya cuando dábamos por hecho que no iba a aparecer en la Wii U como tantos muchos, entonces, va y aparece. Conoce a qué te vas a enfrentar en Forma.8, uno de los últimos juegos que van a salir en tu Wii U. Os adelantamos que es genial.

Todo es tan complicado y genial

Forma.8 es un juego de aventuras y exploración en dos dimensiones en donde nos ponemos en los circuitos de un dron que ha sido enviado a una misión de reconocimiento de un planeta en el que toda forma de vida parecer haber desaparecido. A nuestra llegada sufrimos un accidente y terminamos haciendo un aterrizaje de emergencia, estrellándonos así contra un edificio.  Al recobrar el conocimiento hemos perdido nuestros poderes y el contacto con el resto de la tripulación. Desde este momento nuestra misión no solo será hacer un reconocimiento del lugar, también tendremos que sobrevivir.

El planeta en el que exploramos comprobamos como una avanzada tecnología convive con las ruinas y los restos del pasado. Las criaturas nacidas de la mugre y la humedad, como hongos e insectos, han conseguido imponerse y convertirse en los reyes del lugar, creando un ambiente hostil y poniendo fin a la tranquilidad que habían dejado los otros seres al irse. Ahora la vida se encuentra en las profundidades y la superficie solo es un bello lugar por donde se pasan a saludar el Sol y las estrellas sin recibir respuesta. Y oculto bajo todo esto, casi olvidado, los vestigios de una sociedad que se declaraba superior. Este mundo tan distópico y post-apocalíptico está dividido en pantallas, las cuales se encuentran conectadas entre sí. Explorar este planeta es un placer para los sentidos del jugador, ya que se ha creado un lugar lleno de sorpresas y con un diseño exquisito que invita al jugador a querer descubrirlo todo sobre él.

Algo viejo. Algo nuevo.

Las sensaciones que nos produce jugar a Forma.8 son parecidas a las que pudimos sentir al explorar el planeta Zebes en Super Metroid, no solo por la división de de sus pantallas y las conexiones que existen entre ellas, también por los objetos coleccionables que se encuentran ocultos y repartidos. Pero a partir de esto, todo lo demás se siente diferente y como algo único.

Nuestro dron protagonista planea por los escenarios (de forma parecida a lo visto en Affordable Space Adventures, que también es de lo mejor del catálogo de Wii U). Navegamos por los escenarios, y por todos los recovecos posibles, descubriendo y evitando todos los peligros de este planeta.

No solo adoptamos una actitud defensiva, también podemos atacar gracias a los poderes que  conseguimos a lo largo de la aventura, los cuales se lo arrebatamos a nuestros compañeros caídos. Un par de ejemplos de estos poderes son el poder hacer descargas, dañando así a todo enemigo próximo a nosotros. Otro es el poder dejar minas que explotan al cabo de unos segundos. Estas minas pueden ser proyectas con ayuda de las descargas. Para ello deberemos situarnos en el lado contrario de la dirección en la que queremos lanzar la mina y realizar la descarga.

No cierres los ojos

Hay que apremiar el resultado del apartado artístico de Forma.8. Toda la acción se sitúa en un primer plano totalmente negro, en donde el único color que existe es el rojo como advertencia de peligro. Tras este primer y oscuro plano se encuentra un fondo compuesto por una superposición de planos, en donde se ha utilizado una escala de colores armoniosos, muy acertada. Las sensaciones que transmite este estilo utilizado son las de encontrarnos ente un sitio extraño y peligroso pero en donde habita esperanza en él, como una manera subliminal de incitarnos a seguir buscando aquello que queremos porque lo acabaremos encontrando. Destacar los efectos visuales que posee. El aspecto sonoro tampoco se queda atrás, con melodías que nos advierten que nos encontramos en lugares muy misteriosos, ambientando muy bien el panorama.

Como hemos ido comentando en varias ocasiones en este análisis, Forma.8 se trata de un juego de sensaciones, más bien de descubrimiento. El motor que mueve al jugador a continuar es descubrir todo lo que tiene que ofrecer el planeta de Forma.8. Desde comprobar al principio de la aventura lo peligrosas que pueden ser unas criaturas en un principio inofensivas hasta ver un coliseo entero sumergido en las profundidades. De hecho, aquí no existe ningún tipo de narración. La historia de una civilización se cuenta a través de imágenes, no con palabras. Además, Forma.8 cuenta con un desarrollo variado, contando con puzles y situaciones que cambian el ritmo de la aventura que sin duda os invitamos a descubrir por vosotros mismos. En este planeta hay más vida de lo que parece.

Otros aspectos a comentar del título son su duración, entre las 6 y 7 horas para ser superado, pudiendo ofrecer un poco más para conseguir el 100% de la aventura (conseguir los 50 coleccionables y todos los aumentos de vida). Forma.8 también permite ser jugado en modo Off TV en la pantalla de nuestro gamepad.

En definitiva, no tenemos palabras malas para Forma.8. Nos ha gustado tanto su propuesta como su acabado artístico, ofreciendo un título que te mantendrá enganchado hasta acabarlo. Sin duda es un gran juego que llega a tiempo para formar parte de la despedida de Wii U y que sin duda os animamos a probar.

Comentarios
  1. 2.
    Tiene buena pinta. Siempre me han atraído los juegos cuyos escenarios son solitarios. El grado de inmersión es muy grande.
    Me hago babas de lo que puede llegar a ser un Metroid asi pero en mundos vastos y desolados.