Flipping Death destacado

Con la muerte de vacaciones.

A solo unos días del lanzamiento de Nintendo Switch, una conferencia enfocada en los títulos indies que apoyarían a la nueva consola de Nintendo en sus primeros pasos nos dejaba el inesperado anuncio de Flipping Death, lo nuevo de Zoink Games. Tras año y medio, cuando algunos empezaban a olvidarse de esta curiosa propuesta, se ha puesto finalmente a la venta, y desde luego si algo se puede decir de él es que todo este tiempo de espera ha merecido la pena, llegando además en un momento idóneo.

Becaria de la muerte

Nada más echar un pequeño vistazo a Flipping Death es imposible no realizar comparaciones con otro título destacado de la casa, Stick It To The Man! y es que este no solo se postula como un sucesor espiritual del mismo, con un amplio conjunto de elementos en común, sino que muchos de ellos son mejorados. De este modo, volvemos a estar delante de un título repleto de humor, con un característico y llamativo trabajo audiovisual y una jugabilidad basada en la combinación de puzles y plataformas. En resumidas cuentas, un desenfadado videojuego cuyo núcleo central son los cómicos y caricaturescos pequeños detalles que te regalan sin lugar a duda grandes momentos.

La historia, la cual ya comienza a ser narrada desde las propias pantalla de carga desde una imponente voz en off, gira en torno a Penny Doewood, una peculiar mujer que poco tarda en ganarse nuestra atención debido a su carisma y gran (des)aprecio por la muerte, ante la cual siente tan poco respeto como profunda curiosidad, cosas que en combinación llevan a nuestra protagonista a sufrir un fatal accidente que la traslada al otro barrio, y nunca mejor dicho. Será aquí donde no solo se acerque a la Muerte en busca de explicaciones sino que una absurda confusión haga que la Parca derogue en ella todas sus responsabilidades, cargando Penny sobre sus hombros tan enorme carga que la lleva a recorrer su peculiar pueblo Flatwood Peaks desde ambas perspectivas, encadenando los diferentes rompecabezas que plantean los personajes para alcanzar el objetivo final.

Flipping Death Penny Doewood

Pura comedia negra

La jugabilidad de Flipping Death se basa en una mecánica bien sencilla sin grandes exigencias, siendo lo más relevante al respecto la resolución de los problemas de vivos y muertos para completar cada capítulo, en especial los numerosos retos extra, aunque sin oponer ninguno de ellos mayor resistencia, existiendo además pistas a las que recurrir por si te atascas. El cambio de un mundo a otro se realiza poseyendo a los diferentes ciudadanos a cambio de bichos fantasmales recolectables por el escenario, pudiendo desde ese momento adentrarte en sus pensamientos y controlarlos libremente, sirviéndote de sus características habilidades, encontrando así por ejemplo un superhéroe cuya principal y molesta habilidad es tocar todo lo que le rodea o una anciana en una rápida silla de ruedas.

Por el escenario campas a tus anchas, contando con la inestimable ayuda de la guadaña de la mismísima Muerte, la cual puedes lanzar para acto seguido teletransportarte a ella. De misma manera, también es posible recorrer rápidamente los escenarios y sortear obstáculos a través de vehículos, nuevamente con un diseño artístico digno de mención, o seleccionando desde el mapa directamente aquellos personajes con los que ya has interactuando para regresar instantáneamente a dicha zona.

Se trata a fin de cuentas de un sistema tan simple como motivante, ya que siempre querrás probar las inestimable cualidades de todos aquellos personajes con los que te cruces, ofreciendo más que un extra de diversión el verdadero hilo conductor tanto los cómicos pensamientos y diferentes situaciones personales de estos como las reacciones que ocasionan en el resto de personajes. Remarcar al respecto también la posibilidad de algunos personajes para realizar predeterminados comentarios a través de los botones de dirección.

Flipping Death

Audiovisualmente para morirse

Más allá de la jugabilidad y situaciones cómicas hay un elemento que brilla de sobremanera, y es todo lo concerniente al apartado artístico, desde el propio diseño al trabajo sonoro realizado. Disfruta de unos cuidados escenarios y caricaturescos personajes, todo ello palpable a cada paso, así como de una banda sonora con un aroma a jazz que sin lugar a dudas ofrece la guinda a tan suculento pastel, consiguiendo así un envoltorio que por sí mismo ya garantiza una grata experiencia.

En cuanto al doblaje, si bien el trabajo es igualmente elogiable, encontramos un pequeño punto en contra, y es que solo se encuentra en inglés, algo que si bien es en cierto punto entendible y se contrarresta con una más que correcta traducción, habría ofrecido una experiencia mucho más redonda, aunque recalcamos nuevamente que no es algo que perjudique.

Hay que remarcar por último el hecho de que Flipping Death no supone reto alguno, algo que para algunos jugadores puede suponer un punto negativo mientras que para otros justo lo contrario, más aún teniendo en cuenta la propia naturaleza del mismo. Del mismo modo, los puntos de carga, si bien solo se producen a cada inicio de capítulo o carga de partida son excesivamente largos, motivo por el que parecen haber incluido la voz en off recapitulando los hechos.

Flipping Death

Conclusiones

Si algo podemos decir de Flipping Death es que es un juego que con muy poco y gran mimo llega a ofrecer mucho, evocando ya desde la propia primera pantalla de carga una enorme sonrisa y, lo que es mucho más importante aún, consigue mantener ese buen rollo en todo momento, algo que es muy de agradecer.

Si te gusto Stick It To The Man! no vaciles en acercarte aquí ahora y si por el contrario no lo has jugado con anterioridad pero te atrae este estilo dale una merecida oportunidad.

Comentarios