Un arcade de estilo 8 bit en el que podemos encarnar a más de 50 personajes de varias sagas conocidas.

Drancia Saga es un juego publicado por Circle Entertainment, compañía que se ha tomado en serio la misión de alimentar la parte baja del catálogo. Sus juegos son siempre de bajo presupuesto, con muchas reminiscencias retro y de corte japonés. A veces son buenos, otras son malos. Han empezado ya a publicar en Nintendo Switch, pero su foco de atención sigue siendo la veterana Nintendo 3DS, donde hemos podido disfrutar de la mayoría de sus juegos.

Corre para vivir, corre para matar

En Drancia Saga tomamos el papel de un héroe, a elegir entre una gran variedad. Algunos de ellos, a modo de homenaje, se desbloquean si tenemos su juego instalado en nuestra consola. En cualquier caso, la mecánica con todos ellos es la misma siempre. Nuestro héroe se mueve sin parar por el escenario, pudiendo saltar, hacer magia o subir de nivel. El escenario es una imagen estática, por lo que cuando llegamos a la esquina nos quedamos atrapados contra el muro invisible. No hay forma de detenerse y nuestro objetivo es derrotar a todos los enemigos, llamar la atención del jefe y derrotarlo a él también.

Para derrotar a los enemigos simplemente tenemos que embestirlos, como en el bumb combat de los primeros títulos de la saga Ys, pero en este caso en scroll lateral. Sin embargo, los enemigos nos pueden atacar con espadas largas, con sus corazas de pinchos o con misiles. Nos pueden atacar desde arriba o desde abajo. Nosotros simplemente debemos embestirlos o, en el peor de los casos, atacarlos desde arriba. Esto se hace saltando y volviendo a pulsar el botón de salto en el aire, lo que corta el salto esté en el punto que esté y nos dirige directamente hacia abajo.

La otra forma de derrotar a los enemigos en Drancia Saga es mediante el uso de hechizos, que se activan con otro botón y de los cuales disponemos de una cantidad limitada, que vamos aumentando según subimos de nivel. De hecho, en el primer nivel no tenemos ninguno.

Drancia Saga, 50 personajes y 0 variedad

Aunque haya tantos personajes, todos son iguales en el primer nivel y lo único que cambia son las habilidades que potenciamos según vamos comprando niveles (se compran con el botín que sueltan los enemigos, que también sirve para curar nuestras heridas). En realidad, te puedes pasar el juego sin subir una sola vez de nivel, pero la defensa extra o los hechizos hacen el juego mucho más fácil. No obstante, la rejugabilidad en Drancia Saga es apenas existente ya que todos los personajes son en esencia iguales. Y es un juego que tiene menos de 10 niveles.

A nivel estético, emplea el estilo de 8 bits para no variar, pero con una paleta de colores impensable en aquella época. La música también es chip tune y, en general, es agradable de ver, jugar y escuchar. Lo cierto es que la mecánica simple engancha bastante y es bastante divertido. Por desgracia, el juego es corto y los personajes son todos iguales, por lo que enseguida se pierde el interés en Drancia Saga.

Es cierto que existe una tienda para comprar refuerzos para el personaje, o un bar donde podemos, entre otras cosas, reclutar a nuevos héroes. Ambas cosas se hacen cambiando gemas, las cuales se obtienen al ser derrotado en un nivel o al acabar el juego. Volvemos a repetir, ¿para qué tantas cosas si todos los personajes son esencialmente iguales? Desde luego, la falta de variedad es el gran problema de Drancia Saga.

Comentarios