Seguir
Portada » Análisis » de Blob 2

de Blob 2

Ya tuvimos una vuelta al pasado con de Blob; ahora continuamos la saga con la segunda entrega. Si pensamos que el Camarada Black era historia, estábamos muy equivocados, pues continúa haciendo de las suyas y roba el color a todo lo que encuentra a su paso. Un segundo plato para los que amaron la primera entrega.

Vuelta a la rebelión

Básicamente es más de lo mismo; todo está pintado de gris y con ello se ha perdido la alegría y la fiesta, pero para eso está Blob, que llegará acompañado de Pinky, y devolverá el color a todo, con el fin de liberar de la esclavitud de la monocromía. Una metáfora de rebeldía y de incoformismo contra la idea de masa y la anulación de la expresión personal, si queremos ser un poco más profundos en el análisis.

Volviendo a un plano más superficial, de Blob 2 nos lleva de nuevo a la misma dinámica; tenemos que buscar los colores adecuados para pintar los edificios y liberar a los grisianos del yugo de gris. Aunque se mantenga igual, no quiere decir que esto devirtúe la calidad del juego, pues entre otras cosas. en la segunda parte se observa cierta mejora gráfica.

Dinámica antigris

de Blob 2 cuenta con un modo para dos jugadores en el que Pinky se una a la partida y nos ayuda a pintar los escenarios con sus disparos. Asimismo, tenemos un equipo revolucionario detrás que nos apoya a su manera. Entre ellos está el profesor, que nos proporciona objetos para poder avanzar y superar los obstáculos más difíciles. Un clásico modo de policromía nos ayuda a pintar los edificios automáticamente del color que se nos pide.

Con otro nos volveremos inmunes a los peligros como la tinta negra, la cual merma nuestra fuerza y nos obliga a buscar agua limpia si queremos sobrevivir. Entrando en palabras mayores, también somos capaces de convertirnos en una bomba para acabar con todo lo que se cruza en nuestro camino.

Mejora a Blob

Junto con estas habilidades de tiempo limitado, tenemoss acceso a unas mejoras permanentes con las que fortalecer al Blob. Entre ellas encontramos las que aumentan el número total de vidas que podemos acumular o el máximos de escudos que podemos tener al mismo tiempo, algo importante para sobrevivir. También tenemos acceso a otras de naturaleza ofensiva; una de ellos reduce la cantidad de tinta necesaria para ejecutar un ataque de carga, otra, aumenta el máximo de munición del jugador 2, y, por último, un aumento de la capacidad de tinta.

Ahora llegamos a un punto que cabrea bastante, pues después de varios juegos y un remake, no habría estado mal arreglar esos pequeños detalles, y no tan pequeños, que hacen que de Blob 2 pierda puntos, pues la cámara sigue siendo un infierno. No sólo es demasiado lenta moviéndose, sino que además es muy torpe y difícil de manejar. Cabe añadir que el movimiento del personaje también es costoso y la velocidad no es una cualidad de Blob.

En conclusión, nos tenemos que hacer la pregunta de si nos gustó de Blob tanto como para querer seguir con la aventura; no es un juego en el que encontremos un argumente adictivo y profundo, ni tampoco un sistema de juego muy complejos, ya que apenas salimos de una única combinación de botones. Es por ello por lo que debemos plantearnoslo bien antes de invertir el dinero; sin embargo, no quiere decir que sea un mal juego, a pesar de la incomodidad del movimiento y de la cámara.

 

 

Nota Revogamers

Si nos quedamos con ganas de más tras el regreso de esta saga tan pintona, aquí llega la segunda dosis.

7

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Pep H. Conca hace 3 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.