Más información
Portada » Análisis » Análisis de Dead End Job

Análisis de Dead End Job

Dead End Job es la última creación de Ant Workshop, juego que distribuye Headup Games. Jugaremos como Hector Plasm, un trabajador de Ghoul-B-Gone, «los números uno en exterminación de plagas paranormales», e irás a oficinas, parques, restaurantes y otros lugares encantados para librarlos de los invitados no deseados.

La historia empieza cuando nuestra compañera de trabajo, Beryl, se come un sándwich y muere, lo cual provoca que su fantasma se aparezca ante nosotros pidiendo ayuda, para no acabar en el purgatorio junto al resto de pobres almas que nos dedicamos a cazar. Esa es la piedra angular sobre la que gira todo el guion, conseguir dinero y completar trabajos para intentar ayudar a Beryl a revertir su situación, si es que eso es posible. Una excusa para viajar a lo largo de cinco distritos completando trabajos de limpieza espectral y perfeccionando nuestras técnicas de cazafantasmas.

Dead End Job nos muestra desde el principio cuales son sus principales armas para mantenernos pegados a la pantalla: un sentido del humor muy facilón pero efectivo con muchos juegos de palabras estupendos, un estilo gráfico dibujado a mano muy colorido, que nos recuerda a los dibujos animados de los años 90, y una jugabilidad sencilla, apta para todas las edades. Además, el juego presenta una banda sonora que le sienta muy bien, tanto a la temática como a la estética del juego, con unas canciones muy animadas.

Dead End Job

Dead End Job: Who you gonna call?

Cada trabajo consiste en acudir al lugar y rescatar a los pobres civiles que se encuentran en diversas habitaciones plagadas de fantasmas. Jugablemente estamos ante un shooter que usa una vista cenital y una estructura procedural de mapeados que recuerda bastante a títulos como The Binding of Isaac. La dinámica es sencilla, tenemos que disparar a nuestros enemigos para dejarlos aturdidos y una vez estén viendo las estrellas, succionarlos con nuestra aspiradora. No tenemos una cantidad de munición determinada pero nuestras armas, sufrirán un calentamiento si las usamos demasiado.

Conforme vamos succionando enemigos, iremos aumentando una barra de experiencia que cada vez que llenemos, aumentará nuestro rango de la empresa y podremos elegir una habilidad entre varias. Estas habilidades son de todo tipo, desde aumentar nuestro daño, nuestra cantidad de disparos, disminuir el calentamiento de nuestras armas o aumentar la experiencia obtenida.

Dead End Job

En cada partida iremos encontrando grandes cantidades de dinero e infinidad de objetos, cada uno con un uso particular. Tenemos objetos como bombas, comida que nos restablece vida, protectores de los proyectiles enemigos, ayudantes y muchos más. Una vez estemos en el menú, podremos ver en nuestro cuaderno todos los tipos de enemigos y objetos que hay, además de cuales son sus funciones. También disponemos de misiones para conseguir un dinero extra, que nos ayude a llenar nuestro bote y acceder al siguiente distrito.

El mapa de Dead End Job se divide en un total de cinco distritos en los cuales, según avancemos, encontraremos nuevos retos. Nuestra misión es conseguir desbloquearlos todos y conseguir el dinero necesario para ayudar a nuestra amiga y traerla de vuelta a la vida. Para poder pasar de distritos, tendremos que conseguir una cantidad determinada de dinero antes. Los distritos se diferencian tanto en el tamaño de las salas y plantas, como en la cantidad de enemigos y objetos que nos encontramos.

Dead End Job

Un juego sencillo pero divertido

La dificultad del juego no es muy pronunciada, más aun si vienes de jugar a gigantes como The binding of Isaac o Enter the gungeon. Cuando empezamos es bastante sencillo, aunque conforme avancemos en los distritos la cosa se pone algo más complicada. Una de las cosas que puede fastidiar más la partida, es que cuando morimos en una misión, perderemos todas nuestras habilidades cosechadas y tendremos que volver a empezar desde 0 a acumularlas. La duración tampoco es algo por lo que destaque el juego, podemos llegar a terminarlo en 7-8 horas fácilmente si somos algo habilidosos, aunque su faceta Rogue-like, hace que sea un juego muy rejugable ya que siempre jugaremos distintos mapas en los distritos.

Estamos ante un juego, que aunque no llega a ser un referente dentro de su género, cumple perfectamente los requisitos para ser un buen Rogue-like. Su apartado gráfico y sonoro les vienen que ni pintados y su temática cazafantasmas hará las delicias de los más nostálgicos. Quizá debería de ser un reto más exigente en cuanto a su dificultad, lo cual también lo haría algo más duradero, pero esa dificultad accesible también hace que sea un juego para todos los públicos que puedan disfrutar desde los más grandes a los más pequeños de la casa.

Resumen
Su apartado gráfico y sonoro les vienen que ni pintados y su temática cazafantasmas hará las delicias de los más nostálgicos.
7
Bueno

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x