Portada » Análisis » Análisis de Super Destronaut: Land Wars

Análisis de Super Destronaut: Land Wars

Mata al marcianito

Llega a nuestras Nintendo Switch un juego que rememora los clásicos arcades de los años 80, pero añadiéndole una nueva perspectiva tridimensional. Hablamos de Super Destronaut: Land Wars, la continuación de Super Destronaut DX, pero esta vez añade un enfoque diferente.

pium pium

Super Destronaut: Land Wars es un juego de disparos que intenta recrear el clásico juegos de Matamarcianos en tres dimensiones. Las reglas son sencillas: recorremos un escenario hecho de polígonos disparando a todo marciano que se nos ponga a tiro. Tenemos un botón para disparar y otro para saltar por si necesitamos esquivar.

Contamos con bonificaciones, como aumento de salud, y varias armas (pistolas, escopeta, lanzagranadas) que podemos comprar con el dinero que dejan los marcianos tras acabar con ellos.

También tenemos varios modos de juegos: un modo misiones en el que tenemos que superar 30 pruebas con objetivos diferentes, modo clásico, modo difícil o modo caracol. A pesar de ello, Super Destronaut: Land Wars no puede ocultar la sensación de monotonía y de que, hagamos lo que hagamos, sea cual sea nuestro objetivo, no influye en nada en el resultado final, pues siempre es hacer lo mismo.

Retro multicolor

En el aspecto gráfico, Super Destronaut: Land Wars imita la estética retro de Space Invaders pero con recreados en vóxel (cubos en tres dimensiones) con colores fosforito. Todo está desarrollado en polígonos salvo los marcianitos, que conservan los clásicos sprite. En lo sonoro, tenemos melodías adrenalíticas de estilo electrónico.

Super Destronaut: Land Wars tiene un problema muy grave que reside en su alarmante falta de contenido. Prácticamente en una hora ya es suficiente para ver todo lo que el título tiene que ofrecernos y, aunque la experiencia será puramente arcade, nos durará lo que tardemos en cansarnos que no es mucho. Por otro lado, la jugabilidad es muy plana, carente de emoción y personalidad. Añadirle una perspectiva tridimensional a un clásico es una idea interesante, pero en este caso no ha aportado nada.

Resumen
Super Destronaut: Land Wars tiene un problema muy grave que reside en su alarmante falta de contenido. Prácticamente en una hora ya es suficiente para ver todo lo que el título tiene que ofrecernos y, aunque la experiencia será puramente arcade, nos durará lo que tardemos en cansarnos que no es mucho. Por otro lado, la jugabilidad es muy plana, carente de emoción y personalidad. Añadirle una perspectiva tridimensional a un clásico es una idea interesante, pero en este caso no ha aportado nada.
4
Pobre

¿Te ha gustado?

0 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x