Portada » Análisis » Valkyria Chronicles 4

Valkyria Chronicles 4

Si hay alguna saga que le puede hacer sombra a Fire Emblem de la propia Nintendo dentro del género de los RPG de estrategia es Valkyria Chronicles de Sega. Desde su primera incursión en otros sistemas en 2008, Valkyria Chronicles se convirtió desde ese momento en una serie muy querida para los amantes de los RPG de estrategia y, que en esta ocasión, por primera vez, esta serie bélica de estrategia entra en operaciones en una consola de Nintendo, con Valkyria Chronicles 4 para Nintendo Switch.

10 años han pasado para que la saga principal regresase a sistemas de sobremesa fuera de Japón. Esta vez la serie regresa a sus orígenes de estrategia y RPG en Valkyria Chronicles 4, después de un fallido intento de incursionar en los RPG de acción con Valkyria Revolution, que no fue bien aceptado por la crítica y los fans.  Valkyria Chronicles 4, combina la sensación del primer juego con muchas de las mejoras realizadas en los dos títulos de portátiles (uno de los cuales se quedó sólo para el público japonés) al tiempo que presenta características adicionales que le permiten al jugador tener más libertad que nunca.

Ficción Histórica

La serie Valkyria Chronicles es una pieza de ficción histórica ambientada en un mundo muy parecido al nuestro, en el Continente de Europia. Sin embargo, en lugar de carbón o petróleo, es el misterioso mineral ragnite, que puede hacer cualquier cosa, desde curar heridas hasta impulsar un tanque, esa es la clave del avance tecnológico humano en el universo de Valkyria Chronicles. Y es la constante necesidad de este mineral lo que conduce a los conflictos equivalentes a la Segunda Guerra Mundial y la posterior invasión del pequeño país neutral de Gallia.

Teniendo lugar al mismo tiempo que Valkyria Chronicles y Valkyria Chronicles 3, Valkyria Chronicles 4 se centra no en Gallia sino en la gran guerra entre la Federación Atlántica (Una mezcla entre los aliados; Rusia, Francia, Inglaterra) y la Alianza Imperial de Europa Oriental (cruce entre la Rusia imperial y los Nazis).

La historia sigue a un grupo de amigos de la infancia galianos (Claude, Lenna, Raz y Riley) que, sintiendo que la guerra era inevitable independientemente de si Galia permanecía neutral o no, se unen al ejército de la Federación para proteger su patria luchando contra el Imperio. Liderando el grupo se encuentra Claude Wallace, un comandante talentoso, recién graduado y trabajador que tiene la extraña capacidad de sentir los cambios del clima al calor de la batalla.

Claude tiene la gran responsabilidad de liderar al Escuadrón E (EZ en japonés y los uniformes así lo reflejan) y al ejército aliado en la Operación de la Cruz del Norte (misión análoga de la batalla por el repliegue Nazi y la subsecuente toma de Berlín por parte del ejército soviético para ganar la Segunda Guerra Mundial) en un intento de lanzar una contraofensiva que, con suerte, reprimiría la ofensiva al capturar la capital imperial de Schwartzgrad.

Sin miedo a la polémica.

Mientras que Valkyria Chronicles 4 es la historia de una guerra, se cuenta a nivel personal. Cada miembro del elenco central tiene una personalidad distinta y un pasado complicado en algunos casos, como el de Riley y Claude. Algunos personajes chocan violentamente. Otros trabajan en secreto con fines contradictorios para el resto del grupo, buscando su propia versión de la justicia. Es una historia de intriga y traición que se complica aún más con una serie de dilemas éticos. Y eso es sólo por parte de nuestros héroes.

Como es característico de la saga, Valkyria Chronicles 4 no tiene miedo de explorar algunos temas delicados. Los primeros dos juegos exploraron el tema del antisemitismo, representados en este universo por los Darcsen, que participan activamente en el ejército aliado (así como los judíos rusos participaban activamente en el Ejército Rojo) y el tercer juego se centró en torno a una unidad militar de convictos por crímenes de guerra. Valkyria Chronicles 4 aborda la bomba atómica y las implicaciones éticas que rodean su uso. No es un tema que esperes que un juego japonés explore dada su naturaleza delicada, al sufrir sus consecuencias en carne propia, pero hace que el juego sea cautivador y tenga un carisma especial.

Estrategia, la clave para la victoria.

Valkyria Chronicles 4 es un RPG de estrategia anteriores títulos de la saga. Cada turno, tienes una cantidad de puntos para usar en batalla, llamados Puntos de Comando (PC). Usando uno de estos, tomas el control directo de un personaje por un tiempo limitado, haciendo uso de los Puntos de Acción de personaje (PA), representado por una barra naranja, lo que permite mover y/ o atacar en tercera persona como mejor te parezca. Además, cada uno de tus personajes está asignado a una clase de unidad específica, dictando qué armas pueden usar y hasta dónde pueden moverse.

La misma unidad puede realizar múltiples acciones en un mismo turno de batalla, siempre que los PC lo permitan, pero reciben una penalización de PA cada vez que se vuelven a seleccionar, haciendo que su movilidad se vea muy reducida. La cantidad de PA que tiene una unidad depende de su función, con más unidades de primera línea (Soldados Exploradores, Soldados de Asalto) teniendo más libertad de movimiento, mientras que las unidades de apoyo de fuego (Lanceros, y Francotiradores) son mucho más limitadas. Un turno termina cuando se agotan todos los PC, o el turno se termina voluntariamente. Los PC que no se usen serán acumulados para el próximo turno después de la fase de movimiento del enemigo, lo que permite que en el siguiente turno, tengas más PC para que tus unidades realicen mas acciones.

Cada unidad cuenta con habilidades de batalla distintas que se activan aleatoriamente durante estemos controlando al personaje, sabrás que la unidad ha activado sus habilidades porque la activación de estas, es idéntica a cuando las unidades en Fire Emblem activan sus habilidades especiales para asestar un golpe crítico.

Un cambio que influye en la estrategia.

Una de las novedades en esta nueva entrega es la introducción de una unidad nueva, El Granadero, siendo una unidad muy versátil. Disparando granadas de mortero en un arco parabólico, los granaderos pueden disparar a cualquier objetivo que este dentro de su rango de acción, incluso sobre los edificios, y golpear a los objetivos a medio mapa de distancia. Además, como muchas de las otras clases, dispararán automática y repetidamente cuando sea el turno del enemigo. Incluso tienen la capacidad de dañar unidades blindadas como tanques. Esto hace que los morteros sean terriblemente poderosos tanto en ataque como en defensa. Aprender a lidiar con ellos de manera rápida y eficiente se convierte en una parte vital de casi todas las misiones.

Para mantener las cosas emocionantes e impredecibles, la gran mayoría de las misiones de la historia son más complicadas que “tomar el campamento enemigo” o “matar a todos los enemigos”. A veces, el juego te ofrece objetivos interesantes desde el principio, como hacer una misión sin ser visto o haciendo que te retires corriendo de una fuerza abrumadora. Otras veces, las misiones tienen un giro en la mitad de la batalla que es imposible de planear, lo que hace que al menos incluyas unidades que normalmente no incluirías en determinadas misiones, con el objetivos de estar  preparado para algún giro inesperado.

Como en los juegos anteriores de la serie, si uno de tus soldados no principales mueren en la batalla, ya no podrán usarse durante el resto del juego, lo bueno en este caso, es que tienes hasta 3 turnos para alcanzar esas unidades, antes de que fallezcan y evacuarlos del campo de batalla, basta que un soldado aliado los toque para que este pida evacuación médica para el soldado caído.

Personalización y sistemas simples.

Cuando no estás luchando, estarás en tu cuartel general donde podrás reclutar nuevos soldados, mejorar el equipamiento y conversar con tus camaradas. Mejorar el equipamiento y las habilidades de los personajes es muy simple. Todo lo que debes hacer es navegar por un menú y comprar las actualizaciones que se ajusten a tus necesidades. Es muy superficial, y me hubiese encantado que los soldados individuales tuvieran un sentido de progresión más notable en la batalla, ya sea en niveles individuales o simplemente una barra de experiencia que se llena con cada éxito de esa unidad.

Artísticamente precioso.

Uno de los aspectos que más impresiona de Valkyria Chronicles 4, es su impresionante apartado visual, una vez más es utilizado el motor gráfico CANVAS, para construir y nutrir el detallado y hermoso universo de composiciones de acuarela, dando la sensación de estar dibujado a mano. Los campos de batalla tienen una buena variedad, con bosques, tundras y entornos urbanos, por nombrar algunos. Hay pequeños detalles sutiles por todo el mapa, en cómo las unidades y vehículos dejan huellas en la nieve y explosiones para dejar pequeñas impresiones en el suelo.

El diseño de personajes es sencillamente excelente, con muchos detalles en cada unidad, podrás notar cómo se mueven los pertrechos que llevan en el uniforme, o el suave movimiento de las unidades que llevan capotes o ponchos. La presentación de los diálogos se hace mediante escenas cinemáticas que recuerdan a una novela visual, con cada personaje encerrado en recuadros, dialogando entre sí, mientras se llena en la parte inferior un  recuadro con el texto del dialogo entre los personajes, lo molesto de esto, es que no hay reproducción automática del texto, con lo que hay que presionar constantemente el botón A, para que fluya el siguiente recuadro de texto.

Técnicamente, un gran trabajo.

Estamos ante una gran versión del juego, Sega puso empeño, para que la versión de Nintendo Switch estuviera a la par de las demás versiones para el lanzamiento occidental de Valkyria Chronicles 4, técnicamente a parte de la resolución e intensidad en sombreado, estamos ante la misma fidelidad visual de las consolas más potentes. El carácter episódico del juego hace que la portabilidad de Nintendo Switch se aproveche aún más, haciendo ésta sin duda la mejor versión del juego.

Cabe destacar que el juego viene totalmente traducido al español, por lo que no te perderás ningún ápice de la historia. El juego en modo portátil tiene una resolución nativa de 720p y 30 fps y en modo TV alcanza una resolución de 900p y 30fps, siendo la única pega gráfica, la caída de frames en momentos muy puntuales que no afectan en lo más mínimo este maravilloso juego.

En conclusión:

Valkyria Chronicles 4 es un excelente regreso a los campos de batalla de Europia. Tiene personajes complejos, una historia cautivadora, temas conmovedores y una jugabilidad bien ajustada, todo unido con el estilo de arte único y una poderosa y bien lograda banda sonora, que a mi gusto se posiciona como la mejor de la serie. Tanto si eres un seguidor de la serie, o  un recién llegado, Valkyria Chronicles 4 no decepciona, posicionándose como uno de los mejores juegos de su género y del catálogo de Nintendo Switch.

Nota Revogamers

La saga de estrategia bélica de Sega, operativa por primera vez en consolas Nintendo.

9.5

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios
  1. 1.
    ES un juegazo altamente recomendable para todos los amantes de los rpgs de estrategia.
    Lo mejor son los personajes y lo bien lograda que está la historia alrededor de ellos.
    5.
    KirbyHorno
    Que tan factible es jugar al primero después de este?

    Pues no importa el orden, cada Valkyria es su propia historia, en este lo único es que las historias del 1 y el 4 son paralelas.
    Yo diría que jugaras primero al 4 y después la historia del escuadrón 7, también habrá contenido extra (dlc) en Valkyria 4 que se unen los dos escuadrones en una misión.

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Mario Bendeck hace 2 meses, 3 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.