Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Storm Boy

Análisis de Storm Boy

Dicen que lo bueno y breve, dos veces bueno; sin embargo, todo tiene un límite y este juego lo sobrepasa. Storm Boy trata básicamente sobre la historia de un niño que se enfrenta a la vida sin sus padres; en una isla donde apenas tiene diversión o entretenimiento más allá de esperar a lo que la vida de le depara. Un juego de avance horizontal, cuyo desarrollo se liga a una historia clásica que aparece en función de nuestro movimiento.

Basado en una historia clásica

El juego se basa en la novela de Colin Thiele sobre el mismo tema, pero comprar el libro sería una mejor opción si lo que estamos buscando un juego para pasar el rato, puesto que mucho hay que dosificar nuestro tiempo para no acabarlo a la velocidad de luz, porque corto es un adjetivo que no basta para describirlo. No hay que pensar estrategias, ni subir nivel, sólo caminar.

Tampoco es que veamos en él una fuente de desafíos en los que tengamos que pensar día y noche, porque no hay. Lo único que debemos hacer es movernos hacia delante o hacia detrás, mientras leemos la historia sobre lo que ha pasado y pasa en la isla. Cuando  nos movemos aparecen fragementos del cuento que podemos pararnos a leer y si no da tiempo, retrocedemos para hacerlo.

Algo más hay

De vez en cuando, nos encontramos con «minijuegos» por llamarlo de alguna forma, representados por un dibujo, que se basan en hacer de todo un poco relacionado con la isla. Sin embargo, no esperemos que estos minijuegos impliquen resolver un misterio emocionante para poder avanzar, ya que están ahí como podían no estar. Básicamente el juego es ir hacia delante o hacia detrás.

En los minijuegos podemos manejar a una gaviota y volar por el cielo. También es posible subirnos a una barca y navegar por la playa y bucear en diferentes puntos para ver el fondo marítimo. Otro de los minijuegos consiste en dibujar en la arena con un palo, y si no nos gusta el resultado podemos hacer que la marea se lleve nuestra creación y volver a empezar desde el principio.

Accede a todo el contenido

Una vez lo terminamos, al pasar veinte minutos, tenemos acceso a un menú para seleccionar a qué parte queremos volver o para jugar a alguno de los minijuegos. También se debloquea una sección con la  información sobre cómo se creó o sobre el autor, pero vamos, nada especial.

Poco más queda decir sobre Storm Boy, un juego tan corto tiene un precio muy elevado. Por el mismo precio tenemos un libro que seguro que ofrece más información. Se trata de un juego donde sólo hay que moverse y es por ello por lo que no obtenemos ninguna jugabilidad ni nada. Un argumento que parece interesante, pero no sirve para compensar lo aburrido que resulta en general; ni si quiera los minijuegos ayudan a que sea emocionante.

5.5
Simple

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Pep H. Conca hace 3 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.