Portada » Análisis » Análisis de ScourgeBringer

Análisis de ScourgeBringer

Los videojuegos, al igual que otros muchos sectores, tienen modas. A día de hoy es común ver juegos con diseño procedimental y roguelikes que se crean por decenas, por lo que lo difícil es saber destacar entre ellos. ScourgeBringer, de los creadoresde NeuroVoider, llega con la intención de hacerse notar entre los roguelikes con su particular sistema de batallas en el aire.

Morir una y otra vez en ScourgeBringer

El juego nos lleva a recorrer una estructura alienígena de nombre ScourgeBringer encarnando a Khyra, una guerrera que busca salvar su planeta y descubrir el porqué de la situación de calamidad en la que se encuentra. Todo ello en un título que, a pesar de tener la etiqueta de difícil, tiene muchas opciones y habilidades para que su público puedaser más amplío.

La aventura se basa en recorrer pequeñas habitaciones y pasar de una a otra eliminando a todos los enemigos que hay en ella. Para ello podemos usar varios tipos de tajos y otros movimientos veloces en el aire para ir desplazándonos entre enemigos, además de un disparo para cubrirnos las espaldas desde la distancia.

Y, como viene siendo tendencia en el género, cada vez somos capaces de hacer más y más. En la sala en la que aparecemos tras morir podemos usar pequeños orbes que vamos obteniendo conforme avanzamo (algunos están ocultos en el mapa) para mejorar habilidades en un árbol complejo, el cual además nos permite reasignar puntos cuando lo consideremos.

Destruir a todos los robots

Llegamos entonces a un momento en el análisis en el que todo parece pintar bien, algo que encima mejora más todavía gracias a las opciones de accesibilidad que hay disponibles, tales como cambiar la velocidad del juego o incluso tener invulnerabilidad. Pero entonces llegan “los problemas”, que vienen dados por el diseño del juego. La variedad de enemigos y de salas es algo escasa, por lo que puede que notemos falta de variedad o se nos haga repetitivo tras unas horas jugando si no nos llega a atrapar su combate dinámico.

Y es que las salas se generan proceduralmente tras cada muerte que tengamos, lo que facilita que llegue esa sensación de repetición. No obstante, como ya hemos dicho, si el combate nos atrapa, conseguimos dejar eso en segundo lugar. Y es que gracias al buen diseño pixel de la protagonista y del combate, todo luce muy bien. La música también acompaña muy bien a la acción, ya que sube mucho la intensidad cuando comienzan los “palos” y se tranquiliza cuando paramos.

ScourgeBringer es un roguelike muy frenético que puede pecar de falta de variedad en escenarios y enemigos, pero su ritmo de combate y mecánicas consiguen sobreponerse bastante a ello. Si lo de morir una y otra vez no es lo tuyo, esquívalo, pero si eres de esos seguidores de este “subbgénero” en expansión, es más que recomendable.

Resumen
Buena mecánica de combate en un roguelike que no se hace nada pesado en sus repeticiones jugables, aunque sí en las de enemigos y escenarios.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no es necesaria. Los campos obligatorios están marcados *

Usted puede usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.