Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Rock of Ages II: Bigger & Boulder

Análisis de Rock of Ages II: Bigger & Boulder

En Rock of Ages II: Bigger & Boulder Atlas ha perdido su bola del mundo en, precisamente, nuestro mundo, y ahora deberá tratar de recuperarla. Pero diversos personajes históricos (reales o no) se interpondrán en su camino, aunque más bien seremos nosotros los que meteremos las narices en unas guerras que no nos concernían pero en las que sí influiremos decisivamente.

En esta casa obedecemos las leyes de la dinámica

La premisa de Rock of Ages II puede parecer seria pero no lo es en absoluto. Para darnos cuenta y que se diluya este pensamiento bastará con echar un rápido vistazo a sus personajes, varios de los cuales se muestran ya en su secuencia de introducción. ¿Estáis familiarizados con los Monty Python? Pues algo similar a lo que podíamos ver en sus entradillas y escenas de créditos es lo que veremos aquí, con figuras recortadas que hablarán y se moverán con graciosas muecas y en 2D y con más elementos barrocos, medievales y renacentistas adornando todo de forma un tanto excesiva pero con su propio encanto.

Y si visualmente estamos ante un juego único (si no contamos a su primera parte), no lo es menos en su vertiente jugable. ¿Cómo catalogar a un juego de habilidad aderezado con multitud de elementos de un tower defense? No se puede, ni falta que hace, por lo que lo mejor será ponerse a los mandos y disfrutar.

La forma de jugar una partida normal de Rock of Ages II, como las que disputaremos en su modo campaña para uno o dos jugadores, será la de atravesar un sinuoso campo plagado de trampas y accidentes del terreno con una gigante roca que manejaremos en todo momento para derribar así, si llegamos con la suficiente velocidad, la puerta del castillo rival y aplastar a la figura histórica correspondiente. Por supuesto, nuestro adversario tratará asimismo de hacer lo propio en nuestro perjuicio.

El humor, como imaginaréis, estará muy presente en todo momento, por lo que no será raro ver a Juana de Arco malinterpretando las palabras de lo que ella cree ser Dios, o a un envalentonado Ricardo Corazón de León discutiendo con Cristobal Colón. También habrá seres mitológicos, como medusa, que se entremezclarán con los históricamente más reales o plausibles de serlo y conformarán una aventura tan hilarante como divertida y amena, sobre todo si sois amigos de la historia y el arte.

Pero no todo será rodar contra el otro ejército, también tendremos que defendernos y para ello usaremos oro, un oro que ganaremos picando y que gastaremos en construir torres, catapultas, muros y otras fortificaciones, pero también en añadir obstáculos al camino, como untuosas vacas que ralentizarán el pedrusco rival al adherirse a él, ventiladores, leones y un largo etcétera que iremos desbloqueando paulatinamente al avanzar por su mapa, un mapa que además esconde varios caminos.

Rodar y rodar, pero en varios modos

Además de su largo y divertido modo campaña, aunque la inevitable repetición de mecánicas puede llegar a cansar hacia su tramo final, Rock of Ages II ofrece varios modos de juego alternativos para uno o dos jugadores con los que exprimir y variar su fórmula.

Por ejemplo, podremos competir en divertidas y desenfadadas carreras de obstáculos donde se verá verdaderamente nuestra pericia a los mandos, completar sus desafíos de tiempo donde correr a toda velocidad sin trabas por el camino, disputar una partida de guerra normal, esto es, jugar normalmente una escaramuza, o personalizar nuestra partida eligiendo las reglas, personaje, bandera e incluso pintura de guerra para nuestra roca, algo que también podremos hacer si elegimos jugar en línea. Por cierto que rocas hay muchas y estas se consiguen en su modo campaña. Las habrá con diferentes atributos, como peso, potencia de salto, etc.

Pedrusco sin pulir

Pero no todo es perfecto en Rock of Ages II, bueno, perfecto dentro de su estilo que, como es único y solo está la primer parte para comparar, no podemos poner frente a frente con ningún otro título. Pero sí sabemos ver qué tiene de bueno y de no tan bueno.

Sin duda es original, fresco si no tenemos en cuenta la anterior entrega y muy divertido. Está plagado de referencias históricas y muy cuidado en esa vertiente, la histórica y artística, recreando, con ese humor tan suyo, pasajes famosos de todos y cada uno de sus personajes.

Además y pese a hacer un uso intensivo de la física, bola y atrezo se comportan a la perfección en todo momento, no pudiendo culpar a su control si caemos derrotados. Eso sí, gráficamente podría haber dado más de sí, y es que la hacer uso del Unreal Engine 4, sus desarrolladores, para optimizarlo para Nintendo Switch, han optado por lo que casi todos, con ese pensamiento de que reducir carga y opciones gráficas es la opción adecuada, en vez de optimizarlo para la máquina en la que corre (o rueda).

Sin embargo, Rock of Ages II no se ve nada mal, claro que tampoco es demasiado exigente y el que hagamos tal afirmación viene derivada de su estilo artístico más que del músculo técnico que pueda o no tener.

Y si gráficamente podemos ponerle ese pequeño pero, a su música y efectos no podemos ponerles muchos más. Las melodías son, una vez más, montyphytonianas, alegres y muy de época, con sonidos de laúd y otros instrumentos de cuerda pero también trompetas y tambores cuando entramos en batalla.

En definitiva, un juego sorprendentemente bien cuidado y sumamente original que habrás de probar si te gustan los juegos de habilidad, los tower defense o las propuestas que se salen de la norma.

Resumen
Estamos ante una propuesta tan original como bien cuidada. No parecía que la habilidad al hacer rodar una roca gigante pudiera casar con un tower defense pero así ha sido, e incluso está perfectamente ambientado histórica y artísticamente y cuenta con varios y diferentes modos de juego. No es perfecto, puede cansar si le dedicamos muchas horas al quedarse sin novedades y gráficamente está bien aunque podría estar mejor, pero merece la pena darle una oportunidad.
8
Notable
Escrito por
Señor Bichos para ti.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Marcos Catalán hace 1 semana, 3 días.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.