Portada » Análisis » Análisis de Foreclosed

Análisis de Foreclosed

Ha habido unos cuantos representantes que han hecho uso de una estética cómic en el mundo de los videojuegos para contarnos sus historias, creando una mezcla de medios tan llamativa como genuina. De la mano de Merge Games y de Tesura Games en su versión física, hoy nos llega Foreclosed, un juego que se atreve a dar un paso más allá para representar el cómic en los videojuegos como nunca antes se había hecho.

Tu vida no te pertenece

Foreclosed está ambientada en un futuro distópico, en donde las capacidades de los humanos están mejoradas mediante avances tecnológicos y nuestros cerebros están conectados a un circuito electrónico. tomamos el papel de Evan Kapnos, un trabajador que cada mañana madruga para acudir su puesto de trabajo, como todo el mundo, hasta que una mañana descubre que su identidad ha sido embargada y sometida a una subasta, lo que significa que su vida ha sido arrebata para siempre.

Es entonces cuando comienza nuestra nueva vida como fugitivos. No tardamos en encontrar ayuda en nuestra huida, y qué mejor ayuda que una pistola capaz de ser formateada con los mejores avances tecnológicos. Además, descubrimos que nuestro sistema operativo también puede modificarse con poderes psicotecnológicos gracias a un experimento secreto en el que hemos colaborado como cobayas sin saberlo.

Tiroteos antigravitatorios

La base de la jugabilidad de Foreclosed reside en numerosas secciones de tiroteos en las que nos vemos involucrados. Para hacer frente a nuestros enemigos contamos con distintos poderes, además de nuestra pistola, que cambiarán las tornas cuando nos vemos superados en número. Algunos de estos poderes consisten en hacer levitar objetos y lanzarlos contra los enemigos, elevarlos por los aires o aumentando la eficacia de nuestras balas para que atraviesen escudos y armaduras, entre otras tantas.

Si bien, Foreclosed está cargado de buenas ideas y posibilidades pero estas no terminan de funcionar ni de encontrar su lugar finalmente. Para hacer frente a las oleadas no nos queda otra que usar nuestros poderes, pero para usarlos necesitamos apuntar al enemigo al que queremos dirigir nuestro poder, lo que supone exponernos y ser acribillados a tiros.

Dado que el juego carece de cualquier tipo de sistema de coberturas que no sea agacharnos manualmente tras un muro y levantarnos para disparar, nos vemos sometidos a permanecer la mayor parte del tiempo agachados sin hacer nada.

Por otro lado, acabar con un enemigo cualquier suponer hacer blanco en el entre ocho o doce disparos, haciendo que muramos nosotros antes de agonía. Además, los poderes no son tan variados como cabría esperar, siendo también, unos más eficaces que otros.

Otro de los aspectos que provocan que las secciones de disparos no terminen de brillar con la luz que se merece reside en un diseño de niveles plano, incapaces de sorprender y de influir en que haya cambios de ritmo e incluso aportar dinamismo a estas secuencias de acción. Todo lo comentado se traduce en que los tiroteos en Foreclosed sean lentos, anodinos y carentes de inspiración.

Una aventura de espías y fugitivos

Algunas fases se intercalan con secciones de infiltración, dotando a la experiencia de ese tono de persecución y de estar al margen de la ley. Son algo básica y cotidianas, consistiendo en esperar y pasar, inadvertidos, cuando el enemigo dirige su mirada en la dirección opuesta a nuestro camino.

Encontramos multitud de puzles a resolver en nuestra búsqueda de la verdad. Sorprende su variedad y lo bien pensado que están, sintiéndose como una parte inseparable de la aventura en lugar de un recurso metido con calzador. Es una de las partes que mejor funcionan dentro de la jugabilidad de Foreclosed, lo cual se siente extraño, pues deberían de funcionar a modo de oasis para dotar de variabilidad al juego y no como una bomba de oxígeno para mantener a flote el groso de la propuesta.

Un cómic en vivo

En el otro lado de la balanza tenemos su logrado diseño artístico. Este es sencillamente sorprendente, fresco y muy llamativo. Utilizando un estilo cómic, la historia se va desarrollando a través de viñetas interconectadas, en el que todo parece cobrar vida y movimiento, representándose de una forma que jamás se había visto en el medio. Sin duda esto es lo mejor que ofrece Foreclosed y merece la pena ser admirado.

Pero no todo lo que reluce es oro, a pesar de que visualmente es lo mejor del juego por su técnica no dejamos de encontrarnos escenarios algo vacíos y demasiadas superficies planas. En lo sonoro también acompaña genialmente, empleando un estilo cyberpunk y de calidad, que caza de maravilla con la ambientación de este mundo futurista en el que nos introduce Foreclosed.

En cuanto a la duración que nos ofrece Foreclosed, esta nos ha decepcionado. No porque dure apenas 4 horas, ya que 4 horas bien empleadas valen por decenas, sino porque todo acaba cuando debería comenzar.

Y es que la sensación de que todo termina de forma abrupta, tanto en lo jugable como en la historia que nos cuentan, no nos la quita nadie. Cuando comenzamos a emplear habilidades que hacen mejorar la experiencia de juego todo termina ahí. Y lo mismo pasa con la historia, cuando parece que despega, que empezamos a encajar todas las piezas y a ubicar todos sus componentes, se le pone un final y no se desarrolla en absoluto.

Foreclosed es el claro ejemplo de que unas buenas ideas no hacen un buen videojuego, también hay que saber ejecutarlas. Una jugabilidad que no sabe encontrar su lugar en un desarrollo atropellado, en un juego que dura menos de lo que cabría pensar, provoca que la puesta en escena molona de la que hace gala no luzca como se merece.

6
Justo

¿Te ha gustado?

0 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x