Portada » Análisis » Análisis de Edgar – Bokbok in Boulzac

Análisis de Edgar – Bokbok in Boulzac

No son pocas, por fortuna, las aventuras gráficas viejas y nuevas que están llegando a Nintendo Switch. Uno de los últimos lanzamientos del género viene del terreno independiente, concretamente del estudio francés La Poule Noire. Su nombre es Edgar – Bokbok in Boulzac y, aunque nos llega sin traducción al castellano, nos va a ofrecer una experiencia corta pero entretenida y muy amena, siendo un título muy recomendable para iniciarse en el género.

Un mineral muy especial

La historia de este título nos pone en la piel de Edgar y su fiel compañera gallina Precious, dos personajes que viven cultivando calabazas y otros alimentos aislados de la sociedad, utilizando una máquina especial para repeler a los pulgones. Sin embargo, un día, un temporal destruye su preciada maquinaria y se ve en la necesidad de buscar el mineral que la hace funcionar. Esto le llevará a la gran ciudad, un lugar en el que no encaja, para buscar lo que necesita mientras resuelve por el camino una compleja conspiración.

Los controles del juego son excesivamente sencillos. No tenemos un marcador de puntos clave de interacción, pero no tenemos que utilizar manualmente los objetos del inventario, sino que basta con que hablemos con un personaje una vez conozcamos cierta información o tengamos en nuestra posesión lo que necesitamos para así poder avanzar. Tenemos pequeñas opciones de diálogo también, pero de nuevo son bastante sencillas y no afectan demasiado al transcurso de la aventura.

Bokbok in Boulzac to save the world

La historia es simple pero atractiva, con un poco de complejidad pero accesible para todo el mundo. Hay espacio para lo absurdo como suele ser habitual en este género y también para ciertos cameos o referencias que nos saben sacar una sonrisa, pero en líneas generales tenemos una trama bien llevada y que, a pesar de que nos hace dar muchas vueltas, nunca nos deja sin saber muy bien qué hacer. Y aunque lo hiciera, dado a que el escenario general del título no es muy grande, basta con hablar con todo el mundo para poder avanzar si no tenemos claro lo que nos hace falta.

A nivel gráfico el juego es bastante llamativo, con un estilo de dibujo peculiar muy interesante para presentar a sus personajes. Puede que en algunos escenarios y personajes secundarios la variedad no sea su seña de identidad, pero la sensación general es positiva. El sonido y la música acompañan muy bien al desarrollo de la aventura, aunque en algunas ocasiones el volumen sube más de lo que nos gustaría. Por todo lo demás, el título funciona sin fisuras aparentes y con buenos tiempos de carga, aunque sí que podemos señalar que la traducción inglesa muestra algún que otro desliz de su traducción desde el francés (aunque nada grave, la verdad).

Edgar – Bokbok in Boulzac es un título que, como ya hemos comentado, resulta idóneo para que alguien se introduzca en el género de las aventuras gráficas. Una lástima su precio, que no esté en castellano y su duración (menor a cinco horas), pero por lo demás estamos ante un juego que entretiene, sabe sacarnos una sonrisa y que que se hace ameno, pues nunca nos va a suponer un quebradero de cabeza.

Resumen
Una aventura gráfica accesible y con una historia interesante y absurda, aunque algo corta y sin traducción al castellano.
7
Bueno
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Suscribir
Notificar de
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x