Portada » Análisis » UNDERTALE

UNDERTALE

Undertale llega por fin a Nintendo Switch, tras haber pisado ya varias plataformas. Se trata de un juego que, bebiendo de Earthbound, explora caminos totalmente originales. Difícil de valorar en términos objetivos, pero muy recomendable de jugar debido a lo original de su propuesta. ¿Por qué decimos esto? Sigue leyendo…

Los mundos

Existió una época en la que dos razas totalmente diferentes pero muy similares convivían juntas en harmonía: la raza de los humanos y la de los mosntruos. Se cuenta que cierto día, no se recuerda cual, estas dos razas entraron en conflicto. Fue una guerra feroz que terminó con la victoria de los humanos y con la caída de los monstruos. Ahora ellos viven bajo nosotros, conectados a nuestro mundo a través de una grieta escondida dentro de unas montañas. Cierto día un niño cayó por esa grieta. Ese niño somos nosotros.

Undertale toma las bases jugables de los RPGs clásicos de la época del Fary. Recorremos un mundo de fantasía, interactuando con todos sus habitantes, viviendo muchas aventuras y conociendo decenas de amigos únicos y con mucha personalidad. Los combates por turnos no pueden faltar con sus correspondientes subidas de nivel con la sucesión de victorias.

Nunca he visto algo parecido a Undertale

Vale, muy bien. Pero estos ingredientes típicos no son los que han hecho de Undertale el juego famoso que es. La razón por la que Undertale es tan famoso es porque ha roto con todos los esquemas y ha inventado su forma de hacer un videojuego. Undertale no se ajusta a ningún molde.

Cuando os decíamos que no había dos personajes iguales no era por decir. Todos los enemigos/personajes, además de una personalidad única, tienen sus propios ataques característicos. No se limitan a hacernos daño. Nuestra vitalidad se representa en pantalla mediante un corazón que tenemos que proteger. Los enemigos tienen su propia secuencia de ataque que nosotros nos encargamos de evitar, esquivar o de devolver su propio golpe.

El reconocimiento que ha obtenido no ha sido solo por hacer que cada uno de sus combates sean interesantes. En Undertale podemos superar la historia sin matar a ni un solo enemigo, sin realizar ningún solo ataque. ¿A nadie se le había ocurrido antes que un juego podía ser divertido sin recurrir a la violencia?

A ti te mataré el último

En los combates tenemos diversas opciones. Una de ellas es Atacar. Con esta opción se activa un medidor en el que debemos atinar para ejercer mayor daño. Además la forma de ejecutar nuestro ataque varía según el arma que llevemos equipada. Como veis tenemos total libertad para pasarnos el juego haciendo uso de violencia o prescindiendo de ella.

Otra opción, la más interesante de todas, es el comando de Acción. Se podría decir que este comando es aleatorio ya que su función dependerá de con quién nos enfrentemos. Al dar en este comando aparecen otros subcomandos que pueden abarcar (no aparecen todas a la vez) distintas acciones: preguntar, perdonar, silbar, flirtear, alegar, etc.

Esto convierte cada combate en una especie de reto, pues todo se basa en sonsacar a nuestro contrincante para que sea nuestro aliado, nos perdone o se convierta en un gran amigo. Undertale busca siempre el lado humano hasta en el interior de los monstruos. Luego están los comandos de Objeto y el de Huir.

Patito feo

A primera vista Undertale no es solo poco atractivo, es feo de narices. Se imita una estética de 8 bits demasiado simple, a veces se siente incluso vacío. En el otro lado de la balanza tenemos algunos diseños de personajes interesantes y alguna escena para el recuerdo. Undertale es capaz de lo mejor y de lo peor en cuanto a su apartado artístico. De lejos, es su apartado menos interesante.

No podemos decir lo mismo del apartado sonoro el cual nos ha enamorado mediante una brillante ejecución de sonidos. La música de Undertale dota de una gran alma al título y llena la nuestra. Sobre decir que en cuanto a rendimiento el juego va fino como la seda.

Además, tenemos que comentar que Undertale es un juego ampliamente rejugable, aun pudiéndose pasar en algo más de 6 horas. Todas nuestras decisiones repercuten de algún modo en la historia. Podemos elegir múltiples contestaciones a lo largo de la aventura, usar la violencia o no usarla, decidir a qué personajes dejamos con vida o hacemos desaparecer.

Todo esto se suma a un desarrollo bastante dinámico y divertido, pues las historias son bastantes interesantes, los personajes muy carismáticos, algo que no nos cansamos de remarcar y una aventura llena de ingeniosos puzles. Pero por encima también se encuentra su rebosante humor, capaz de reírse de sí mismo como del medio en general. Es muy interesante ver como con escasos medios se ha conseguido dotar a Undertale de unas dimensiones enormes.

Undertale no es un juego sobresaliente. Undertale no es una nota o puntuación. Undertale es un título que debes descubrir porque no hay nada igual. Es una apuesta arriesgada que da un vuelco a los conceptos establecidos, rompe con las estructuras que han servido de soporte en la creación de videojuegos y nos enseña que no hay límites ni reglas para vivir aventuras.

Nota Revogamers

Un juego difícil de clasificar por lo extraño de su propuesta. Merece la pena darle una oportunidad.

9

¿Te ha Gustado?

0 0
Comentarios
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 2 meses, 1 semana.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.