Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Devil Engine

Análisis de Devil Engine

De la mano de Dangen Entertainment y Protoculture Games llega a Nintendo Switch un nuevo «matamacianos», es decir, un shooter de naves. Devil Engine trae muchas opciones, una dificultad ajustada y más complementos extra que hacen de él un interesante título para los fans del género.

Devil Engine no es solo «otro más»

Estamos ante un shoot’em up de avance horizontal (es decir, que la nave va «hacia la derecha») en el que nos esperan niveles en los que cualquier cosa puede quitarnos una vida de un golpe, ya sea el escenario o algún enemigo y sus disparos. Por tanto, es indispensable tener un control de nuestra nave que sea preciso, y por ello en todo momento podemos cambiar la velocidad de desplazamiento entre tres posibilidades, según se adapte a nuestro manejo de cada situación.

Además de los clásicos disparos, en Devil Engine destaca el uso de distintas armas, bombas y el escudo. A veces los enemigos soltarán una capsula con una letra y, si la cogemos, cambiaremos nuestro tipo de disparo por otro hasta que no volvamos a cambiar. Cada clase de arma cuenta con su propia ración de «bombas», un disparo especial limitado que nos puede ayudar en situaciones complejas.

Pero el punto más interesante sin duda es el del escudo. Gracias al mismo, podemos evitar ser golpeados por disparos que pasen cerca de nosotros durante un instante. Se recarga cada pocos segundos, por lo que tampoco se puede abusar de él, pero es un aliado fantástico en momentos de agobio. Además su uso condiciona nuestro combo de disparos (lo que más sube nuestra puntuación) ya que en caso de utilizarlo para evitar un simple disparo que podría ser esquivado de una manera sencilla el contador de combo se reinicia.

Esquivar y proteger, tus dos mejores aliados

La cantidad de opciones en lo relativo a colores a utilizar, detalles adicionales e incluso las referencias a videojuegos que presenta en ciertos momentos muestran un trabajo hecho con mimo y un aprecio a los jugadores amantes de lo retro. Por lo tanto, nos esperan diferentes modos, dificultades y aspectos a modificar para que cada vez que juguemos podamos personalizar a nuestro gusto la experiencia.

En general el planteamiento del juego es muy sencillo de seguir, más todavía gracias a la facilidad del mapeado de botones, pero estamos ante un reto que gustará a los más o menos expertos, gracias a sus niveles de dificultad, aunque de base la experiencia es algo complicada. Su problema, como siempre ocurre en el género, es la duración, ya que si no somos de rejugar, o amantes de la dificultad y las clasificaciones, no nos enganchará mucho tiempo.

La presentación audivisual del juego es bastante llamativa. Tiene la esencia retro que busca perseguir, pero añade un montón de detalles en pantalla y efectos para que se sienta también nuevo. Lo mismo ocurre con la banda sonora, que cuenta incluso con la colaboración del compositor de Thunder Force 5, y que ofrece un estilo que encaja muy bien con lo que se ve.

Devil Engine ofrece muchas balas, muchos sudores y una jugabilidad muy precisa, acompañada de una gran cantidad de extras para desbloquear y personalizar la experiencia de juego, algo que nos permite disfrutar de maneras diversas según nuestro nivel de destreza. No es un título largo, pero los fans del género lo van a saber apreciar.

Resumen
Un título de naves con muchas opciones y creado con mucho mimo.
8
Notable
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 5 meses.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.