Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Bow to Blood: Last Captain Standing

Análisis de Bow to Blood: Last Captain Standing

Capitán del espacio

Llega a nuestras Nintendo Switch un título que nos permitirá saber lo que se siente al controlar un navío espacial y demostrar que somos los mejores a los mandos de su timón. Súbete a Bow to Blood: Last Captain Standing y surca el espacio con nosotros.

Campeones del espacio

Bow to Blood: Last Captain Standing nos lleva al futuro, a un mundo donde existen las naves flotantes y el cielo es un nuevo espacio para recorrer libremente. Nosotros somos uno de los capitanes de esos navíos flotantes, y nos encontramos en un concurso para demostrar que somos los mejores capitanes espaciales.

Para ganar el campeonato de piratas espaciales realizamos diversas pruebas de las que tenemos que salir victoriosos con la mejor puntuación posible pues, cada dos rondas, los dos capitanes con las peores puntuaciones son eliminados del concurso.

Cada una de estas pruebas tiene un objetivo principal y también puede tener varios secundarios que son los que nos permiten conseguir una mayor puntuación, por lo que siempre es recomendable realizarlos antes de cumplir el principal. Esto nos permite explorar los escenarios, los cuales se generan de manera procedimental. En Bow to Blood: Last Captain Standing nos encontramos, entre otras cosas, con la posibilidad de derrotar enemigos, pactar tratos con otros concursantes, realizar carreras o aniquilar oponentes.

A sus órdenes, capitán

El manejo de nuestra nave no es todo lo intuitivo que uno desearía pero es bastante completo. Con los sticks controlamos los movimientos: con el derecho controlamos la mira (y por tanto la dirección en la que se moverá nuestro navío) y con el izquierdo nos movemos hacia delante o hacia atrás y giramos lateralmente (y si lo pulsamos activamos un turbo temporal). Ciertamente el movimiento nos deja una sensación de estar controlando un barco navegando en la mar, aunque estemos suspendidos en el aire.

Los botones R y L se utilizan para controlar los cambios de marcha de la nave – teniendo dos modalidades de velocidad y una marcha atrás – y los gatillos sirven para disparar y para fijar objetivo. Con los demás botones podemos activar un escudo electromagnético que nos protege de ataques enemigos y pasar de una vista en primera persona a otra en tercera persona y viceversa.

La cruceta nos brinda múltiples opciones. Podemos alternar entre torreta y cañón a la hora de enfrentrarnos a los contrincantes, elegir el tipo de munición que queremos utilizar (hay de cuatro tipos como balas normales o explosivos), a qué parte de la nave dirigir los recursos disponibles y, la más importante, ordenar a nuestra tripulación compuesta de dos robots que puesto deben ocupar en tiempo real, dirigiéndolos a una posición de ataque, defensa, de radar o de reparación.

Bonito pero sin personalidad

En cuanto al apartado visual nos encontramos ante un título que sorprende por su aspecto animado y colorido que, aunque no sea impactante, inunda la pantalla de elementos y consigue moverse con fluidez.El apartado sonoro cumple de sobra, sabiendo representar y, lo que es más importante, transmitir lo que sucede en pantalla con composiciones muy acertadas. Además contamos con voces, aunque en inglés.

A esto hay que sumarle algún que otro inconveniente como una cámara que no siempre nos deja ver la acción que sucede en pantalla con claridad. Otra de las barreras que pueden experimentar los usuarios que quieran echarle el guante a Bow to Blood: Last Captain Standing es que nos llega en completo inglés.

Bow to Blood: Last Captain Standing cuenta con una idea original y satisfactoria para quienes quieran ponerse a los mandos de un barco espacial. Esto también puede echar para atrás a quienes quieran un control sencillo de primeras, pues manejar nuestro navío como auténticos capitanes requiere de un periodo de aprendizaje que no todos están dispuestos a pasar. También hay que tener en cuenta que los repetitivos escenarios y la cámara pueden echarnos para atrás para disfrutar un título divertido de jugar.

Resumen
Bow to Blood: Last Captain Standing cuenta con una idea original y satisfactoria para quienes quieran ponerse a los mandos de un barco espacial, que no termina de destacar por sus esccenarios repetitivos y su cámara.
7
Bueno

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Carlos Firás hace 5 meses, 4 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.