Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Clock Simulator

Análisis de Clock Simulator

Los minijuegos y Nintendo se entienden muy bien juntos. No solo por Mario Party, sino por decenas de títulos de dicho género que son perfectos para que familias y amigos puedan tener un buen rato delante de la consola, sin que sea necesaria en la mayoría de los casos un control excepcional del mando y sus botones. Clock Simulator trae varios minijuegos, pero es un caso especial ya que varias de sus pruebas están orientadas a un solo jugador y con una premisa bastante similar.

Tictac dice el reloj

Hay varios juegos que, con uno o dos botones, nos proponen seguir una secuencia rítmica, realizar algún puzle o completar pequeñas pruebas siguiendo un patrón de tiempo. ¿Pero cuál es el patrón más básico de todos? Habrá varias respuestas posibles, pero seguro que una de ellas es el segundo. Y en eso justo se basa este título, en realizar una pulsación por segundo, cumpliendo así con lo que su nombre ya nos ha avisado.

Con esta premisa, tenemos un tutorial para acostumbrarnos visual y sonoramente a lo que es un segundo, pues es la clave para poder jugar. Una vez lo tenemos dominado pasamos a diferentes juegos, como uno en el que el segundero se va cayendo si fallamos, y en el que perdemos si se queda sin ningún pedazo. Hay otros que incorporan elementos extra como cerditos saltando a la comba pero que, en definitiva, es más de lo mismo, pues en dicho ejemplo los muñecos saltan con una pulsación cada segundo.

Clock Simulator… ¿somos un reloj?

Hay pruebas que son para un jugador, pero algunas son para hasta cuatro personas de forma simultánea, de manera que cada uno tiene que llevar su contador mental. Hay modos que resultan más satisfactorios que otros, como en el que se nos dan más o menos puntos según lo hagamos, pero en definitiva hacemos lo mismo una y otra vez.

El título cuenta con un estilo gráfico más trabajado de lo que puede parecer, con relieves, personajes cúbicos y juegos de sombras. No es tampoco que necesite mucho, pero podría ser un desastre en este campo y para nada lo es. De hecho la experiencia visual y sonora (con cascos mejor) es lo que llega a conseguir que el juego sea algo hipnótico y adictivo.

Clock Simulator es un título extraño de minijuegos, pero que pese a que hace lo mismo que otros juegos (es decir, repetir hastra la saciedad una mecánica simple), no tiene el potencial para engancharnos durante mucho tiempo y al poco tiempo cansa. Aunque para matar el tiempo puede venir bien.

Resumen
Varios minijuegos pero un eje central basado en básicamente lo mismo: contar segundos mentalmente de forma eficaz.
5
Simple
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

¿Te ha gustado?

0 0
Comentarios

Para comentar tienes que estar logueado

Si no tienes una cuenta, puedes crearte una al instante para comentar.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 8 meses, 4 semanas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.