Portada » Análisis » Análisis de Port Royale 4

Análisis de Port Royale 4

Comercia en el Caribe, navega y explora, haz crecer a tu ciudad y combate en el mar. Todo esto y más vamos a poder encontrarnos en Port Royale 4, un gigantesco juego de gestión que hará que pasen las horas sin darnos ni cuenta. Esta cuarta entrega llega a la consola híbrida de la Gran N para permitir que podamos jugar en cualquier lugar a uno de los juegos de este género más completos vistos hasta la fecha. ¿Listos para embarcaros en una fascinante y desafiante aventura? Pues coged vuestra mercancía y acompañadnos al Mar Caribe del siglo XVI.

Un juego realmente grande

Hablar de la historia de Port Royale 4 es hablar de la Historia, ya que todo el juego transcurre mientras observamos como se van produciendo los eventos históricos reales que cambiaron el mundo. Este título no posee una historia per sé, ya que el juego se compone de diferentes misiones misiones debemos realizar para conseguir superar las diferentes campañas que se nos plantean.

Tras realizar un tutorial realmente importante, en el que te explican de manera perfecta todas las mecánicas del juego, podemos elegir 4 campañas diferentes de los 4 países que integran este título (España, Francia, Holanda e Inglaterra). La primera, y por ello la más amigable para el jugador es la campaña española, donde vamos a poder hacernos una toma directa con los controles, para poder adquirir la práctica necesaria. Una vez finalizada esta campaña se desbloquean las otras 3.

Comenzamos las campañas eligiendo a nuestro personaje, el que nos va a representar a lo largo de la aventura y con el que hablará el Virrey, máximo responsable de las colonias en Ultramar. Cada personaje tiene sus pros y sus contras, desde permitir que no necesitemos un permiso especial para poder comerciar hasta que los barcos nos cuesten más dinero a la hora de fabricar, por lo que recomendamos estudiar bien a que personaje vais a elegir.

Una vez elegido el personaje comienza la gestión, que es la parte principal del juego. Debemos desde gestionar la ciudad que nos han dado de base hasta crear rutas de comercio y establecer las materias primas que queremos comprar y vender, todo ello vigilando los precios de mercado y cuidando que tus barcos no se rompan o sean asaltados por piratas. Ojo a esto último, pues si nos encontramos con los piratas vamos a tener que hacerles frente, así que no olvidéis construir barcos con cañones.

A veces menos es más

Y lo decimos con toda la razón del mundo, ya que este título no necesita hacer alarde de un gran portento grafico para presentarnos un juego excelente. Su apartado gráfico es sencillo a la par que efectivo, con todos los elementos bien diferenciados y con la facilidad de movernos por el extenso mapa con fluidez sin necesidad de esperar tediosos tiempos de carga. En todo momento podemos alejar y acercar la cámara para poder observar con detenimiento todas las ciudades que componen el Caribe, y durante el tiempo que transcurra mientras jugamos podemos verlas evolucionar y crecer hasta convertirse en grandes urbes con las que comerciar.

En el aspecto sonoro solo podemos darles un sobresaliente, ya que el juego se encuentra perfectamente doblado al castellano, con una calidad excepcional y que nos permite enterarnos de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Port Royale 4 también cuenta con una buena banda sonora que nos acompaña de forma sutil mientras jugamos, además de tener unos efectos sonoros de sonido muy bien implementados y que nos ofrecen la sensación de estar en alta mar.

Os podemos asegurar que al principio os vais a ver abrumados frente a la ingente cantidad de información y de opciones que ofrece Port Royale 4, pero si le dais una oportunidad vais a conseguir la soltura necesaria con la que poder dejar casi el juego en modo automático gracias a todas las gestiones que habéis realizado con anterioridad. Es quizás en el apartado de estrategia donde más complicación puede haber, ya que cuando nos encontremos con los piratas (o ejerzamos la piratería naval) comenzará un combate por turnos para ver quién gana y se queda con el botín. También se pueden automatizar estos combates, pero hay que tener mucho cuidado de ser más fuertes que nuestro oponente.

Port Royale 4. “Con cien cañones por banda…

Viento en popa a toda vela, no corta el mar, sino vuela, un velero bergantín”. Aunque en Port Royale 4 no solo vuela el velero, ya que las horas también lo harán mientras estéis jugando. Este entretenido y desafiante título no es para todo el mundo, ya que os vais a encontrar frente a un juego lleno de opciones y con una ingente cantidad de elementos que gestionar, por lo que aquellos que no sean capaces de aguantar la presión pueden verse superados y dejar el juego.

Sin más solo podemos daros las gracias por aguantar el fuerte oleaje y haber llegado a buen puerto. Y recordad, si os gustan los juegos de gestión aderezados con un pequeño toque de estrategia, no lo dudéis y haceos con este gran título.

Resumen
Port Royale 4 es un impresionante y adictivo juego de gestión que nos transporta al Caribe del siglo XVI, un lugar plagado de aventuras y piratas, donde el comercio es vital para la supervivencia de las colonias que se han establecido en esta zona.
7.5
Bueno

¿Te ha gustado?

1 0
Subscribe
Notify of
guest
Por favor, no introduzcas nombres reales. Los nombre reales completos serán eliminados.
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x