Seguir
Portada » Análisis » Análisis de Ellen

Análisis de Ellen

Los juegos de terror están viviendo un momento dulce, siendo uno de los géneros que más se ha visto beneficiado por el boom indie. La mayoría de ellos son en primera persona, pero otros buscan acercarse al usuario de otra manera. Uno de estos es Ellen, un título de acción lateral pixelada que llega a Nintendo Switch gracias a un port del estudio JanduSoft.

Una investigación más allá de lo normal

En este título manejamos a un investigador que está detrás un caso de lo más particular. Hace años, una familia fue brutalmente asesinada, pero el cádaver de la hija, Ellen, nunca apareció. En el pueblo cercano la gente no quiere hablar del tema, por lo que llevaremos a cabo la investigación en la mansión familiar. Sin embargo, las cosas no son normales y pronto nos toparemos con todo tipo de visiones y criaturas.

La jugabilidad nos tiene en vilo y juega con el sigilo y la exploración. Sin embargo, hay varios aspectos que hay que tener en cuenta. El primero de ellos es relativo al botiquín, un objeto del que debemos recordar su ubicación pues siempre que la aventura nos deje herido (los enemigos nos matan de un golpe, pero sufriremos daños durante la historia) debemos recurrir a él para que nuestro personaje pueda correr y moverse a una velocidad normal. Otro aspecto, que puede suponernos un problema es la linterna, ya que es un objeto que se hace necesario para investigar habitaciones oscuras (y la batería es escasa), un problema que a veces se nos hace presente al encender sin que queramos al salir del menú inventario, ya que detecta el botón B de salir como el de usar la linterna.

Ellen, ¿eres tú?

La historia progresa de una forma adecuada y los sustos que nos esperan son buenos, además de que los monstruos que aparecen dan escalofríos. El suspense es notable, y conforme se va abriendo el mapa iremos explorando toda la mansión y algún que otro lugar para desentrañar el misterio de la pequeña Ellen. El avance se va realizando a través de pequeños puzles y consiguiendo objetos que debemos usar en lugares determinados. El sistema de menús es algo lioso por cómo funciona y por tener la necesidad de asignar objetos de uso habitual a un menú de acceso rápido, pero una vez que lo comprendemos nos hacemos a ello. A lo que sí cuesta hacerse es al tamaño de su fuente (textos en inglés), más pequeña de lo que nos gustaría.

Sin embargo, a pesar de los problemas comentados, su estilo visual, aunque simple, nos atrapa, así como la atmósfera creada por su sonido, personajes, escenarios y la historia de la familia – a la que accederemos a través de varios documentos y algunas secuencias de vídeo. Es una sensación de terror y misterio que nos tiene en vilo durante todo el juego. No solo exploraremos el pasado de la familia y su cruel destino, sino que haremos un viaje a nuestra propia psique y hablaremos con seres de otro mundo.

Ellen es un juego bastante disfrutable y que nos ofrece una buena experiencia de terror, con una atmósfera oscura y tenebrosa que nos tiene pendientes de qué nos asustará al pasar cada esquina. Hay algunos problemas que hacen que no sea una vivencia tan agradable como nos gustaría, pero a la mayoría de sus peculiaridades nos llegamos a acostumbrar. Para los amantes del género, es un título que se debe tener en cuenta para pasar una sesión intensa de juego y terror de unas 4 horas (o varias si lo racionamos).

Resumen
Una buena historia y un buen sistema de juego que se ve empañado por pequeños detalles de control y una fuente excesivamente pequeña.
6.5
Justo
Escrito por
Pikmin de nacimiento y strawhard de corazón, colecciono monedas DK por diversión.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Javier Aranda hace 5 días, 19 horas.

Debes estar registrado para responder a este debate.

Contraseña perdida

Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.